Los Sustratos Para la Horticultura: El manejo del pH


El pH en los sustratos

Los cultivos suelen desarrollarse en un amplio rango de pH del sustrato sin aparentes desórdenes fisiológicos, siempre y cuando todos los nutrientes se suministren en sus formas químicas asimilables. No obstante, el crecimiento y desarrollo de las plantas se ven educidos de manera significativa en condiciones de acidez o alcalinidad extremas.

La tasa de asimilación de nutrientes, capacidad de intercambio catiónico (CIC) y actividad biológica son las principales factores en donde el pH ejerce sus efectos.  Bajo condiciones  de cultivo intensivo, se recomienda mantener el pH del sustrato dentro de un intervalo reducido. Por ejemplo, para cultivos de hortalizas en hidroponía, el valor ideal de pH (solución del sustrato) se sitúa entre 5.5 y 6.8.

 cultivo en sustrato de fibra de coco

Figura 1. Cultivo en sustrato fibra de coco

Afectaciones en la producción por el pH

Valores de pH menores a 5 en sustrato, en la producción de cultivos, puede ocasionar deficiencias de N, K, Ca, Mg y B. Por otro lado, valores de pH mayores a 6.5 puede disminuir la asimilación de P, Fe, Mn, B, Zn y Cu. También se pueden presentar casos fitotóxicos (pH menor a 5) como los óxidos metálicos (Fe, Mn, Cu, Zn, etc.), pues estos se hacen más solubles al bajar el pH. 

En el contexto de sustratos orgánicos, el pH óptimo para este grupo suele moverse entre 5.2-6.3, ya que en este rango se favorece significativamente la actividad de los microorganismos benéficos para las plantas como las bacterias nitrificantes y hongos micorrízicos. Otra característica distintiva y muy probablemente favorable para la producción de cultivos en sustratos orgánicos, es que éstos poseen mayor capacidad tampón en un amplio intervalo de pH que los sustratos minerales.

La mejora del pH en los sustratos

Cuando un sustrato orgánico tiene un pH fuera del rango favorable mencionado, es necesario llevar a cabo un ajuste para que el cultivo en desarrollo no tenga afectaciones desde su inicio. Para el caso de sustrato ácidos (turba Sphagnump. ej.), se requiere de la adición de un material encalante (cal o dolomita) para provocar un incremento en el pH. Mientras que el pH alcalino de sustratos básicos (v. gr. Corteza de pino) puede reducirse mediante la adición de azufre. La cantidad de cal o azufre a añadir al sustrato depende del pH original, del pH final a alcanzar y de la capacidad de intercambio catiónico, siendo la necesidad de enmienda tanto mayor cuanto mayor es la capacidad de cambio del material. 

El pH alcalino de algunos sustratos minerales inertes (lana de roca, perlita, etc.) puede ser neutralizado por la solución nutritiva, ya que el poder tampón de estos es prácticamente nulo.

El pH en los sustratos

La importancia de analizar los sustratos

El manejo del pH tanto en sustratos inorgánicos como orgánicos es fundamental para un adecuado desarrollo de los cultivos y para poder lograr altos rendimientos en estos sistemas de cultivo, que como se sabe hoy en día suelen ser grandes herramientas de la horticultura protegida. Tan sólo de esta característica desprenden un sin número de procesos que pueden favorecer o impedir un adecuado desarrollo de los cultivos, por esta razón el análisis químico del sustrato a utilizar (previo a la plantación) es indispensable para poder regularlo si es necesario y comenzar la producción sin restricciones algunas. Pero también es ideal analizar el sustrato en los ciclos siguientes de reutilización del sustrato, pues sus características físicas y químicas sufrirán variaciones.

 El análisis del sustrato

Figura 2. El analisis de sustrato es fundamental para conocer las condiciones en las que el cultivo se desarrollara, y se permite hacer las correcciones pertinentes previas al incio del cultivo

Curso Avanzado de Producción de Hortalizas en Invernadero y Malla Sombra Culiacán

Redes Sociales:

mailto:marketing@intagri.com.mx?subject=Me%20interesa%20contratar%20anuncios%20web%20in%20intagri.com
http://rivulis.com/contacto/?lang=es
Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Nutrición proteica y energética en la alimentación del ganado

Nutrición proteica y energética en la alimentación del ganado

Los alimentos son los encargados de aportar al organismo toda la energía que necesita para llevar a cabo sus funciones productivas, reproductivas y poder mantenerse en perfecto estado. Los animales obtienen energía a partir de los lípidos, carbohidratos y proteínas; estas últimas son nutrientes esenciales que forman la estructura de los organismos y permiten su crecimiento y desarrollo. Generalmente en los sistemas de pastoreo, las dietas suelen presentar desbalances en las cantidades de energía, proteína y bajos contenidos de materia seca.

365 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Valor Nutritivo de los Forrajes y su Relación con la Nutrición Proteica de Rumiantes

Valor Nutritivo de los Forrajes y su Relación con la Nutrición Proteica de Rumiantes

La condición corporal en rumiantes, es atribuida al consumo de energía, el consumo y el tipo de proteína, demostrando tener una influencia en las respuestas productivas y reproductivas de los animales. La proteína cruda de los forrajes se divide en proteína verdadera y nitrógeno no proteico (NNP); la proteína verdadera de los forrajes constituye del 60 % al 80 % del nitrógeno total, el resto está conformado por el NNP soluble y por pequeñas cantidades de nitrógeno lignificado.

430 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


El Pastoreo y su Relación con la Nutrición de Rumiantes

El Pastoreo y su Relación con la Nutrición de Rumiantes

En México la ganadería ocupa más del 50% del territorio nacional y mantiene cerca de 32 millones de cabezas de ganado bovino. La producción de leche y carne, es de más de 10,000 millones de litros y de 1,5 millones de toneladas, respectivamente. Los rumiantes son de particular importancia para la sustentabilidad de los sistemas de producción agrícola ya que tienen la habilidad de convertir carbohidratos y proteínas presentes en los vegetales (energía no digestible) en formas disponibles para el consumo humano como la leche, carne, etc. La digestión se inicia cuando el animal toma un bocado, una vez en el rumen, el alimento empieza a sufrir fermentación, y los microorganismos digieren el alimento, resultando en productos finales que sirven como una fuente mayor de nutrientes para el animal, entre los principales productos formados son amonio, metano, dióxido de carbono, y ácidos grasos volátiles (AGVs).

505 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Anónimo comentó:
Publicado: 2016-11-24 00:20:07
excelente articulo
reneomarhr comentó:
Publicado: 2016-11-30 17:00:06
Muchas gracias por su interés. Lo invitamos a seguir visitando nuestros artículos.