Guía Práctica para la Identificación de Deficiencias Parte I


Guía Práctica para la Identificación de

Deficiencias (Parte I)

Importancia

zona donde se detecta la deficienciaEn general los desórdenes nutricionales reducen el rendimiento de los cultivos. Los síntomas de deficiencia se vuelven bastante claros cuando la deficiencia ya es muy grave, esto sin duda causa una pérdida irreparable en la tasa de crecimiento y en el rendimiento, el cual no se puede recuperar a pesar de suplir los nutrientes deficientes.

El diagnóstico de las deficiencias nutricionales basado en los síntomas visuales requiere de un enfoque sistemático. Los síntomas pueden aparecer tanto en hojas viejas como jóvenes, dependiendo si el nutriente en cuestión es fácilmente retraslocado dentro de la planta.

Para diferenciar los síntomas por deficiencias nutricionales de otros problemas es importante tener en cuenta que los síntomas por deficiencias de nutrientes siempre tienen un típico patrón simétrico en la hoja, al igual que en la posición y edad de las mismas. En contraste las hojas afectadas por plagas y/o enfermedades muestran síntomas asimétricos o las hojas afectadas están posicionadas al azar, así como las plantas afectadas dentro del campo. Para reforzar el diagnostico visual de las deficiencias nutricionales es útil emplear análisis de suelo que indiquen el pH y el estatus de la fertilidad del suelo. También es necesario tener información de las condiciones del suelo en cuanto a humedad, condiciones climáticas y aplicaciones de fertilizantes, fungicidas o pesticidas. El diagnóstico visual de deficiencias no es una base adecuada para realizar recomendaciones de fertilización, en todo caso es útil como primer paso para identificar un déficit nutricional en el cultivo y que lleve al análisis especializado de las plantas del cual se parte para elaborar los programas de nutrición.

Condiciones necesarias para la absorción de nutrientes

Las raíces de las plantas requieren de ciertas condiciones para poder absorber cada uno de los nutrientes del suelo. La primera de ellas es tener el suelo suficientemente húmedo que permita a las raíces absorber y transportar los nutrientes. La segunda condición es el pH del suelo, el cual debe estar dentro de cierto rango que permita la liberación de los nutrientes de las partículas del suelo. Por último, la temperatura debe estar dentro de un rango para que la absorción de los nutrientes del suelo pueda ocurrir. El rango adecuado de temperatura, humedad y pH es diferente para cada una de las especies vegetales. Es importante cuidar estas condiciones, ya que los nutrientes pueden estar presentes en el suelo pero no estar disponibles para las plantas. Contar con información sobre el pH del suelo, textura e historial del terreno permite predecir que nutrientes son propensos a presentar deficientes en el cultivo.

Cuadro 1. Síntomas de deficiencia de los macro y micronutrientes en las plantas.

Fuente y Fotos: IPNI, 2015.

Nutriente

Síntomas de deficiencia

Macronutrientes

Nitrógeno

Amarillamiento de toda la planta, empieza en las hojas viejas y avanza hacia las más jóvenes cuando la deficiencia es severa.  Otros síntomas son enanismo o retraso en el crecimiento, plantas delgadas, menor amacollamiento en cereales de grano pequeño, menor contenido proteico en semillas y partes vegetativas y menor follaje. Las plantas deficientes de este elemento maduran más rápido con una reducción en su rendimiento y calidad del producto cosechado.

deficiencia de nitrogeno en algodon

Fósforo

El síntoma inicial es el retraso en el crecimiento de manera general. Las hojas pueden tomar una forma retorcida y tornarse de color verde oscuro, llegando a producirse zonas necróticas en hojas, frutos y tallos cuando la deficiencia es severa. Las hojas viejas son las primeras afectadas. En maíz la deficiencia se manifiesta con un color violáceo, asociado a la acumulación de azúcares, sobre todo en períodos de bajas temperaturas.

deficiencia de fosforo en maiz

Potasio

El principal síntoma es el acorchamiento o quemado de los bordes de las hojas. Debido a su alta movilidad los síntomas aparecen primero en las hojas viejas. Las plantas deficientes tienen un pobre crecimiento y desarrollo radical, se debilitan los tallos y se acaman. Su deficiencia causa que las semillas y frutos sean pequeños, reduciendo los rendimientos y calidad de cosecha. Además se ve reducida la resistencia de las plantas a enfermedades y estrés hídrico.

deficiencia de potasio en vid

 

Para continuar Leyendo la segunda parte debes dar click en el link de abajo a la izquierda "Sig. Artículo"

 

Redes Sociales:

mailto:marketing@intagri.com.mx?subject=Me%20interesa%20contratar%20anuncios%20web%20in%20intagri.com
http://rivulis.com/productos/drip-tapes/t-tape/?lang=es
https://www.intagri.com/cursos/presenciales/manejo-agronomico-para-la-produccion-de-maiz-de-alto-rendimiento-mochis
Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


La Salud del Suelo

La Salud del Suelo

La salud del suelo es la capacidad continua del suelo para funcionar como ecosistema vital que sustente las plantas, los animales y los humanos (USDA-NTCS, 2012). Para lograr que el suelo funcione de forma correcta, es importante el uso de prácticas de manejo encaminados a mejorar la salud del suelo y con ello lograr beneficios agronómicos (aumentar productividad y la rentabilidad de los cultivos) y ambientales, inmediatos y en el futuro.

4019 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Funciones del Calcio (Ca) en la Nutrición de los Cultivos

Funciones del Calcio (Ca) en la Nutrición de los Cultivos

En la producción de cultivos un aporte nutricional completo contempla la adición de calcio, ya que las deficiencias de este nutriente en los vegetales provoca: mal desarrollo radical, desarrollo anormal de hojas y enrollamientos, deformación y falta de tamaño de frutos, pudrición apical o blossom end rot, depresión amarga o bitter pit, rajado de frutos, mala vida de anaquel y frutos aguados.

8645 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Clima y Suelo para el Cultivo de Limón Persa

Clima y Suelo para el Cultivo de Limón Persa

El limón Persa (Citrus latifolia Tan.), también conocido como limón Tahití, limón pérsico o limón sin semilla, se ha convertido en un cultivo ícono de México, donde sus excelentes contenidos de ácidos, su carencia de semilla y su mayor tamaño comparado con el limón mexicano han favorecido su demanda en el mercado nacional e internacional.

5484 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Anónimo comentó:
Publicado: 2016-10-17 09:09:25
FYI. Saludos
alvaro_bonilla comentó:
Publicado: 2016-10-21 11:42:07
Saludos, juntos "reduciendo la brecha entre la ciencia y el agricultor"
usuario_620373721 comentó:
Publicado: 2016-11-03 15:42:32
Muy buen material para compartir con los productores, fácil de transmitirlo.
reneomarhr comentó:
Publicado: 2016-11-30 16:32:08
Muchas gracias por su interés. Lo invitamos a seguir visitando nuestros artículos.
Anónimo comentó:
Publicado: 2016-11-24 00:20:22
hola amigos me gustaría observar todos los artículos
reneomarhr comentó:
Publicado: 2016-11-30 16:51:51
Claro que si. En el apartado de artículos podrá observar nuestras publicaciones donde se encuentran ordenadas de acuerdo al tema. Gracias por su interés.