Fertilización del Cultivo de Pitahaya


http://intagri.rds.land/anunciate-en-nuestra-web

Autor: Equipo Editorial INTAGRI

La pitahaya (Hylocereus spp), también conocida como fruta dragón, originaria de Centroamérica, una fruta con un alto valor nutricional. Es una fruta muy cultivada en países de Centro y Sudamérica, así como en algunos países de Asía, debido a que se desarrolla en climas cálidos, húmedos y secos, no tolera las bajas temperaturas, siendo el rango óptimo de desarrollo entre los 16 a 25 °C, climas similares algunos estados de México, como Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Sonora, Guanajuato, Puebla, entre otros.

Fertilización

En las primeras etapas del crecimiento se recomienda la aplicación de fertilizantes con mayor contenido de nitrógeno, de tal manera que estimule el desarrollo de las raíces y el crecimiento vegetativo de la planta. En el segundo año generalmente las plantas de pitahaya inician la producción por lo que se sugiere aplicar fertilizantes con niveles similares de N-K-P por planta e ir aumentando el aporte de K. Se ha determinado que las plantas tienen mejor respuesta al N y al K que al P, y que el K es el elemento más requerido en mayor cantidad durante la producción. El mayor número de nutrientes se requerirá cuando la planta comience la formación de flores y frutos, se recomienda aplicar formulas con mayor contenido de este K en estas etapas. La aplicación de productos foliares ricos en potasio incrementara la calidad de los frutos.

 

 Cuadro 1. Unidades de Nitrógeno, Fósforo y Potasio Requeridas para el Cultivo de Pitahaya

 Fuente: Calix, 2019.

Año

Requerimientos Kg/ha

Nitrógeno (N)

Fósforo (P2O5)

Potasio (K)

1

95

33

100

2

140

50

150

3

187

66

198

4 - 20

187

66

198

 

Cabe mencionar que toda aplicación de fertilizantes granulados debe realizarse rodeando el tallo, en forma de anillo, a una distancia de 15 cm y hasta 60 cm de diámetro en plantas adultas, esto debido a que la pitahaya posee un sistema de raíces delgadas y superficiales que su principal función es la absorción. La aplicación debe realizarse en suelo húmedo, posteriormente tapar el fertilizante con tierra o coberturas verdes u hojarasca.

Con relación a la nutrición de microelementos, se ha demostrado que la pitahaya es una planta eficiente en la absorción de elementos menores y microelementos. Se ha reportado que el B y el Zn inducen mayor número de frutos, al igual que peso y tamaño de los mismos. Se sugiere hacer aplicaciones de Ca, Mg y microelementos cuando la planta haya iniciado el periodo máximo de actividad metabólica.

Flor del Pitahaya

Figura 1. Flor de Pitahaya

Foto: Intagri

Un factor importante para una buena floración y fructificación es el riego. Por tratarse de una cactácea, la planta no requiere de abundante agua. Se debe dar riegos moderados durante los primeros dos años de la plantación para promover su desarrollo, posteriormente se recomienda regar especialmente durante la floración, si aportamos agua en la época de sequía puede provocar una disminución en la floración y por ende se obtiene menor cantidad de frutos. Por lo que el riego ideal para este cultivo seria por medio de un sistema de goteo, con el fin de aprovechar el recurso hídrico, garantizar la uniformidad del crecimiento, desarrollo y producción del cultivo. Se puede implementar el fertirriego, lo que ahorra la inversión en la mano de obra para la aplicación de fertilizantes, bajando costos de producción y obteniendo excelentes resultados en la cosecha.

Uso de Abonos Orgánicos

Los abonos orgánicos tienen varios efectos benéficos en el suelo de las plantaciones de pitahaya, entre ellas; mejoran la textura, aumentan la capacidad de retención de agua, ayudan a lograr una mejor aireación, regulan el pH, además permiten la disponibilidad de ciertos elementos y favorecen algunas reacciones químicas y la vida microbiológica del suelo. Se han encontrado reportes que indican que la pitahaya responde favorablemente a la aplicación de enmiendas o abonos orgánicos como estiércoles de ganado vacuno, porcino, caprino y gallinaza. Se puede aplicar alguno de los anteriores estiércoles,  ½ kg por planta al momento de establecer la pitahaya.

Posteriormente se puede aumentar 250 g en cada año, hasta estabilizarse en el séptimo año a 2 kg por planta. Otra opción es la aplicación de composta hecha a base de deshechos de plantas y animales (paja, rastrojo, hojarasca, gallinaza, cascarilla de arroz, pulpa de café, estiércol de ganado), aplicar 4 kg de este material por planta, alrededor del tallo (formando un círculo) a una distancia de 40  cm.

Adicionalmente, dependiendo del crecimiento vegetativo de la pitahaya y su tutor, se   puede aplicar 300 a 500 g de ceniza de leña un mes antes del inicio de la producción; una segunda aplicación se efectúa cuando comienza la floración y una tercera en la mitad del periodo de producción; la ceniza garantiza frutas grandes y jugosas con buen vigor, debido a su contenido de K, P, Ca y Mg.

La buena nutrición del cultivo y un efectivo plan de fertilización dependerán de la realización del análisis físico-químico del suelo, el cual ayudará a determinar con mayor precisión los nutrientes necesarios para lograr el objetivo deseado de nuestra plantación.

Cita correcta de este artículo

INTAGRI. 2021. Fertilización en el Cultivo de Pitahaya. Serie Nutrición Vegetal, Núm. 149. Artículos técnicos de INTAGRI. México. 3 p.

Literatura consultada

  • Cálix, D. H. 2019. Cuso Virtual sobre Producción de Pitahaya. INTAGRI. https://www.intagri.com/memorias/frutales/curso-online-sobre-produccion-de-pitahayas
  • Mora, C. D. P. 2011. El Cultivo de Pitahaya en Temporada Invernal. Instituto Colombiano Agropecuario. 31 p.
  • Castillo, M. R.; Ebel, R.; Cálix, D. H. Ferral, P. J.; Nava. P, R.; Cach, C. F.2013. Folleto Técnico para la Producción Orgánica de Pitahaya. Fundación Quintana Roo Produce, A. C. 9 p.
  • López, S. A.; Pohlan, J.; Salazar, C. D. 2004. Efectos Agrobiológicos de Cobertura Verdes en el Cultivo de la Pitahaya (Hylocereus undtus Britton & Rose). Journal of Agriculture and Rural Development in the Tropics ans Subtropics. 105:175-187.
  • Castillo, M. R.; Ebel, R.; Cálix, D. H. Ferral, P. J.; Nava. P, R.; Cach, C. F. 2014. Paquete Técnico para la Producción Orgánica de Pitahaya. Universidad de Quintana Roo, México. 30 p.

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Fenología y Nutrición del  Nogal Pecanero

Fenología y Nutrición del Nogal Pecanero

La fenología mide y fecha la ocurrencia de las fases fenológicas o de desarrollo de las plantas con relación al clima. Conocer la fenología del nogal pecanero ayuda en la planeación y ejecución de su manejo técnico, sobre todo para definir el momento para la fertilización del cultivo.

668 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Tipos de Tutores en el Cultivo de la Pitahaya

Tipos de Tutores en el Cultivo de la Pitahaya

La pitahaya es una planta herbácea que posee raíces adventicias; lo que la caracteriza como una planta trepadora, que para poder desarrollarse necesita del apoyo de un tutor, estructura que le da soporte y aleja al fruto del contacto directo con el suelo, esto le permite además estar más expuesta al sol y así obtener mayores rendimientos.

9801 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Producción y Nutrición de Agave tequilana Weber var. Azul

Producción y Nutrición de Agave tequilana Weber var. Azul

El agave azul (Agave tequilana) es la planta que se utiliza para producir el tequila, una bebida típica mexicana ahora conocida en todo el mundo. El cultivo se puede nutrir adecuadamente si se toman en cuenta sus etapas de crecimiento. Paradójicamente, en este cultivo el error más frecuente es la sobre-fertilización. El agave es una planta CAM, y es de lento crecimiento, no es una gran consumidora de nutrientes.

9746 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Para realizar un comentario tienes que iniciar sesión

Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo