La Lana de Roca como Sustrato en la Horticultura Protegida


Introducción

El uso de sustratos en la horticultura protegida como soporte para el crecimiento de las plantas es muy común, sobre todo en sistemas modernos que han crecido fuertemente en las últimas décadas, y sin lugar a dudas es una de las decisiones más determinantes en el manejo de la producción hortícola. Actualmente es posible encontrar cultivos hortícolas establecidos en diferentes sustratos orgánicos e inorgánicos inertes como: tezontle (roca volcánica), fibra de coco, perlita, turba (peat moss), composta, aserrín, vermiculita y lana de roca. La función de este tipo de materiales es servir de anclaje para la planta, además de ser el medio donde es retenida la solución nutritiva suministrada a las plantas. Cada sustrato tiene particularidades en sus propiedades físicas  y químicas; a continuación abordaremos sobre uno de los más utilizados en la producción de cultivos sin suelo: la lana de roca.

¿Qué es la lana de roca?

Es un material inorgánico obtenido artificialmente a través de un proceso de fusión a aproximadamente 1,600 °C de la rocas ígneas (diabasas) al 60 %, calizas al 20 % y carbón de coque al 20 %. El mineral fundido pasa por unos rotores de alta velocidad que forman fibras finas que luego son enfriadas por una corriente de aire. Posteriormente se le agregan aglutinantes y humectantes, y finalmente se forman las diferentes presentaciones.

La lana de roca en la horticultura protegida

El uso de la lana de roca como sustrato para la producción hortícola se desarrolló en Dinamarca en la década de los 60´s. Desde entonces ha sido notable su crecimiento como sustrato para la producción de tomate, pimiento, melón, berenjena, lechuga, fresa y flores (gerberas, rosas y orquídeas).

Lana de roca

Figura 1. La lana de roca se utiliza como sustrato para la producción de hortalizas en invernadero.

Fuente: Intagri.

La presentación de la lana de roca cambia de acuerdo al desarrollo de la planta, ya que en etapas iniciales se usa para semilleros en forma de taco circular o granular, después se trasplanta a un bloque de sustrato más grande y finalmente a una tabla con espacios marcados en donde se desarrollará de forma definitiva. Cada presentación del material se adapta a las necesidades hídricas del cultivo, así como a su necesidad de expansión radicular. Dependiendo del estado pueden tener diferentes porcentajes de absorción u orientación de las fibras (horizontal o vertical).

 

 Cuadro 1. Propiedades de la lana de roca como sustrato.

 Fuente: García, 2015.

 Densidad aparente

 0.08 g/cm3

 Porosidad

 < 90%

 Capacidad de retención de agua

 50 a 85 %

 Agua fácilmente disponible

 45 a 85 %

 Aireación

 < 35 %

 pH

 Ligeramente alcalino

 

Ventajas, ¿por qué usar lana de roca?

Es un material cuyas propiedades físicas y químicas lo hacen un producto sumamente atractivo para la industria hortícola. A continuación se enuncias las ventajas de la lana de roca:

- Material inerte: Gracias a su origen mineral  y proceso de producción a altas temperaturas es un sustrato libre de patógenos. Por otra parte, aunque está compuesto por diferentes óxidos de calcio y silicatos que provocan una reacción inicial alcalina, es un material inerte químicamente por su nula capacidad de intercambio catiónico y amortiguamiento.

- Uniformidad de lotes. Debido a su origen y proceso de producción, es un material con alta homogeneidad, lo que facilita el manejo.

- Disponibilidad de agua. Es un material altamente poroso capaz de retener agua que es fácilmente asimilable por la planta, es decir, retiene mucha agua pero también fácilmente lo libera, por lo que el manejo de la relación agua-aire es inestable. Lo anterior es un aspecto importante en el manejo y suministro de la solución nutritiva.

- Se ha observado que el uso de este sustrato puede mejorar la calidad y cantidad (Cuadro 2) total de la cosecha obtenida en el cultivo de tomate, además de que se tiene un ahorro en la cantidad de agua necesaria para producir un Kg de tomate (35 L) en comparación con la producción en suelo (43 L).

 

 Cuadro 2. Rendimiento de frutos de tomate cultivados en distintos sustratos y su porcentaje

 de aumento respecto a la producción en suelo.

 Fuente: Wellman y Verwer, 1983.

Sustrato

Rendimiento (kg/m2)

% aumento

 Suelo

14.8

0

 Turba

16.7

13

 Lana de roca

17.7

20

 

Desventajas de la lana de roca

- Durabilidad y costos. Es un material que por su origen no se degrada, sin embargo tiene una estabilidad mecánica baja y duración limitada. Además, por su proceso de producción industrial llega a ser un sustrato de alto costo.

- Capacidad térmica. Presenta variaciones rápidas por su inercia térmica (capacidad de absorber y perder calor), conforme aumenta la radiación sube de manera rápida su temperatura, y viceversa.

- Capacidad de retención de agua. Su capacidad de retención hídrica es buena, pero para aprovechar mejor sus propiedades se recomienda que justo antes de utilizarlo se sature de agua durante 24 o 48 horas para mantener esta característica. Posteriormente, la humedad se debe monitorear para mantenerlo por encima del 40 %, de lo contrario se generan problemas para la re-saturación o re hidratación del sustrato. Es importante considerar que la humedad también afecta otra característica importante para la planta, la conductividad eléctrica, pues si no se tiene una buena cantidad de agua tienden a fluctuar de manera agresiva los niveles de este parámetro.

La elección del sustrato a utilizar está definido principalmente por sus propiedades físicas,  disponibilidad, costos y experiencia en el manejo. Es por ello que los diferentes especialistas coinciden en que no existe el sustrato “ideal”, más bien se debe seleccionar el sustrato que mejor se conozca y esté disponible en la región. Lo más importante es que el sustrato tenga una relación aire-agua adecuada, pues esta característica está íntimamente relacionada con la precisión en el manejo del riego y la nutrición del cultivo.

Rock wool

Figura 2. Lana de roca usada como sustrato en la producción de tomate racimo.

Fuente: Intagri.

Cita correcta de este artículo

INTAGRI. 2017. La Lana de Roca como Sustrato en la Horticultura Protegida. Serie Horticultura Protegida Núm. 34. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 4 p.

Fuentes consultadas:

  • Baixauli, S. C.; Aguilar, O. J. M. 2002. Cultivo sin Suelo de Hortalizas. Aspectos Prácticos y Experiencias. Serie de Divulgación Técnica No 53. Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación. Valencia, España.
  • Bussel, W.T.; McKennie, S. 2004. Rockwool in Horticulture, and It´s Importance and Sustainable use in New Zeland. New Zeland Journal of Crop and Horticultural Science 32:29-37.
  • Castellanos, Z. J. 2015. La Elección de los Sustratos y el Tamaño de Alveolo en las Charolas. Sesión del  Diplomado Internacional en Horticultura Protegida. Intagri- Universidad de Almería. Gto., México.
  • García, P. J. M. 2015. Lana de Roca. Sesión del Diplomado Internacional en Horticultura Protegida. Intagri-Universidad de Almería. Gto., México.

Redes Sociales:

mailto:marketing@intagri.com.mx?subject=Me%20interesa%20contratar%20anuncios%20web%20in%20intagri.com
http://rivulis.com/contacto/?lang=es
Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Los Sustratos Para la Horticultura: El manejo del pH

Los Sustratos Para la Horticultura: El manejo del pH

Los cultivos suelen desarrollarse en un amplio rango de pH del sustrato sin aparentes desórdenes fisiológicos, siempre y cuando todos los nutrientes se suministren en sus formas químicas asimilables. No obstante, el crecimiento y desarrollo de las plantas se ven reducidos de manera significativa en condiciones de acidez o alcalinidad extremas. El manejo del pH en sustratos es fundamental para un adecuado desarrollo de los cultivos y para poder lograr altos rendimientos.

9209 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


El Tezontle como Sustrato para la Producción Hortícola

El Tezontle como Sustrato para la Producción Hortícola

Uno de los sustratos más utilizados en los sistemas de producción sin suelo en el centro de México es el tezontle o roca volcánica, principalmente por sus excelentes características físicas y químicas, disponibilidad, fácil manejo y bajo costo de adquisición. El tezontle es un mineral procedente de la erupción de los volcanes y presenta alta heterogeneidad en el tamaño de la partícula. Conocer las propiedades físicas y químicas del tezontle es indispensable para evaluar su aptitud en el soporte de los diferentes cultivos hortícolas, y especialmente el manejo que requiere.

15334 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


La Caracterización de los Sustratos para la Horticultura

La Caracterización de los Sustratos para la Horticultura

Una alternativa para producir en áreas donde el crecimiento de los cultivos se ve restringido por problemas en el suelo es el uso de sustratos. El empleo de sustratos dentro de la horticultura protegida ha facilitado el uso de terrenos pedregosos o infértiles, además de reducir el contacto de las raíces con los patógenos del suelo. Las propiedades físicas y químicas de los sustratos influyen en el manejo del riego y la nutrición de las plantas, mientras que las propiedades biológicas afectan la estabilidad y la liberación de elementos o sustancias que pueden beneficiar o afectar al cultivo.

9783 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo