Sistemas de Tutorado en Pimiento bajo Cubierta


Autor: Equipo Editorial INTAGRI

El tutorado de las plantas es quizá una de las labores más imprescindibles y fundamentales en la producción del pimiento para garantizar un adecuado crecimiento y desarrollo. El tutorado consiste en emplear algún material que permita sostener y mantener erguida la parte aérea de las plantas a lo largo del ciclo para evitar el contacto con el suelo, permitiendo una mayor sanidad y consecuentemente mayor calidad en el órgano cosechado. Con el tutorado se aprovecha mejor el espacio disponible y se consigue mejor iluminación y ventilación; además de facilitar las labores de poda, aplicación de productos fitosanitarios, bioestimulantes o nutricionales, así como la cosecha. Para el cultivo de pimiento bajo cubierta se emplean principalmente dos sistemas de tutorado, el tutorado en espaldera o español y el tutorado holandés.

Tutorado en espaldera o español

Consiste en colocar uno o dos tutores (tubo, varilla, alambre o madera) en los extremos de las líneas de cultivo. Cuando son dos tutores en los extremos se disponen en forma oblicua, unidos en su base y abiertos unos 60 cm en el extremo superior (Figura 1). Los tutores se unen entre sí mediante hilos de rafia (polipropileno) horizontales pareados dispuestos cada 20-25 cm, que son los que realmente mantienen la planta erguida, con un total de 5 a 6 parejas de hilos. De igual manera se colocan hilos verticales cada 1.5 a 2.5 m para sujetar bien a la planta. Los hilos verticales van atados a la estructura del invernadero para evitar que la planta se vuelque por efecto del peso de hojas y frutos, aunque estos hilos de igual forma pueden ser sustituidos por estacas de madera o metálicas clavadas en el suelo cada 2 o 3 m y con la suficiente longitud para sujetar a los hilos horizontales.

Los frutos que quedan atrapados entre la rafia de este sistema de conducción crecen deformes, también baja la eficiencia de los agroquímicos aplicados y cosecha de frutos. Las variedades vigorosas que rebrotan poco en los tallos secundarios se adaptan bien a este sistema. El costo de instalación y mantenimiento es menor comparado al tutorado holandés, pero también la producción y calidad, debido principalmente a diferenciales en la maduración porque los frutos quedan en algunos casos tapados por las hojas. La poda en este sistema solo es la eliminación de brotes que van al interior de la línea.

Tutorado holandés

Pimiento en espaldera.

Figura 1. Cultivo de pimiento bajo invernadero con tutorado en espaldera o español, empleando dos tutores en los extremos de las líneas de cultivo.

Fuente: Intagri, 2004.

Consiste en conducir la planta con 2 o 3 tallos principales con una densidad de 5 a 6 tallos por m2. Una mayor densidad de tallos por m2 aumenta el número de frutos por unidad de superficie, aunque es importante encontrar un balance que permita incrementar el número de frutos sin demeritar su tamaño y calidad. Los tallos laterales del tallo o tallos principales se van podando por encima de su primer nudo, a fin de dejar más hojas para que haya más fotosíntesis y transpiración, y con eso se beneficie el transporte de nutrimentos hacia los frutos, además de evitar los “golpes de sol” en los frutos. Este sistema de tutorado es muy utilizado en cultivos de pimiento bajo invernadero o casa sombra y que tienen como objetivo la cosecha de fruta de exportación.

A partir de la poda de formación, cada uno de los tallos principales se sujeta mediante un hilo de rafia al emparrillado que se va liando conforme va creciendo hasta llegar a la altura deseada. La rafia se sujeta al tallo, ya sea mediante un nudo no corredizo (se procura dejar un ojal holgado para no ligar el tallo cuando crezca en diámetro) o un anillo de plástico, desarrollado para este fin. La planta comienza a ser tutorada cuando tiene entre 10 a 20 cm, tratando a la planta con cuidado para no romper su punta, dejando por ello los últimos 10 cm libres. Se debe tratar de no dar más de media vuelta por entrenudo en sentido de las manecillas del reloj, cuidando de no dañar hojas y principalmente el fruto. Esta labor se debe realizar cada 10 o 15 días, dependiendo del vigor que presente el cultivo.

Este sistema incrementa la inversión en mano de obra y mayor riesgo en la transmisión de virus por la manipulación y heridas en la planta debido a la poda, con respecto al tutorado en espaldera. No obstante, supone una considerable mejora en aireación y aprovechamiento de la radiación. También se facilita la realización de las labores culturales (destallados, recolección, entre otras) y los tratamientos fitosanitarios son más cómodos y efectivos, y en consecuencia, se tiene una menor incidencia de enfermedades. Todo lo anterior resulta en una mayor fructificación, uniformidad y calidad del fruto al estar la planta más ventilada y los frutos convenientemente distribuidos. Este sistema de tutorado requiere adiestramiento del personal y criterio agronómico.

Conclusión

Pimiento en tutorado holandés bajo invernadero

Figura 2. Cultivo de pimiento bajo invernadero con tutorado holandés, empleando una rafia individual por tallo.

Fuente: Intagri, 2004.

El uso de uno u otro sistema de tutorado dependerá de distintos factores como la mano de obra, capacitación de trabajadores, disponibilidad de materiales, estructura del invernadero o casa sombra, mercado de destino de la fruta cosechada, entre otros. La aplicación de cada uno de estos sistemas de tutorado tendrá que hacerse cuidadosamente, con personal capacitado y con el material adecuado, ya que de ello depende mantener a la planta erguida y productiva; además de evitar el contacto de los frutos de pimiento con el suelo.

Si deseas conocer y aprender más sobre el cultivo de pimiento bajo cubierta puedes tomar el Seminario virtual: Cultivo de pimiento en invernadero, en donde podrás aprender temas sobre producción de plántula, injerto, prácticas agronómicas, manejo de la radiación, manejo nutrimental, manejo fitosanitario, entre otros interesantes temas. Si deseas mayor información escribe aquí.  

Cita correcta de este artículo 

INTAGRI. 2020. Sistemas de Tutorado en Pimiento bajo Cubierta. Serie Horticultura Protegida, Núm. 40. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 3 p.

Literatura consultada

  • Camacho F., F. 2015. El Cultivo del Pimiento. Sesión del 5° Diplomado Internacional en Horticultura Protegida. Intagri-UAL. Gto., México.
  • Jurado R., A.,& Nieto Q.. M. N. 2003, El cultivo de pimiento bajo invernadero. En: Camacho F., F (coord.). Técnicas de producción en cultivos protegidos (541-568 p). España. Cajamar.
  • Muñoz R., J. J. 2004. Manejo del cultivo de pimiento en invernadero. En: Castellanos, J. Z. (Ed.). Manual de producción hortícola en invernadero (257-281 p.). 2da. Edición. México. Intagri.
  • Zarate C., A. 2015. Estrategias en el Cultivo de Pimiento. Sesión del 5° Diplomado Internacional en Horticultura Protegida. Intagri-UAL. Gto., México.

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Problemas podales en bovinos

Problemas podales en bovinos

Las patología podales constituyen la tercera causa de descarte de vacas en explotaciones lecheras, después de las enfermedades reproductivas y la mastitis. Una inadecuada nutrición, deficiencias en el manejo animal y factores genéticos aceleran los daños en las pezuñas de los bovinos.

3357 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


La Poda de Invierno en la Vid

La Poda de Invierno en la Vid

La poda de invierno de la vid es una de las tareas más importantes a realizar en el viñedo, y esta actividad definirá muchos aspectos de la futura campaña. Durante su ciclo anual, el viñedo necesita la realización de diferentes podas para conseguir darle forma, mejorar la salud, vigor y rendimiento adecuado.

6212 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


La Poda en el Cultivo de Aguacate

La Poda en el Cultivo de Aguacate

La poda constituye una labor importante en el cultivo de aguacate, la cual debe ser entendida y practicada para asegurar los altos rendimientos. Esta práctica ayuda a que penetre la luz solar de manera más uniforme dentro de la copa, con lo cual se evita tener ramas interiores improductivas e inclusive reducir la presencia de plagas y enfermedades al evitar generar microclimas favorables para estos organismos.

240857 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Para realizar un comentario tienes que iniciar sesión

Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo