Los Riesgos de una Mala Aplicación de Herbicidas


Las malezas representan un problema recurrente en la mayoría de los espacios cultivables y al igual que los cultivos son resultado de una selección involuntaria del hombre, pues hoy en día se tienen especies que predominan sobre los cultivos y causan pérdidas económicas totales. A nivel mundial existen alrededor de ocho mil especies de malezas y de los daños causados por plagas en la agricultura las malezas ocasionan el 13 %. Entre los problemas que causan están: competencia por luz y nutrientes con el cultivo, son hospederas de plagas y enfermedades, liberan compuestos tóxicos para evitar el crecimiento de otras plantas y causan dificultades al momento de la cosecha pudiendo contaminarla. Para el control de las malezas el método químico basado en la aplicación de sustancias conocidas como herbicidas es el más utilizado. De acuerdo a reportes de Mordor Intelligence, en el año 2015 el mercado mundial de plaguicidas tuvo un valor de 58.5 millones de USD, de las cuales el 44, 21, 26 y 9 % correspondieron a herbicidas, insecticidas, fungicidas y otros, respectivamente. Estos datos demuestran que se utilizan altos volúmenes de herbicidas y aunque cumplen una función importante, deben ser manipulados con precaución ya que son sustancias peligrosas para el hombre y el ambiente. A continuación se abordan los riegos de una mala aplicación de herbicidas, tanto al hombre como para el cultivo y el ambiente.

Riesgo a la seguridad

Desde su invención se conoce que los agroquímicos son peligrosos en exposiciones directas al instante o a largo plazo para la salud humana. El manejo adecuado de herbicidas ayuda a evitar el riesgo de efectos secundarios o incluso intoxicación que puede ser mortal con altas dosis en humanos (Cuadro 1). Los afectados con una mala aplicación son:

  • Consumidores: el producto en su mayoría se comercializa y está a disposición de personas que ingieren sin conocimiento de los residuos de productos dañinos en mercados locales, donde muchas veces no se tiene un proceso de calidad e inocuidad.
Persistencia de Malezas

Figura 1. La persistencia de las malezas es uno de los principales riesgos de un mal manejo de los herbicidas.

Fuente: Intagri, 2017.

  • Trabajadores: manipulan directamente el producto y realizan la aplicación quedando expuestos al compuesto durante el tiempo que dure la actividad. En este sentido es importante revisar la etiqueta de los herbicidas, mismas que traen la información necesaria sobre: ingrediente activo, dosis y forma de aplicación, grado de toxicidad, primeros auxilios en caso de intoxicación, entre otras.
  • Medio ambiente: el abuso en el uso de herbicidas puede ser dañina a organismos que no son objetivos de la aplicación como la flora nativa, además puede contaminar el agua, el suelo y el aire.

Riesgo de resistencia

El control químico de malezas se realiza interrumpiendo el crecimiento o inhibiéndolo por medio de sustancias de origen natural o químico que actúan sobre la planta provocando su muerte. Sin embargo, una mala cobertura o aplicación de dosis fuera del rango recomendado tiene consecuencias como la persistencia de las malezas y que estas compitan con el cultivo por nutrientes, espacio y luz, y el posible riesgo de desarrollo de resistencia. La resistencia es la capacidad de las malezas de sobrevivir a un tratamiento con herbicida y además es heredable.

La falta de conocimientos técnicos para la elección de herbicidas con diferente modo de acción y la aplicación poco eficiente y oportuna del producto han provocado que muchas poblaciones de malezas tengan resistencia a algunos ingredientes activos.

 Cuadro 1. Dosis media letal de herbicidas.

 Fuente: Ferrer, 2003.

Herbicida

Dosis (mg/Kg)

 Paraquat

50 - 100

 Diquat

100 - 300

 2,4 D

300 - 500

 Propanil, diclorprop

500 - 100

 Cloratos Na y K

> 1000

Hoy en día existen especies que sobreviven a ingredientes activos de distintos herbicidas y esto hace que los productos que llevan mucho tiempo pierdan efectividad volviéndolos susceptibles a generar resistencia a un gran número de especies (Figura 2). Actualmente se han reportado 251 especies de malezas resistentes a herbicidas en el mundo, de las cuales 146 son dicotiledóneas y 105 monocotiledóneas; la resistencia se ha detectado a 162 herbicidas diferentes.

La resistencia incrementa el costo del manejo de malezas, reduce las opciones de herbicidas viables para el control de malezas y provoca pérdidas del rendimiento potencial e ingresos del productor. Su manejo requiere de cambios en las prácticas de manejo de malezas y del cultivo.

Riesgo de toxicidad

El daño más común por herbicidas en las plantas es la toxicidad y tiene muchas causas que implican manejo del producto y la aplicación. Las causas más comunes del riesgo de toxicidad son:

Aplicación directa. Hay dos tipos de daño por aplicación directa, el primero es el traslape que consiste en un mal recorrido del tractor al dar vuelta y pasar con la orilla de la barra dos veces sobre el mismo surco o cama de siembra, y el segundo es cuando se aplica directamente sobre el cultivo pero la etapa no es la adecuado por lo que la aplicación debe ir dirigida evitando tocar las hojas.

Sobredosificacion. El cálculo de la dosificación en las aplicaciones tiene su importancia sobre la cantidad de ingrediente activo que actúa en el área de cultivo.

Figura 2. Principales herbicidas y el número de especies que son resistentes a éstos.

Fuente: Heap, 2016.

Herbicidas y resistencias

El tamaño de gota al igual influye en la cobertura (Figura 3), puede aumentar o disminuir con el tipo de boquilla e incluso evitar la deriva. Otro elemento a evitar son las variaciones de velocidad en el equipo de aspersión, pues la permanencia de la aplicación en un sitio añade mayor cantidad de producto a un área generando daño.

Residualidad. Dependiendo del herbicida algunos son de fácil desintegración ya sea en el aire o suelo por medio de microorganismos, sin embargo algunos que poseen actividad en el suelo tienen mayor permanencia y se deben respetar los intervalos entre siembra de cultivos puesto que si el producto que se usó el ciclo pasado sigue activa y el cultivo a sembrar es susceptible se generan pérdidas importantes.

Contaminación. Las contaminaciones no solo afectan al ambiente, después de la aplicación se deben eliminar todos los residuos del equipo, especialmente los de herbicidas que no son selectivos pues dañan a todo tipo de plantas; en este caso la limpieza y mantenimiento del equipo de aspersión previene daños por residuos de productos a los cultivos, especialmente cuando el equipo se utiliza para otros fines como fertilización foliar, etc.

Deriva. En las aplicaciones a campo abierto influye de gran manera el viento (Figura 4), pues es determinante para decidir cualquier aplicación de agroquímicos, se considera estable una velocidad de viento entre 7 y 10 km/h, que se puede medir con aparatos (Figura 3) accesibles y disponibles en la mayoría de puntos de venta de equipos.

Papel hidrosensible y anemómetro

Figura 3. Elementos útiles para aplicaciones eficientes de herbicidas: papel hidrosensible (izq.) para evaluar uniformidad de aplicación y anemómetro (der.) para medir velocidad del viento.

Fuente: Intagri.

La deriva se produce cuando el viento tiene una velocidad mayor a 10 km/h y acarrea el producto desde la zona de aplicación hasta otra no deseada donde puede provocar daños a otros cultivos, cuerpos de agua, fauna silvestre o comunidades cercanas. Este riesgo se puede reducir modificando la altura de la barra, la selección de la boquilla usada y con coadyuvantes antideriva que aumente el peso de la gota. Este fenómeno se identifica por quemaduras en las orillas colindantes de cultivos aledaños.

Cita correcta de este artículo:

INTAGRI. 2017. Los Riesgos de una Mala Aplicación de Herbicida. Serie Fitosanidad Núm. 93. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 4 p.

Literatura consultada:

  • Brambilla, L. 2014. Buenas Prácticas en la Utilización de Fitosanitarios. INTA. Argentina. 6 p.
  • Díaz, S.J. 1995. Como Reconocer y Evitar Daños por Herbicidas en los Cultivos. En: Seminario de Protección Vegetal. Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA). Chile. 243-250 p.
  • Rosales, R. E. 2017. Curso Teórico-Práctico sobre Manejo Integrado de Malezas. Intagri. Celaya, Gto.
  • Ferrer, D.A. 2003. Intoxicación por Plaguicidas. Anales del Sistema Sanitario de Navarra 26 (Suppl 1): 155-171.
Deriva herbicidas

Figura 4. Ilustración de deriva por acción del viento.

Fuente: Intagri, 2017.

2do Congreso Internacional de Fitosanidad en Hortalizas

Redes Sociales:

http://rivulis.com/productos/drip-tapes/t-tape/?lang=es
Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


El Suelo: Un Banco de Malezas

El Suelo: Un Banco de Malezas

El suelo es un importante banco de semillas de diferentes especies vegetales que pueden permanecer un largo tiempo después de ser depositadas y emerger cuando existen condiciones favorables para completar su ciclo y dispersar sus estructuras reproductivas (semillas, yemas, rizomas, tubérculos, etc.).

5871 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Manejo de Malezas en la agricultura Orgánica

Manejo de Malezas en la agricultura Orgánica

En agricultura orgánica el principio básico para el manejo de malezas es la prevención. Un buen manejo de malezas en agricultura orgánica consiste en crear las condiciones más adversas para el desarrollo de malezas tanto en época como en lugar.

17948 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Control Ecológico de Malezas y Enfermedades del Suelo

Control Ecológico de Malezas y Enfermedades del Suelo

La solarización y biofumigación del suelo, representan opciones tecnológicas que han sido validadas en numerosas regiones del mundo para controlar malezas y patógenos del suelo. Por lo tanto, aquí de manera resumida se presentan los fundamentos y evidencias científicas sobre las bondades de la solarización y biofumigación, como tecnologías de bajo o nulo impacto ambiental para ser implementadas en sistemas modernos de producción agrícola.

9708 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Anónimo comentó:
Publicado: 2017-11-19 20:48:51

como hago para combatir la sigatoga que agroquimico le puedo aplicar 


alvaro_bonilla comentó:
Publicado: 2017-11-20 09:13:18

Para combatir la sigatoka, es necesario emplear un programa que integre otras herramientas y no sólo el control químico. Algunas practicas que ayudan  a reducir su reproducción, diseminación e infección son: control de malezas, drenaje adecuado, nutrición balanceada y aplicación de elementos como el silicio, densidad de plantas, deshoje programado, eliminación de residuos. El uso de fungicidas debe tener un programa de rotación fungicidas unisitio-multisitios y multisios-unisitios. Dentro de los multisios estan el mancozeb y clorotalonil. Los fungicidas unisitios son más propensos a generar rápidamente resistencia como ha sido el caso de las estrobirulinas, triazoles y benzimidazoles, por lo que su uso debe ser bajo un esquema de rotación. Las aminas y anilinopirimidinas son también fungicidas unisitio.

Esperamos que te sea de utilidad la información. 


Saludos.