La Rizósfera de los Cultivos: la Clave Oculta para el Rendimiento Sostenible de la Agricultura


Daniel García-Seco

La agricultura del siglo XXI ha desarrollado una transformación increíble en muy pocos años, provocada por la aplicación de los avances tecnológicos. Muchos de estos avances se considerarían pura ciencia ficción a finales del siglo pasado, desde el análisis de los rendimientos vía satélite, aplicación de los drones a la agricultura hasta la aplicación de la lucha biológica con fauna auxiliar para combatir las plagas. Sin embargo, se le está dando apenas importancia a uno de los factores que más influyen en el rendimiento de los cultivos, la rizósfera de las plantas. El ingeniero agrónomo alemán Hiltner fue el primero en definir la rizósfera a finales del siglo XIX. Pero lo hizo más bien como un efecto de las raíces de las leguminosas sobre el suelo circundante que como un ecosistema en sí. Consideraba que era un efecto beneficioso en las planta porque existía una mayor actividad microbiana debido a la liberación de compuestos orgánicos por las raíces. Sin embargo, no fue hasta finales del siglo XX cuando la rizósfera no se consideró como un efecto, sino como un ecosistema en sí.

Podemos definir la rizósfera como la parte de suelo más cercana a las raíces de las plantas (1-5 mm) y que está bajo la influencia directa de éstas. Se considera un ecosistema constituido por tres componentes: planta, suelo y microorganismos. Se trata de un ecosistema único, probablemente el mayor y más rico ecosistema del planeta, con un funcionamiento muy complejo (no entendido completamente aún), definido por los tres componentes mencionados. Para poder conocer el funcionamiento de la rizósfera tenemos que estudiar tanto los tres componentes aislados, como todas las interacciones que se dan entre ellos. Aunque el suelo es una parte muy importante en este ecosistema debido a que hace de sostén vital así como aporte de los nutrientes y las condiciones vitales para todo el ecosistema, vamos a poner más atención en la interacción planta-microorganismo.

La rizósfera es considerada actualmente como un ecosistema constituido por tres componentes: planta, suelo y microorganismos.

Figura 1. La rizósfera es considerada actualmente como un ecosistema constituido por tres componentes: planta, suelo y microorganismos.

Está más que comprobado que la planta tiene una influencia vital en este ecosistema, y que lo modifica a su voluntad en función de sus necesidades, se podría decir que la planta es “quien manda” en este ecosistema. Un ejemplo más que comprobado es que las leguminosas no suelen permitir la nodulación de rizobios cuando existen altas cantidades de nitrógeno en el suelo (porque no lo necesitan), o que los hongos micorrícicos no son capaces de colonizar las raíces de las plantas cuando se aplica fertilización fosfórica (la planta tampoco las necesita en este caso).

Esto ocurre principalmente porque la planta tiene que invertir cierta energía en producir los exudados radiculares que atraen a los microorganismos beneficiosos, digamos que la planta usa un “cebo” para atraer estos microorganismos. Éstos a su vez responden con multitud de beneficios para la planta, como fijación de nitrógeno, solubilización de fosfatos, producción de sideróforos o producción de hormonas vegetales (como auxinas que incrementan la longitud de las raíces). Los microorganismos no solamente se benefician con estos exudados radiculares, sino que tienen un nicho ecológico donde tienen humedad, sostén e incluso (en el caso de las bacterias endófitas) un lugar dentro de las células de las plantas en el cual no tienen que competir con ningún otro microorganismo.

Hoy en día se considera a la rizósfera como el segundo genoma de la planta, debido a la gran cantidad de microorganismos que interactúan con ella. Para entender este concepto se suele hacer un símil con el cuerpo humano, las raíces de las plantas son el equivalente (salvando las distancias) al intestino humano, y la rizósfera sería el equivalente a la microbiota intestinal. Pero si invertimos tantos recursos y dinero en mantener nuestra microbiota sana mediante yogures, bífidus, probióticos, etc. ¿Por qué no se presta apenas atención a los microorganismos de la rizósfera, que tanta influencia tienen en el rendimiento de los cultivos?

Se puede considerar que durante estos últimos 5 años está habiendo un “boom” en el sector de los biofertilizantes y bioestimulantes en el mercado agrícola. La mayoría de estos productos influyen directamente en la rizósfera de las plantas, enriqueciéndola o estimulándola, mejorando el rendimiento de las plantas y su resistencia a estrés biótico (enfermedades y plagas) y abiótico (heladas, exceso de sal, sequía, etc.). Hay multitud de hechos que nos indican que el manejo de la rizósfera como un factor más en el manejo de los cultivos ha venido para quedarse. El desarrollo de un reglamento europeo que regula por primera vez el mercado de los bioestimulantes agrarios, la compra de pequeñas empresas especializadas en biofertilizantes y bioestimulantes basados en microorganismos por grandes multinacionales, así como las cifras de crecimiento del mercado del 10 % anual durante los últimos años, hacen presagiar un futuro muy prometedor para los productos agrícolas que influyen positivamente en los cultivos a través de la rizósfera de las plantas.

La rizósfera es  como el segundo genoma de la planta

Figura 2. La rizósfera es  como el segundo genoma de la planta, debido a la gran cantidad de microorganismos que interactúan con ella.

Cita correcta de este artículo

INTAGRI. 2017. La Rizósfera de los Cultivos: la Clave Oculta para el Rendimiento Sostenible de la Agricultura. Serie Suelos Núm. 32. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 3 p.

Fuentes consultadas:

  • Beneduzi, A., Ambrosini, A., and Passaglia, L.M. (2012). Plant Growth-promoting Rhizobacteria (PGPR): Their Potential as Antagonists and Biocontrol Agents. Genetics and Molecular Biology 35: 1044-1051.
  • loemberg, G.V., and Lugtenberg, B.J. (2001). Molecular Basis of Plant Growth Promotion and Biocontrol by Rhizobacteria. Curr Opin Plant Biol 4: 343-350.
  • Burr, T.J., Caesar, A., and Schrolh, M. (1984). Beneficial Plant Bacteria. Critical Reviews in Plant Sciences 2: 1-20.
  • Capanoglu, E. (2010). The Potential of Priming in Food Production. Trends in Food Science & Technology 21: 399-407.
  • Collado, M.C., Isolauri, E., Salminen, S., and Sanz, Y. (2009). The Impact of Probiotic on Gut Health. Current Drug Metabolism 10: 68-78.
  • Conrath, U. (2011). Molecular Aspects of Defence Priming. Trends Plant Science 16, 524-531.
  • Conrath, U., Pieterse, C.M., and Mauch-Mani, B. (2002). Priming in Plant–pathogen Interactions. Trends Plant Science 7: 210-216.
  • Garcia-Seco, D. (2014) Estudio del Transcriptoma de Rubus spp. var Loch Ness y Expresión Génica de la Ruta de Flavonoides Durante la Maduración de Frutos. Mejora Biotecnológica de la Producción y la Calidad Mediante Bioefectores. Tesis Doctoral.
  • Jones, D.L. (1998). Organic Acids in the Rhizosphere–a Critical Review. Plant and Soil 205: 25-44.
  • Kloepper, J., Lifshitz, R., and Schroth, M. (1988). Pseudomonas Inoculants to Benefit Plant Production. ISI Atlas Sci Anim Plant Sci., 60-64.
  • Kloepper, J.W., Lifshitz, R., and Zablotowicz, R.M. (1989). Free-living Bacterial Inocula for Enhancing Crop Productivity. Trends Biotechnol 7: 39-44.
  • Kloepper, J.W., Leong, J., Teintze, M., and Schroth, M.N. (1980). Enhanced Plant Growth by Siderophores Produced by Plant Growth-promoting Rhizobacteria. Nature 286: 885-886.
 

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Las Fitoalexinas como Mecanismo de Defensa en las Plantas

Las Fitoalexinas como Mecanismo de Defensa en las Plantas

Las fitoalexinas son moléculas de bajo peso molecular con propiedades antimicrobianas ante un amplio espectro de hongos y bacterias patógenas. La resistencia de la planta ocurre cuando una o más fitoalexinas alcanzan una concentración suficiente para inhibir el desarrollo del patógeno.

7524 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Preparados de Plantas y Minerales para el Manejo de Plagas y Enfermedades en la Agricultura Ecológica

Preparados de Plantas y Minerales para el Manejo de Plagas y Enfermedades en la Agricultura Ecológica

En este artículo encontraras recomendaciones en el uso de plaguistáticos vegetales y minerales con el objetivo de hacer un uso racional de estas ecotecnias buscando MANEJAR las plagas y no COMBATIRLAS, respetar las dosis, y emplear lo que se tenga al alcance, es decir, priorizar el uso de recursos locales.

6911 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


La Inducción de Defensa en las Plantas a través de Elicitores

La Inducción de Defensa en las Plantas a través de Elicitores

Los elicitores son moléculas capaces de inducir cualquier tipo de defensa en la planta y son producidos por agentes estresantes bióticos y abióticos. El uso de los elicitores ha crecido por los beneficios que se desencadenan al utilizarlos en los cultivos, pues actúan generalmente en forma de precursores de metabolitos secundarios como las fitoalexinas; estos metabolitos secundarios impiden o retardan la entrada del patógeno a las plantas.

10799 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo