Diagnóstico Visual de Deficiencias Nutrimentales


Introduccion

Cuando los cultivos tienen alguna deficiencia nutricional, suelen incapacitarse para sintetizar clorofila, por lo que pierden su color verde, estado al que se le conoce como clorosis, recordemos que el cloro en su estado natural es un gas amarillo – verdoso; precisamente la palabra “cloro” viene del griego χλωρος, que significa "verde pálido". La sintomatología visual es la primera herramienta disponible para conocer la situación nutricional de una planta y la identificación de los signos de hambre de nutrimentos. No es la herramienta más precisa ni recomendada, pues existen múltiples excepciones y casos particulares por cultivos e incluso variedades; sin embargo, es el acercamiento más rápido hacia la búsqueda de una razón de la sintomatología. Los síntomas de deficiencias nutricionales resultan de un desbalance metabólico dentro de la planta, asociado con la función de un determinado nutrimento que participa como elemento esencial en un proceso fisiológico, ya sea activando o regulando la velocidad de un proceso enzimático, o bien porque el nutrimento es un constituyente estructural de un metabolito esencial o de una estructura molecular. La localización del síntoma tiene relación con la movilidad de los nutrimentos en la planta; desde órganos fuente hacia órganos demanda vía floema principalmente. Algunos nutrimentos como nitrógeno, fósforo y potasio se retranslocan muy fácilmente de las hojas viejas al tejido nuevo, de modo que los síntomas de estas deficiencias ocurren inicialmente en las hojas viejas.

El calcio y el boro parecen no retranslocarse de las hojas viejas al tejido nuevo bajo ninguna circunstancia y, por lo tanto, para estos nutrimentos los síntomas de deficiencia ocurren generalmente en las zonas de la planta de nuevo crecimiento. El magnesio se considera tan móvil como el N, P y K, pero en muchas ocasiones pueden presentarse los síntomas de deficiencia en las hojas nuevas, muy posiblemente porque la velocidad de movimiento a partir de las hojas viejas es insuficiente para satisfacer los requerimientos del nuevo crecimiento, como el caso del pedúnculo de la vid (Uvalle, 1996). El manganeso y el hierro se retranslocan de las hojas viejas. El síntoma de deficiencia del manganeso se observa en hojas recientemente maduras (hojas intermedias), esto indica que las hojas maduras tienen mayores requerimientos internos que las hojas nuevas. El síntoma de deficiencia de hierro se desarrolla en primera instancia en las hojas nuevas. De manera muy general se presenta el esquema de la (Figura 1); adaptado del investigador de la Universidad de Almería, Dr. Miguel Guzmán Palomino; y recordamos que al haber tantos factores que influyen, existen múltiples excepciones.

 síntomas-de-deficiencia

Figura 1. Claves para la identificación de síntomas de deficiencia visuales en hojas.

Fuente: Adaptado de Guzmán-Palomino.

Síntomas presentes en toda la planta

Nitrógeno: Clorosis en toda la planta; las hojas viejas se amarillean a partir de la punta hacia la base, deshidratándose con color café pálido en forma de "V" (maíz y sorgo). Tallos cortos y delgados; en los cereales el amacollamiento es escaso. La raíz en relación con la parte aérea es muy larga y con pocas ramificaciones. Las plantas son pequeñas e hiladas con apariencia rígida. Los frutos también son pequeños.

Fósforo:Follaje verde obscuro con tonos morados en hojas, tallos, pecíolos y venas. Tallos cortos y delgados, escaso amacollamiento en cereales. Raíz larga poco ramificada con manchas café rojizas. Las plantas son pequeñas al igual que sus hojas, semillas y frutos, y de apariencia rígida. En presencia de daño por frío también se desarrollan tonalidades moradas.

Síntomas localizados

Potasio: Decoloración café y necrosado en hojas viejas a partir de las puntas y avanzando hacia la base por los márgenes (maíz y sorgo). Las hojas del algodonero con frecuencia son gruesas y quebradizas

(acartonadas). Los tallos son débiles y las plantas se acaman. Las raíces son largas, amarillentas y "corriosas" con poca ramificación, las plantas aparentan marchitamiento, y tienen poca resistencia al frío. Los frutos y semillas son de mala calidad.

Magnesio:Clorosis intervenal en hojas viejas de plantas dicotiledóneas (Figura 2) con franjas violáceas en algodón o vid roja. En las gramíneas se observa un collar de puntos cloróticos a lo largo de las venas que pueden estar rodeados de un fuerte enrojecimiento. Tallos y hojas anormalmente delgadas.

 síntomas-de-deficiencia-de-magnesio

Figura 2. Síntomas de deficiencia de magnesio (Mg) en cucurbitácea.

Fuente: INTAGRI, 2017.

Síntomas en hojas jóvenes o superiores y eventualmente en hojas Intermedias

- La yema terminal crece normalmente

- Hojas jóvenes no marchitas; clorosis pero sin necrosis en la parte basal o distribuida en toda la hoja

Manganeso: Hojas de color amarillo grisáceo o rojizo grisáceo con venas verdes, pronto proviene la necrosis, las áreas muertas se caen y dan a la planta un aspecto deshilachado. Con frecuencia ocurre primero la deficiencia en hojas intermedias. Raíces poco desarrolladas y de color marrón. En las gramíneas la clorosis se da en franjas y en dicotiledóneas aparenta un mosaico.

- Hojas jóvenes muestran clorosis sin necrosis generalmente; las venas pueden ser pálidas u obscuras y en parte también cloróticas

Hierro: Clorosis de las hojas jóvenes, las plantas y los márgenes conservan el color por más tiempo. Las nervaduras permanecen verdes en caso extremo también son cloróticas. La hoja afectada se curva hacia arriba.

Finalmente la hoja entera se vuelve amarillo-blanquizca. Las raíces son cortas, de color café y profusamente ramificadas. Ocurre en suelos calcáreos o alcalinos.

Azufre: Hojas jóvenes amarillo verdosas incluyendo las nervaduras. Con frecuencia las venas más pálidas que la lámina foliar. La planta en general es verde pálido y da apariencia rígida similar a la falta de nitrógeno. Los tallos son delgados y leñosos y anormalmente con entrenudos alargados. La raíz es profusa y blanca.

- Hojas jóvenes marchitas

Cobre: En las gramíneas las hojas se enrollan y ponen blancas sin amarillarse. Fuerte producción de hijuelos, tallos delgados. Se inhibe o interrumpe la formación de espigas. Espigas blancas y vacías.

En las dicotiledóneas las hojas jóvenes se cuelgan y, a veces, se malforman. El crecimiento generativo es más afectado que el vegetativo. Se malforma y afecta la inflorescencia. En frutales los extremos de las ramas se resecan y se deshojan. El crecimiento de raíz se limita y las raicillas son largas, delgadas y blancas.

- La yema terminal se muere después de que las hojas jóvenes se malforman de la punta o de la base

Calcio: Las hojas jóvenes de las puntas de las ramas se tuercen. Las inflorescencias se secan como daño por tizón. La pudrición apical es típica en tomate, chile, pepino, sandía.

En manzano provoca acorchamiento del fruto. En lechuga y otras verduras desarrolla necrosis marginal. Las raíces son cortas y café obscuras o negras

Boro: Yemas gruesas, pequeñas y deformes. Las hojas jóvenes de la yema terminal se decoloran a partir de su base. La hoja se deforma a partir de su base. La hoja se deforma y se tuerce con un aspecto áspero acartonado. Los entrenudos son cortos, se detiene el crecimiento y se mueren las puntas de crecimiento. Hay tallos huecos o rajados y en los tubérculos hay corazón café. Las raíces son muy cortas con puntas redondeadas y gruesas de color café.

Síntomas en hojas jóvenes y/o viejas

Molibdeno: Síntomas similares a la falta de nitrógeno en leguminosas. En tomate y cítricos aparecen moteado amarillento. Los márgenes y puntas se necrosan como por exceso de nitratos.

Perforaciones intervenales. Crece la vena central pero no la lámina foliar. En coliflor se da la cola de látigo. Con frecuencia son más afectadas las hojas jóvenes.

Zinc: Clorosis (Figura 3) que avanza rápidamente con zonas muertas en hojas jóvenes o viejas (la clorosis puede llegar al color blanco). Las hojas jóvenes son muy pequeñas, angostas y gruesas. Los tallos con entrenudos muy cortos, "enanismo". Con frecuencia hay formación de roseta en las puntas de las ramas en crecimiento. El desarrollo de la raíz se limita un poco.

 

 síntomas-de-deficiencia-de-zinc

Figura 3. Síntoma visual de deficiencia de zinc (Zn) en maíz.

Fuente: INTAGRI, 2017.

Cita correcta de este artículo

INTAGRI. 2017. Diagnóstico Visual de Deficiencias Nutrimentales. Serie Nutrición Vegetal Núm. 97. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 4 p.

 

Redes Sociales:

mailto:marketing@intagri.com.mx?subject=Me%20interesa%20contratar%20anuncios%20web%20in%20intagri.com
https://www.intagri.com/cursos/presenciales/congreso-internacional-de-fitosanidad-en-hortalizas-2017/programa?utm_source=Anuncio-290x150&utm_medium=Congreso-Fitosanidad
Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Las Funciones del Potasio en la Nutrición Vegetal

Las Funciones del Potasio en la Nutrición Vegetal

El potasio (K+) es uno de los nutrimentos más importantes en el crecimiento y desarrollo de las plantas, ya que desempeña funciones esenciales en la activación enzimática, síntesis de proteínas, fotosíntesis, osmorregulación, actividad estomática, transferencia de energía, transporte en el floema, equilibrio anión-catión y resistencia al estrés biótico y abiótico.

13696 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


El Análisis Foliar y el DRIS

El Análisis Foliar y el DRIS

El análisis vegetal permite el uso del contenido mineral de las plantas como indicador de su situación nutricional y/o fisiológica asociada a los altos rendimientos y mejor calidad. El DRIS clasifica en orden de importancia los nutrimentos que requiere la planta, tomando en cuenta su interacción, balance nutrimental y detecta excesos relativos.

4464 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Fijación de Potasio en el Suelo

Fijación de Potasio en el Suelo

El potasio (K+) es un macronutriente esencial para las plantas, las cuales necesitan cantidades elevadas de este nutriente, incluso semejantes a las necesidades del nitrógeno en algunos casos. El potasio en el suelo se encuentra en cuatro formas, las cuales difieren en su disponibilidad de potasio para los cultivos. De mayor a menor disponibilidad esta: potasio en solución, potasio intercambiable, potasio no intercambiable y potasio mineral.

13211 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo