Antioxidantes, la Tendencia en el Consumo de Alimentos


En los últimos años el consumo de frutas y vegetales ha sido asociado con una menor incidencia y mortalidad por diferentes enfermedades degenerativas como el cáncer, enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares; las bondades de estos alimentos se han atribuido a sus altos contenidos de antioxidantes. Los radicales libres son los responsables de destruir células, y para retrasar o inhibir el efecto dañino de éstos a nuestro cuerpo, es necesario contar con una adecuada protección antioxidante.

Que son los antioxidantes?

Un antioxidante es una sustancia que forma parte de los alimentos de consumo cotidiano y que puede prevenir los efectos adversos de especies reactivas sobre las funciones fisiológicas normales de los humanos. Su función es neutralizar la acción oxidante de los radicales libres mediante la liberación de electrones en la sangre, los que son captados por los radicales libres. El problema para la salud se produce cuando nuestro organismo tiene que soportar un exceso de radicales libres durante años, destruyendo células de nuestro cuerpo. Ante esto, los antioxidantes funcionan como una barrera frente al efecto nocivo de los radicales libres sobre el ADN (genes), las proteínas y los lípidos del cuerpo.

 Antioxidantes

Figura 1. Relacion antioxidante y radical libre

Fuente: Refresh Medical Center

Pero, ¿Qué es un radical libre?. Un radical libre es aquella figura química que tiene en su estructura uno o más electrones no apareados. Es altamente reactiva y clave para formar otros radicales libres en cadena, además su vida media es de microsegundos, por lo que ocurre una rápida propagación con moléculas aledañas y mayor daño potencial. De hecho un radical libre puede afectar 1 millón de moléculas durante la reacción en cadena.

El oxígeno (O2) es una molécula básicamente oxidante y es el principal responsable de la producción de especies reactivas del oxígeno (ERO), que son agentes oxidantes y/o son fácilmente convertidos a radicales libres. Todos los seres vivos que utilizan oxígeno para la generación de energía liberan radicales libres, por lo que es necesario defenderse de estas sustancias a través de los antioxidantes.

Cabe destacar que no todas las especies oxidantes tienen su origen endógeno, ya que existen factores exógenos como la radiación solar, toxinas fúngicas, pesticidas, consumo o uso de tóxicos (alcohol, tabaco, etc.), entre otros; que son fuente importante de radicales libres. También, cabe destacar que no siempre los radicales libres tienen efectos negativos al cuerpo humano, sino que también cumplen una función fisiológica al participar en la defensa frente a las infecciones de organismos dañinos (virus, bacterias, etc.) Sin embargo, por lo regular la concentración de radicales libres en el organismo humano siempre es mayor y no existe un equilibrio.

Propiedades de los antioxidantes

Los antioxidantes más comunes son: minerales (Cobre, Manganeso, Selenio y Zinc), vitaminas (A, C y E), ácidos grasos (Omega-3), fito-esteroles, fibras, Beta-carotenos, Flavonoides, Terpenos, y alimentos modificados y enriquecidos con este tipo de compuestos. La capacidad antioxidante de un alimento depende de la naturaleza y concentración de los antioxidantes naturales presentes en el. En el cuadro 1 se pueden apreciar las sustancias con actividad antioxidante y sus fuentes alimentarias.

 

Cuadro 1. Sustancias con actividad antioxidante y sus fuentes alimentarias.

Fuente: Avello y Suwalsky, 2006; Delgado et al., 2010.

Sustancia

Fuente Alimentaria

Acción antioxidante

Vitamina E

Fuentes más importantes: Aguacate, aceites vegetales, aceites de semillas prensadas en frío, germen de trigo y de maíz, almendras, avellanas, girasol, soya, nuez, maní.

Otras fuentes significativas: Papas frescas, pimiento, apio, repollo, frutas, pollo, pescado.

Mantiene la integridad de la membrana celular, protege la destrucción de la vitamina A, retarda el envejecimiento celular.

Vitamina C

Frutas: Limón, lima, naranja, guayaba, mango, kiwi, fresa, papaya, mora, piña.

Verduras: Tomate, verduras de hojas verdes (espinacas, perejil, hojas de rábano), repollo, coliflor, brócoli, pimiento, lechuga.

Inhibidor de la oxidación de lípidos, regenera a la vitamina E, ofrece protección contra todo tipo de cánceres.

Carotenoides

Verduras y frutas amarillas y anaranjadas, verduras verde oscuro (Betacaroteno); zanahoria (Alfacaroteno); tomate (Licopeno); verduras de hoja verde oscuro y brócoli (Luteína y zexantina).

Protege al DNA, detiene el deterioro de tejidos.

Compuestos fenólicos

Frijol de soya (Isoflavonas, ácidos fenólicos); té verde y té negro (polifenoles, catequinas); café (ésteres fenólicos y polifenoles); romero (ácido carnósico y ácido rosmárico); cítricos y otras frutas (bioflavonoides y chalconas); cebollas (Quercetina, camferol); aceitunas (polifenoles); berries (Polifenoles).

Quela metales.

 

Los diez alimentos más ricos en antioxidantes son: aguacate, berries (fresa, zarzamora, frambuesa y arándano), brócoli, repollo, zanahoria, cítricos (naranja, limón, toronja, mandarina), uva, cebollas (en especial las moradas), espinaca, y tomate. Lo anterior explica la alta demanda de aguacates y berries en los diferentes mercados del mundo.

Efectos de los antioxidantes en el humano

Envejecimiento. Las teorías del envejecimiento señalan por una parte, la programación genética con una respuesta predeterminada de cada organismo y por otra un proceso no genético que incluye a los radicales libres o el estrés oxidativo. Durante el envejecimiento también disminuye la protección antioxidante por lo que se acelera la muerte de células. En este sentido, la literatura señala que la longevidad parece aumentar en concordancia con los niveles de antioxidantes en la dieta y con una reducción calórica; lo que puede propiciar una menor degradación de las mitocondrias, del metabolismo celular y del consumo de oxígeno.

 Frutos Rojos

Figura 2.Los frutos rojos contienen altos niveles de antioxidants

Salud. De acuerdo con Núñez (2011), se han estudiado alrededor de 100 enfermedades y su relación con el desbalance del sistema oxidativo, entre otras: cardiovasculares, cáncer, gástricas, respiratorias, neurológicas y del sistema endocrino. En el caso de la diabetes, los posibles mecanismos de los antioxidantes se relacionan con la inhibición en el intestino de la digestión de los carbohidratos, en particular la glucosa, de la cual también se modula su liberación por el hígado. Respecto al cáncer se señala que si los radicales libres afectan el DNA, pueden ocurrir mutaciones que en su momento se transforman en células cancerosas. Por otro lado, se señala que la relación entre cáncer gástrico derivado de la presencia de Helicobacter pilori, bacteria que causa gastritis crónica y que puede conducir a lesiones precancerosas, está relacionada con el estrés oxidativo. También es posible que las enfermedades neurodegenerativas (Parkinson, Alzheirmer) sean de las más estudiadas en el contexto del estrés oxidativo.

Tendencia del consumo de antioxidantes en el mundo: moda o necesidad

En las últimas décadas el consumidor ha demandado alimentos inocuos y con alta calidad nutricional. Ante este escenario, hoy en día se puede observar un alza en la tendencia de la alimentación mundial hacia el consumo de “antioxidantes”; pudiera considerarse una “moda”, sin embargo, es una necesidad de por vida en las personas para contrarrestar los efectos de los radicales libres endógenos y exógenos.

De acuerdo a los expertos en nutrición humana y la Organización Mundial de la Salud, para una dieta balanceada debemos ingerir energía, además de 50 nutrientes. Todas estas sustancias deben provenir de hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas y minerales.

En una dieta equilibrada las proteínas deben aportar un 15 % de la energía, mientras que las grasas no deben sobrepasar el 30-35 %. Para los hidratos de carbono corresponde aproximadamente un 50 – 55 % de la energía de la dieta.  Por lo que respecta a vitaminas y minerales, lo forman un conjunto de 13 y 20 sustancias, respectivamente. En el caso de las vitaminas, estas participan en funciones tan importantes en el organismo para evitar las reacciones de oxidación y formación de radicales libres.

Los antioxidantes o son sintetizados por el organismo, o son aportados por la dieta. Es por ello que mediante los antioxidantes consumidos en la dieta, es posible modular los efectos nocivos del estrés oxidativo y las acciones de los radicales libres, promoviendo de esta manera los procesos de regeneración celular. Una dieta suficientemente rica en antioxidantes debe contener cantidades adecuadas de frutas y verduras. Entre los antioxidantes más importantes en los alimentos destacan: vitamina C, carotenoides, vitamina E y en la actualidad los flavonoides. Lo anterior avala el creciente interés por el consumo de alimentos ricos en estos compuestos (Figura 3).

 Evolucion

Figura 3.Evolucion del consumo de frutas en España; la tendencia al alza en el consume se debe a una elevada cantidad de vitaminas antioxidants y otros components (pectinas, fructose, B-caroteno, polifenoles, etc.) que resultan potencialmente beneficiosos en la prevencion de enfermedades degenerativas).

Fuente: Ministerios de Agricultura, pesca y alimentacion, España. 2008.

 Fuentes consultadas:

- Delgado, O. L.; Betanzos, C. G.; Sumaya, M. M.T. 2010. Importancia de los Antioxidantes Dietarios en la Disminución del Estrés Oxidativo. Investigación y Ciencia. Núm. 50.

- Coronado, H. M; Vega, L. S.; Gutiérrez, T. R.; Vázquez, F. M. Radilla, V. C. 2015. Antioxidantes: perspectiva actual para la salud humana. Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco, México. Chil Nutr Vol. 42, Nº2. 206-2012 pp.

- Pinto, Q. M. T.; Obando, N. L.; Torres, M. J. 2011. Propiedades Antioxidantes de algunos Frutales Nativos Magallánicos. Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA). Tierra Adentro. Chile. 55-60 pp.

García, B. L.; García, G. L. V.; Rojo, D. D. M.; Sánchez, G. E. 2001. PLANTAS CON PROPIEDADES ANTIOXIDANTES. Rev. Cubana Invest Biomed. 232-235 pp.

- Pineda, A. D.; Salucci, M.; Lazaro, R.; Maiani, G.; Ferro-luzzi, A. 1999. Capacidad Antioxidante y Potencial de Sinergismo entre los Principales Constituyentes Antioxidantes de Algunos Alimentos. Rev. Cubana: Aliment Nutr. 13 (2) . 104- 11 pp.

- Venereo, G. J. R. 2002. Daño Oxidativo, Radicales Libres y Antioxidantes. Instituto Superior de Medicina Militar “Dr. Luis Díaz Soto”. Rev. Cubana Med Milit 31(2). 126-133 pp.

Diplomado Internacional en Cultivo de Berries

Redes Sociales:

mailto:marketing@intagri.com.mx?subject=Me%20interesa%20contratar%20anuncios%20web%20in%20intagri.com
http://rivulis.com/productos/drip-tapes/t-tape/?lang=es
https://www.intagri.com/cursos/presenciales/manejo-agronomico-para-la-produccion-de-maiz-de-alto-rendimiento-mochis
Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Aguacate y Zarzamora - ¿Motor del Desarrollo de Michoacán?

Aguacate y Zarzamora - ¿Motor del Desarrollo de Michoacán?

Los productos emblemáticos del sector primario de Michoacán son el aguacate y la zarzamora, donde en conjunto aportan el 69.74 % del valor del sector primario michoacano; el aguacate representa un 51.34 % y la zarzamora el 18.4 % (año 2016). Lo anterior ha posicionado a Michoacán como el primer productor y exportador nacional de estas dos frutas de alto valor.

1072 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


El Aguacate en Latinoamérica: Parte I. México, Colombia y Perú

El Aguacate en Latinoamérica: Parte I. México, Colombia y Perú

El cultivo de aguacate o palto se produce en más de 60 países, donde los principales productores son: México, Chile, República Dominicana, Indonesia, Perú, Colombia, Brasil y Estados Unidos de América; en conjunto estos países aportan más del 60 % de la producción mundial. Latinoamérica es la región que concentra la mayor superficie de producción de aguacate en el mundo, así como la región con mayor volumen de exportación.

3396 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Manejo de Viveros de Fresa en México

Manejo de Viveros de Fresa en México

La propagación comercial de las plantas de fresa se hace de forma asexual (clones), mediante la multiplicación de estolones a partir de una “planta madre”. En la actualidad se cuenta con dos sistemas de producción de plantas de fresa a través de viveros, uno es la producción de planta a raíz desnuda y el otro es el de planta en cepellón.

4191 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo