El Cultivo de la Naranja


Autor: Equipo Editorial INTAGRI

La naranja dulce (Citrus sinensis (L.) Osbeck) de la familia de las Rutáceas es una de las especies del grupo de cítricos de mayor importancia económica y alimenticia. La parte comestible de la planta es el fruto que se caracteriza por ser una fruta amarilla en diferentes tonalidades con forma globosa u oblongo. Se utiliza para su consumo en fresco como fruta de temporada o para la extracción de zumo. También se emplea en la industria agroalimentaria para la elaboración de jugos, licores, mermeladas, pectinas, jaleas y en productos de confitería. Es un cultivo muy apreciado por su contenido de vitamina C.

Requerimientos edafoclimáticos

Suelo. La naranja dulce al igual que todos los cítricos, para un adecuado desarrollo y producción, requiere de suelos bien drenados con texturas arenosas a francas con una buena profundidad. Cuando los suelos tienen una proporción superior al 50 % de arcilla, el crecimiento de las raíces se ve seriamente restringido. La permeabilidad del suelo debe oscilar entre 20 y 25 cm/h y deben evitarse suelos con una permeabilidad superior a los 40 cm/h, incapaces de retener el agua, o inferiores a 5 cm/h, con gran facilidad de encharcamiento. La conductividad en el extracto de saturación deberá estar entre 1.7 y 3.2 dS/m y el pH del suelo adecuado oscila entre 5 y 6.

Frutos maduros de naranja antes de ser cosechados

Figura 1. El fruto de naranja dulce es apreciado por su sabor dulce y contenido de vitamina C.

Foto: Intagri.

Temperatura. La temperatura adecuada para el desarrollo de la planta y de los frutos de naranja dulce oscila entre los 23 y 34 °C, señalándose como valor máximo de cultivo, sin efectos secundarios indeseables, 39 °C y mínimo de 13 °C.  Al igual que todos los cítricos, la naranja dulce puede vivir sin sufrir daños importantes a temperatura de 0 a 50 °C.

Humedad relativa y viento. Se adaptan bien a valores de humedad relativa que pueden ir de 35 a 80 %. Debe procurarse evitar en el cultivo vientos mayores a 25 km/h, pues estos pueden dañar severamente la calidad de los frutos.

Establecimiento y labores culturales

Preparación del terreno. En terrenos inclinados no conviene mover el suelo con maquinaria, por lo que su preparación deberá limitarse solo a eliminar la maleza presente mediante chapeo o aplicación de herbicidas. Mientras que en terrenos planos las labores de preparación consistente en el barbecho a una profundidad de 20 a 30 cm y posteriormente realizar el rastreo cruzado para desmoronar bien los terrones; finalmente, se debe nivelar el terreno para evitar encharcamientos.

Trasplante. Para el trasplante de las plantas de naranja dulce en la huerta se deben hacer cepas con dimensiones de 50 x 50 x 50 cm. Al realizar la cepa debe separarse el suelo superficial (primeros 30 cm) que es más fértil del que está en el fondo (20 cm). Al momento del trasplante se invierten la posición, para que el suelo más fértil quede en el fondo. La cepa se realiza unos dos días antes del trasplante para airearse y que la temperatura se homogenice. Al momento de trasplantar se colocan aproximadamente 5 cm de suelo en el fondo de la cepa y encima 40 gramos de superfosfato de calcio triple, aunque también se puede aplicar composta u algún otro abono orgánico. Al momento de trasplantar, se debe cuidar de no maltratar las raíces de la planta y de cubrirlas totalmente con el suelo extraído, apisonándolo conforme llenamos la cepa y procurando que el cuello de la planta quede ligeramente por encima de la superficie del suelo, para que cuando el cepellón asiente el cuello quede al nivel de la superficie del suelo. El trasplante se recomienda hacerlo en épocas de humedad, durante las últimas horas del día para evitar posibles deshidrataciones. También se debe regar a las plantas después del trasplante y tres días después

Densidad de plantación. Las distancias de plantación en naranja dulce dependen del tamaño final que alcanzará el árbol en su etapa adulta, lo cual a su vez depende del clima y tipo de suelo donde se desarrollen. En el cuadro 1 se sugieren algunos distanciamientos para la plantación del cultivo.        

 

 Cuadro 1. Distancias para el cultivo de naranja dulce según el tipo de suelo.

 Fuente: Curti-Díaz et al., 1998.

Tipo de suelo

Distancia entre árboles (m)

Número de árboles por hectárea

Marco real y tresbolillo

Rectángulo

Marco real

Tresbolillo

Rectángulo

Ladera

6 x 6

6 x 4

278

319

416

Plano pesado

7 x 7

7 x 4

204

235

357

---

8 x 4

---

---

313

Plano ligero

8 x 8

8 x 5

156

180

250

 
 

Independientemente del distanciamiento y sistema de plantación, las hileras deben orientarse de norte a sur para aprovechar mejor la luz solar.

Control de malezas. Para el control de malezas se tienen métodos manuales, mecánicos, biológicos y químicos para su control. Dentro del método manual tenemos el uso del machete para cortar la maleza a ras de suelo y en épocas secas a una altura de 10 a 20 cm para conservar la humedad. El uso de la desbrozadora, chapeadora y rastra son ejemplos de métodos de control mecánico de malezas en huertas de naranja dulce. En cuanto al control biológico, se pueden sembrar cultivos de cobertera que eviten la germinación y crecimiento de malezas; los cuales también ayudan a conservar la humedad del suelo, evitan la erosión y en el caso de ser leguminosas aportan nitrógeno. El control químico de las malezas se realiza a través de herbicidas, con diferentes modos de acción y que pueden selectivos o no selectivos. El uso de un herbicida u otro dependerá de las especies de malezas que se tengan presentes. El uso y aplicación de herbicidas deberá estar asesorado por un técnico capacitado.

Poda del cultivo. Según el propósito que persigamos, en el cultivo de naranja dulce podemos llevar a acabo podas de formación, fructificación y mantenimiento, saneamiento y rejuvenecimiento. Para conocer más sobre el momento y forma de realizar cada una de las podas en el cultivo de naranja dulce puede consultar el siguiente artículo: Podas en los Cultivos de Cítricos.

Riego en el cultivo

El requerimiento de agua por parte del cultivo de naranja dulce depende de las condiciones climáticas y el desarrollo del cultivo. No obstante, se reporta que para producir buenos rendimientos y fruta de calidad en naranja dulce las necesidades hídricas varían entre los 7,500 y 12,000 m3/ha/año. Por otro lado, debe tenerse en cuenta que la conductividad eléctrica del agua de riego deberá encontrarse entre 0.9 y 3.0 dS/m para evitar problemas en la productividad del cultivo.     

Métodos de aplicación. En el cultivo de naranja puede aplicarse el riego rodado, por microaspersión o goteo. Este último el más eficiente en cuanto al uso del agua y que actualmente gana más adeptos, no solo por lo eficiente que es, sino por su utilidad para suministrar fertilizantes a través del fertirriego. Para conocer más sobre los beneficios del riego por goteo en naranja y en cítricos puede consultar el siguiente artículo: Riego por Goteo para el Cultivo de Cítricos.

¿Cuándo regar? El método más eficiente y práctico para saber cuándo y cuánto regar, es el uso de tensiómetros. Se recomienda aplicar una batería de tensiómetros uno a 30 cm y otro a 60 cm, el primero nos indicará el momento del riego y el segundo sirve para definir el volumen de agua. Estos tensiómetros deberán colocarse en la zona con mayor concentración de raíces, es decir, en la parte media entre el tronco y la circunferencia del área de goteo. Los valores usuales a los cuales se riega el cultivo varía dependiendo de la textura del suelo, en suelos ligeros van de 30 a 40 centibares (cb), en suelos francos va de 40 a 50 cb y en suelos pesados de 50 a 60 cb. 

Fertilización del cultivo

Para que una huerta de naranja dulce tenga altos rendimientos y su fruta sea de calidad, es necesario reponer los nutrimentos que consume del suelo. Para conocer la cantidad que se debe aplicar de cada nutrimento es solo posible con algunas herramientas como es el análisis de suelo y el análisis foliar del cultivo. Con base en estos análisis se puede establecer un programa de fertilización del cultivo que garantice un alto rendimiento. También se debe tener en cuenta la extracción de nutrimentos que realiza el cultivo a lo largo del año. Para conocer recomendaciones de fertilización del cultivo de naranja, recomendamos el siguiente artículo: Nutrición de Cítricos de Alto Rendimiento.

Tensiómetro establecido en suelo para medir humedad

Figura 2. Los tensiómetros ayudan a determinar cuándo y cuánto regar en el cultivo de naranja.

Foto: Intagri.

Época de aplicación. Se recomienda aplicar los fertilizantes en arboles adultos uno o dos meses y medio antes de la floración. Aunque en huertas muy productivas el nitrógeno se recomienda fraccionarlo en dos aplicaciones, con 60 % del requerimiento previo a la floración y el resto a los 5 o 6 meses.

Métodos de aplicación. El método de aplicación depende de la topografía del terreno. Si el suelo es plano o con pendiente ligera, el fertilizante se aplica en banda en el sentido de las hileras y de ambos lados del árbol o también se puede aplicar en forma de ruedo dentro de la zona de goteo. En suelos con mucha pendiente se aplica en media luna superior del árbol. En cualquier caso conviene enterrar el fertilizante unos 10 cm para reducir la volatilización del fertilizante. El empleo del fertirriego es un método que ha revolucionado la aplicación de los nutrimentos en los cultivos y la naranja no es la excepción. En este sentido, el empleo del fertirriego permite fraccionar los requerimientos de fertilizantes de acuerdo a la demanda del cultivo. Si desea conocer más sobre el fertirriego en naranja y cítricos puede consultar el articulo Manejo de la Fertirrigación en Cítricos.

Cosecha

La cosecha de la naranja se lleva a cabo cuando el comprador de la cosecha indica que se tienen los parámetros de calidad que demanda. Sin embargo para el caso de México la época de cosecha se lleva a cabo de enero a marzo, donde la calidad de la fruta y rendimiento son los mejores. Cosechas tardías en abril y mayo reducen el rendimiento y aumentan el riesgo de alternancia en el cultivo, aunque es en esta temporada que la concentración de azucares por tonelada de fruta es mayor y alcanza mejor precio en el mercado, sobre todo en la industria juguera.

Cita correcta de este artículo 

INTAGRI. 2021. El Cultivo de la Naranja. Serie Frutales, Núm. 77. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 4 p.

Literatura consultada

  • Curti-Díaz, S. A.; Díaz-Zorrilla, U.; Loredo Salazar, X.; Sandoval, R. J. A.; Pastrana-Aponte, L; Rodríguez-Cuevas M. 1998. Manuela de Producción de Naranja para Veracruz y Tabasco. Libro Técnico N° 2. CIRGOC-INIFAP-SAGAR. México. 175 p.
  • Reyes-Ortiz, P. A.; Gómez-Cruz, M. A.; Schwentesius-Rinderman, R.; Gómez-Tovar, L.; López-Herrera, E.; Tecpa-Jiménez, A. J. 2017. Producción de Naranja (Citrus sinensis L. Osbeck) Variedad Valencia Tardía bajo Manejo Orgánico en San Pablo, Papantla de Olarte; Veracruz. Universidad Autónoma Chapingo. México. 20 p.
  • Agustí, M. 2010. Fruticultura. Ed. Mundi-Prensa. España. 507 p.

     

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Fertirriego en Maíz

Fertirriego en Maíz

Una de las principales tecnologías que permiten lograr una alta productividad en maíz es el fertirriego. En maíz, el fertirriego ha demostrado ser una tecnología eficiente y rentable, sobre todo en las regiones donde la disponibilidad de agua es limitada, logrando aprovecharla eficazmente e incrementando los rendimientos.

8791 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Aprende a Usar el Fertirriego de Manera Eficiente

Aprende a Usar el Fertirriego de Manera Eficiente

La agricultura es la actividad de mayor demanda de agua a nivel mundial, representando globalmente el 69% de toda la extracción. De acuerdo con lo anterior se han implementado métodos modernos de producción con el fin de hacer eficiente el uso del agua y de los insumos agrícolas, como el fertirriego. El uso del fertirriego permite aplicaciones precisas y frecuentes de fertilizantes, además de aumentar la eficacia en la absorción de nutrientes por las plantas y la pérdida por lixiviación disminuye.

6842 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Importancia del Fertirriego en la Tecnificación de Cultivos

Importancia del Fertirriego en la Tecnificación de Cultivos

Los cultivos tradicionales sin fertirriego o con sistemas de riego básicos, son cultivos que históricamente se han establecido en condiciones de suelo y clima favorables. Sin embargo, ante la necesidad de contar con mayor producción de alimentos, la implementación de sistemas de fertirriego, ha permitido que suelos o regiones con aparentes limitaciones productivas se conviertan en un potencial productivo agrícola importante.

23984 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Para realizar un comentario tienes que iniciar sesión

Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo