Deficiencia de Boro en el Cultivo de Maíz


Marzo de 2019

Autor: Equipo Editorial INTAGRI

El Boro (B) es uno de los 8 micronutrientes esenciales para el desarrollo de las plantas y desempeña un papel fundamental en el desarrollo normal del tejido reproductivo (desarrollo de anteras, crecimiento del tubo polínico, germinación del polen, polinización y amarre del fruto), además participa en la síntesis de proteínas y transporte de azúcares. También interviene en la formación y estabilidad estructural de la pared celular, así como en el desarrollo apical del tallo y la raíz. Leer más en: Funciones Críticas del Boro en los Cultivos.

A nivel mundial, la deficiencia de boro ha sido reconocida como el segundo micronutriente más importante en los cultivos, sólo después del zinc. En México, los niveles de boro en más del 70 % de los suelos agrícolas están calificados como moderadamente bajos a muy bajos, por lo tanto, los cultivos tienen alta respuesta a la aplicación del boro en el programa de fertilización.

Los requerimientos de boro pueden variar según el tipo de planta, pero el rango para la concentración de boro en la solución del suelo entre la deficiencia y la toxicidad es menor que otros nutrientes. Se ha reportado previamente que el cultivo de maíz tiene un requerimiento de boro (B) relativamente bajo en comparación de otros cereales, sin embargo, el boro es uno de los micronutrientes que provoca deficiencias más frecuentes en cultivos como el maíz, lo cual puede limitar la expresión del potencial de los híbridos actuales.

Micronutrientes

Figura 1. El Boro es un micronutriente que desempeña un papel fundamental en el desarrollo normal del tejido reproductivo de los vegetales.

En el cultivo de maíz, la falta de boro puede hacer que el tubo polínico no funcione correctamente, lo que hace que los embriones del núcleo no sean polinizados (granos arrugados). También, la deficiencia de boro causa mazorcas cortas y dobladas, tallos estériles, escaso desarrollo del grano, franjas alargadas y acuosas que luego se vuelven blancas en las hojas recién formadas y, finalmente, puntos de crecimiento muertos.

Debido a que muchos otros estreses pueden provocar síntomas similares, es importante analizar en contenido de boro en las muestras de plantas de maíz y de suelo para confirmar una deficiencia de este micronutriente. El diagnóstico correcto y oportuno permitirá prevenir situaciones futuras de deficiencias en el cultivo, lo que favorecerá el rendimiento y la calidad del grano.

Varios factores afectan la absorción de boro por parte de las plantas, incluido el tipo de suelo (textura, pH), contenido de materia orgánica (es la principal fuente de boro en el suelo, donde el boro está disponible a medida que la materia orgánica se descompone), concentración de boro,  humedad (alta precipitación o exceso de riego) y especie de planta. La interacción de boro con otros nutrientes (Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Calcio, Aluminio y Zinc) puede ser sinérgica o antagonista, lo que puede influir en la disponibilidad del boro para las plantas.

Deficiencia de Boro en Maíz

Figura 2. Problemas de polinización en el cultivo de maíz por deficiencia de boro (B).

Fuente: Lordkaew et al., 2011

Boro Zinc Nutrición vegetal

Figura 3. Síntomas de deficiencia de boro en hojas jóvenes del cultivo de maíz.

Fuente: IPNI.

La disponibilidad del boro se reduce a medida que el suelo se seca debido a la escasa precipitación o al riego limitado, debido a la disminución de la movilidad de boro en el suelo por el flujo de masa hacia las raíces de las plantas. El boro es absorbido por las plantas en forma de ácido bórico, que se lixivia fácilmente en los suelos con alta precipitación o riego. El boro es relativamente inmóvil en una planta de maíz y su disponibilidad es esencial en todas las etapas de crecimiento, particularmente durante la floración, polinización y llenado de grano.

Cita correcta de este artículo

INTAGRI. 2019. Deficiencia de Boro en el Cultivo de Maíz. Serie Cereales, Núm. 45. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 3 p.

Fuentes consultadas:

  • Lordkaew, S.; Dell, B.; Jamjod, S.; Rerkasem, B. 2011. Boron deficiency in maize. Plant soil, 342: 207-220.

Gurpreet, K.; Nelson, K. A. 2014. Effect of Foliar Boron Fertilization of Fine Textured Soils on Corn Yields. Agronomy, 5(1): 1-18.

Redes Sociales:

http://rivulis.com/contacto/?lang=es
Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Biofortificación de Cultivos con Zinc

Biofortificación de Cultivos con Zinc

La biofortificación es una técnica viable para contrarrestar la deficiencia de micronutrientes en los cultivos mediante técnicas de fertilización, fitomejoramiento tradicional o biotecnología, obteniendo alimentos vegetales enriquecidos con vitaminas y nutrientes de gran importancia para la dieta alimentaria. Esta técnica se ha implementado con el fin de desarrollar cultivos rentables que puedan incrementar la ingesta de zinc (Zn) o algún micronutriente en las personas con riesgo de deficiencia.

3208 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Polinización de las Hortalizas

Polinización de las Hortalizas

: La polinización es indispensable en la mayoría de los cultivos, no obstante, en los ecosistemas agrícolas los polinizadores silvestres son escasos a causa de malas prácticas de cultivo, uso de insecticidas o herbicidas, que han ido disminuyendo o eliminando sus poblaciones.

3263 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Fertilización del Cultivo de Arándano en Chile

Fertilización del Cultivo de Arándano en Chile

Las dosis a aplicar de cada nutriente debe estar relacionada al nivel de rendimiento del huerto de arándano y a las propiedades químicas del suelo (análisis de suelo), por lo cual, el programa de fertilización a emplear temporada a temporada debe ser específico en cada huerto.

5482 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo