Fertilización del Cultivo de Frijol


http://intagri.rds.land/anunciate-en-nuestra-web

Autor: Equipo Editorial INTAGRI

El frijol (Phaseolus vulgaris L.) es uno de los principales cultivos en México por la superficie sembrada y la producción que se obtiene. El cultivo de frijol se siembra en todas las regiones agrícolas del país y es uno de los alimentos fundamentales en la dieta de las personas, pues es considerado como una fuente económica y esencial de proteínas, minerales como hierro y zinc, y carbohidratos como fibra dietaria y oligosacáridos. El frijol se cultiva en más de 90 países en una diversidad de ambientes y sistemas de producción, donde la nutrición es uno de los pilares fundamentales para lograr una alta productividad en el cultivo.

Programa de fertilización

Para definir el programa de fertilización en frijol se deben considerar tres aspectos importantes: los requerimientos de nutrimentos del cultivo para un rendimiento buscado, la aportación que hace el suelo de nutrimentos hacia el cultivo y la eficiencia de aprovechamiento del fertilizante.

Requerimientos del cultivo. Esta referido a la necesidad de nutrimentos que tiene el cultivo para producir cada tonelada de grano de frijol. En el cultivo de frijol existen investigaciones que han reportado valores de extracción de nutrimentos con resultados variables; lo cual obedece a las condiciones que prevalecieron en el lugar en el que se llevaron a cabo, las variedades de frijol utilizadas y factores de manejo, principalmente. En el Cuadro 1 se colocan los resultados de algunas investigaciones de extracción de nutrimentos en frijol y un promedio general, que nos ayuda como punto de partida para el cálculo de las necesidades de fertilización del cultivo.

Variedades de frijol actuales.

Figura 1. El frijol es un cultivo con más de 70 variedades, de ellas destacan: el negro jamapa, peruano, flor de mayo y flor de junio.

Foto: 2000 Agro.

 

 Cuadro 1. Nutrientes extraídos por el cultivo de frijol por cada tonelada de grano.

 Fuente: Mora-Gutiérrez, 2021.

Autor

N

P

K

Ca

Mg

Fe

Cu

Zn

Mn

kg/t

g/t

Castellanos et al., 2000

40

12

40

 

 

 

 

 

 

Bertsch et al., 2003

45

7

63

33.4

7.4

271

90.5

192.8

174.8

Hernández, 2009

53

6

55

30

8

 

 

 

 

Lata, 2017

76

8.3

64.1

56

10

 

 

 

 

Promedio

53.5

7.8

55.5

39.8

8.4

 

 

 

 

 

Aporte del suelo. Conocer el aporte de nutrimentos que proporciona el suelo al cultivo de frijol es elemental para poder definir el programa de fertilización. Para determinar la cantidad de nutrimentos que el suelo proporcionará al cultivo de frijol, a lo largo de su ciclo de crecimiento y desarrollo, solo se podrá hacer mediante el análisis químico del suelo. El análisis de suelo también nos ayudará a determinar la necesidad de enmiendas para mejorar su fertilidad en el mediano y largo plazo; además, algunos parámetros que se proporcionan en este tipo de análisis ayudan en la selección de fuentes fertilizantes. La frecuencia con la que se recomienda hacer estos análisis es cada 2 a 3 años y previo a la siembra del cultivo para tener tiempo de hacer mejoras al suelo, en caso de ser necesarias.

Aporte del agua. El agua de riego también actúa como una fuente de nutrimentos y es por esta razón que debe llevarse a cabo un análisis químico de la misma, para determinar el nutrimento y la cantidad que se está suministrando al cultivo. La cantidad  de nutrimentos que suministra el agua es restada de las necesidades de nutrimentos calculadas en el programa de fertilización, siempre y cuando se cuente con riego. El análisis químico del agua se realiza anualmente o cada que la fuente de agua o pozo sea diferente.

Eficiencia de los fertilizantes. Está referida a la cantidad del fertilizante que es aprovechado por el cultivo. La eficiencia dependerá de distintos factores como son: dosis de fertilizante del ciclo anterior, manejo, clima, suelo, entre otros. En general, con un buen manejo del cultivo de frijol se podrían esperar eficiencias del 50 al 60 % en nitrógeno, 20 al 30 % en fósforo y 60% en potasio. Bajo sistemas de fertirriego las eficiencias son más elevadas, por encima del 80 %.

Para mayor información sobre el uso e interpretación de análisis de suelos y aguas, así como metodologías para formular un programa de fertilización en frijol puede tomar el curso: Formulación de programas de fertilización de cultivos, donde podrá aprender a generar programas de fertilización; considerando el análisis de suelo, requerimientos del cultivo y eficiencia de aprovechamiento de los fertilizantes.

Fertilización foliar

La fertilización foliar en frijol es una práctica complementaria a la fertilización al suelo. Es utilizada para corregir problemas de deficiencias de nutrimentos que se detecten mediante un análisis foliar o un diagnostico visual. En el mercado existen un sin número de productos que varían en su composición y que pueden ayudar, dependiendo del nutrimento o nutrimentos que estén deficientes en el cultivo. La fertilización foliar es importante sobre todo en las etapas críticas del cultivo como es la prefloración (25-30 días después de la siembra (DDS)), floración (35-40 DDS) o en el llenado de vaina (50-55 DDS), donde los nutrimentos son demandados en altas cantidades por la planta de frijol. Al momento de aplicar alguna fertilización foliar debe procurarse que el cultivo esté bien hidratado para que el acceso de los nutrimentos a través de las hojas sea más rápido y efectivo. El horario de aplicación deberá ser antes de las 8:00 o después de las 17:00 horas, procurando que no existan vientos fuertes o lluvia para evitar deriva o lavado del fertilizante foliar. 

Fuentes fertilizantes y métodos de aplicación

Fertilizantes químicos. Entre los fertilizantes de síntesis química más utilizados en frijol destacan la urea, sulfato de amonio, superfosfato de calcio simple, superfosfato de calcio triple, ácido fosfórico, cloruro de potasio y sulfato de potasio. La aplicación de fertilizantes se lleva a cabo en dos eventos, la primera fertilización ocurre durante la siembra y la segunda en la primera escarda. La aplicación de fertilizante se hace en banda a un costado del surco, a 15 cm de profundidad y 10 cm de distancia de la línea de siembra; para evitar el contacto entre la semilla y el fertilizante.

Abonos orgánicos. Los principales abonos orgánicos empleados en el cultivo de frijol son estiércoles, gallinaza y compostas. Los abonos orgánicos, además de suministrar nutrimentos al cultivo, ayudan a mejorar la fertilidad física, química y biológica del suelo. Se recomienda aplicar de forma anual entre 1 a 2 toneladas de estiércol, gallinaza o composta por hectárea. Debe considerarse que el contenido de nutrimentos de los abonos orgánicos dependerá de distintos factores como la dieta de los animales, proceso de compostado, materiales utilizados, entre otros. La cantidad de nutrimentos que liberarán en el primer años será solo una fracción de su composición total, entre un 28 a 63 %.  

Biofertilizantes. Son productos cuyo principal activo es un microorganismo vivo (bacteria u hongo), que favorece y estimula el crecimiento y desarrollo del cultivo de frijol. Estos microorganismos pueden ayudar en la fijación biológica del nitrógeno, solubilización y absorción del fósforo, estimulación del crecimiento de raíces mediante la síntesis de hormonas, combate de plagas y enfermedades, entre otras. Se han reportado diversas investigaciones que el uso de biofertilizantes puede ayudar a disminuir entre un 25 a 50 % la fertilización química.

Abonos orgánicos

Figura 2. Los abonos orgánicos ayudan a mejorar la fertilidad del suelo.

Foto: INTAGRI

Fijación Biológica del Nitrógeno

El frijol pertenece a la familia de las leguminosas, que se caracterizan por tener una relación simbiótica con bacterias del género Rhizobium. Estas bacterias tienen la capacidad de formar nódulos en las raíces de varias leguminosas, entre ellas el frijol. Dentro de los nódulos, las bacterias de Rhizobium tienen la capacidad de fijar el nitrógeno atmosférico en formas asimilables para la planta. Diversas investigaciones han tratado de cuantificar la cantidad de nitrógeno que fijan en el cultivo de frijol las bacterias de Rhizobium; no obstante, la fijación de nitrógeno es variable y depende de factores como la variedad, el clima y las condiciones en las que se encuentra el suelo. De acuerdo con los valores reportados en la literatura, el frijol puede fijar en promedio alrededor de 20 a 25 kg de nitrógeno por hectárea.

Cita correcta de este artículo 

INTAGRI. 2021. Nutrición del Cultivo de Frijol. Serie Nutrición Vegetal, Núm. 149. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 4 p.

Literatura consultada

  • Mora-Gutiérrez, M. 2021. La Nutrición del Cultivo de Frijol. En Ayala-Garay A.V., Acosta-Gallegos J.A. y Reyes-Muro Luis (Eds.). El Cultivo del Frijol Presente y Futuro para México. Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias. Centro de Investigación Regional Centro. Campo Experimental Bajío. Celaya Gto. México, Libro Técnico No. 1. 47-55 p.
  • Ayala-Garay, A. V.; García-Lemus, D. E.; Acosta-Gallegos, J. A. 2021. Origen y Domesticación del Género Phaseolus. En Ayala-Garay A.V., Acosta-Gallegos J.A. y Reyes-Muro Luis (Eds.). El Cultivo del Frijol Presente y Futuro para México. Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias. Centro de Investigación Regional Centro. Campo Experimental Bajío. Celaya Gto. México, Libro Técnico No. 1. 47-55 p.
  • Loredo-Osti, C.; Medina-García, G. 2008. Capítulo 2: Potencial Productivo del Cultivo de Frijol en San Luis Potosí. En Martínez-Gamiño, M. A.; Osuna-Ceja, E. S.; Padilla-Ramírez, J. S.; Acosta-Gallegos, J. A.; Loredo-Osti, C. (Eds.). Tecnología para la Producción de Frijol en el Norte Centro de México. Libro Técnico N° 4. Campo Experimental San Luis CIRNE-INIFAP. 11-31 p.
  • Osuna-Ceja, E. S.; Padilla-Ramírez, J. S.; Martínez-Gamiño, M. A.; Acosta-Gallegos, J. A. 2008. Capítulo 8: La Fertilización Foliar del Frijol de Temporal en el Altiplano Semiárido de Aguascalientes. En Martínez-Gamiño, M. A.; Osuna-Ceja, E. S.; Padilla-Ramírez, J. S.; Acosta-Gallegos, J. A.; Loredo-Osti, C. (Eds.). Tecnología para la Producción de Frijol en el Norte Centro de México. Libro Técnico N° 4. Campo Experimental San Luis CIRNE-INIFAP. 112-130 p.
  • Mayz-Figueroa, J. 2004. Fijación Biológica de Nitrógeno. Revista UDO, 4(1): 1-20 p.
  • Rodríguez-Neave, F. 2020. Diagnóstico de la Fertilidad. Curso INTAGRI: Interpretación de Análisis de Suelos y Aguas. INTAGRI. México.
  • Arévalo-Zarco, J. 2020. Análisis Químico del Agua de Riego y su Interpretación. Curso INTAGRI: Interpretación de Análisis de Suelos y Aguas. INTAGRI. México.

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Fertilización del  Cultivo de Pitahaya

Fertilización del Cultivo de Pitahaya

La buena nutrición del cultivo de Pitahaya dependerá de la realización del análisis físico-químico del suelo, el cual ayudará a determinar con mayor precisión los nutrientes necesarios para la plantación. En las primeras etapas del crecimiento se recomienda la aplicación de fertilizantes con mayor contenido de nitrógeno, de tal manera que estimule el desarrollo de las raíces y el crecimiento vegetativo de la planta. En el segundo año generalmente las plantas de pitahaya inician la producción por lo que se sugiere aplicar fertilizantes con niveles similares de N-K-P por planta e ir aumentando el aporte de K. Se ha determinado que las plantas tienen mejor respuesta al N y al K que al P, y que el K es el elemento más requerido en mayor cantidad durante la producción.

1287 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Fertilizantes de Liberación  Controlada, Lenta y Estabilizados

Fertilizantes de Liberación Controlada, Lenta y Estabilizados

La industria de los fertilizantes enfrenta un cambio continuo para mejorar la eficiencia de sus productos, principalmente los fertilizantes nitrogenados, y minimizar posibles impactos ambientales negativos. En este sentido, se han desarrollado los fertilizantes de liberación controlada (FLC), lenta (FLL) y estabilizados. Estos fertilizantes se han vuelto muy populares en los últimos años por las ventajas que proporcionan.

5115 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Guía de Fertilizantes Potásicos para Cultivos

Guía de Fertilizantes Potásicos para Cultivos

Los fertilizantes potásicos son predominantemente sales solubles en agua. El potasio en la naturaleza se encuentra en forma de depósitos que forman minas o yacimientos minerales bajo tierra, pero también puede estar en salmueras de mares o lagos en secamiento. El 80% del potasio se extrae de las minas, 12% de lagos y un 8% por disolución de depósitos de sales bajo tierra.

17483 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Para realizar un comentario tienes que iniciar sesión

Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo