Uso de Aditivos y Promotores de Crecimiento en la Alimentación de Bovinos de Engorda


Marzo de 2019

Autor: Equipo Editorial INTAGRI

Mejorar la productividad y rentabilidad en los sistemas de producción de carne ya sea en estabulación o en pastoreo es la meta de la mayoría de los ganaderos. Cada vez incrementa la demanda la población mundial por lo que se busca la mejora continua de los métodos de producción, introducción de nuevas tecnologías, la explotación de nuevas fuentes de alimentos y la continua intensificación de la producción y de la calidad.

El uso de los aditivos y promotores de crecimiento en producción animal resulta importante porque constituye una herramienta eficaz para producir alimentos de forma más eficiente; además, de que mejoran los procesos metabólicos, modifican la fermentación ruminal, reducen la incidencia de problemas metabólicos y reducen la acumulación de grasa.

Los promotores de crecimiento son sustancias que se añaden a los alimentos como suplemento o son administrados por medio de inyecciones y son utilizados para incrementar la eficiencia de conversión alimenticia, la ganancia diaria de peso, la calidad de la canal y la producción láctea. Aunque los promotores de crecimiento pueden mejorar la eficiencia con que los animales usan el nitrógeno de la dieta para formar aminoácidos y construir sus propias proteínas, la mayoría de los promotores de crecimiento, aceleran la retención de nitrógeno en el cuerpo.

Los promotores de crecimiento están divididos en 5 grupos: los aditivos en alimentos, los implantes anabólicos hormonales (estrógenos y andrógenos), la hormona de crecimiento o somatotropina bovina (BST), agentes de repartición (β-agonistas) y probióticos. Todos los aditivos alimenticios no nutritivos que estimulan el crecimiento pueden ser descritos como promotores de crecimiento.

Aditivos

Un aditivo es una sustancia que se agrega al alimento para alcanzar una necesidad específica del animal, puede proveer un nutriente faltante o incrementar la resistencia a enfermedades.

Los ácidos orgánicos son ampliamente usados para reducir el pH de los alimentos, creando condiciones negativas para la proliferación de microorganismos, entrando en la membrana citoplasmática e interrumpiendo el ciclo de vida especialmente en bacterias gram positivas. Junto con algunos aceites escenciales tiene un efecto sinérgico controlando el crecimiento de bacterias como Salmonellae, E. coli, Enterococcus, Staphylococcus y Clostridium.

Los aditivos se agregan en el alimento para proveer un nutriente faltante y alcanzar una necesidad específica del animal.

Figura 1. Los aditivos se agregan en el alimento para proveer un nutriente faltante y alcanzar una necesidad específica del animal.  (Creative commons).

Las enzimas exógenas son utilizadas para mejorar la digestibilidad de los nutrientes y proporcionar consistencia en las heces del ganado. La Amilasa, por ejemplo, mejora la digestibilidad del amidón en la dieta en rumiantes y no rumiantes.

 

 Cuadro1. Algunos efectos de aditivos como promotores de crecimiento. Fuente, Tamirat et al. 2017.

 Efectos fisiológicos

 Efectos nutritivos

 Efectos metabólicos

↓ tiempo de tránsito intestinal

↑ Retención de nitrógeno

↓ producción de aminas tóxicas

↓ diámetro de pared intestinal

↑ Retención de energía

↓ producción de alfa toxinas

↓ longitud de pared intestinal

↑ absorción de vitaminas

↓ oxidación de ácidos grasos

↓ del peso de pared intestinal

↑ absorción de ácidos grasos

↓ excreción de grasa fecal

↓ regresión de células de la mucosa

↑ absorción de glucosa

↑ síntesis de proteína en el hígado

↓ de estrés

↑ absorción de calcio

↓ ureasa intestinal

↓ humedad fecal

↑ nutrientes en plasma

 

↑ consumo de alimento

↓ pérdida de energía intestinal

 

↑ absorción intestinal

 

 

 

Anqué se pone un gran énfasis en los diferentes modos de acción de los aditivos en la dieta como promotores de crecimiento, se obtiene en todos un porcentaje similar en la eficiencia de conversión alimenticia con un 6 a 8 %.

Implantes hormonales

Los implantes anabólicos constituyen una de las estrategias de mayor importancia para incrementar la eficiencia productiva y rentabilidad de las explotaciones de bovinos en corrales de engorda o en modelos de pastoreo. Los anabólicos actúan indirectamente modificando el sistema endocrino del animal y regulando la síntesis y degradación proteínica en las células musculares mejorando la ganancia de peso, eficiencia de utilización del alimento, rendimiento de la canal y calidad de la carne obteniendo un mejor marmoleo, grasa superficial más uniforme, mejor textura y coloración, sin cambios significativos en el consumo de alimento.

Los implantes son utilizados para incrementar la eficiencia de crecimiento y estimular el desarrollo muscular magro.

Figura 2. Los implantes son utilizados para incrementar la eficiencia de crecimiento y estimular el desarrollo muscular magro.  Fuente, Agnwsfeed.com 2017.

Los implantes son cápsulas colocadas a nivel subcutáneo detrás de la oreja y liberan una dosis específica de hormonas por un tiempo determinado. Este tipo de implantes puede promover el crecimiento en las etapas de amamantamiento, crecimiento y finalización en la producción de carne.

Generalmente se utilizan hormonas como estradiol, testosterona y progesterona u hormonas sintéticas como acetato de trembolona y zeranol.

El estradiol promueve el crecimiento estimulando el apetito y mejorando la eficiencia de conversión alimenticia. De esta manera funciona la testosterona o propionato de testosterona solos o en combinación con otra hormona, por medio de una acción anabólica de los andrógenos. Se sabe que la progesterona no solo funciona como precursor de otras hormonas en las gónadas y adrenales, sino que también es utilizado por la mayoría de los tejidos para convertirse en metabolitos y mejorar el crecimiento. El acetato de trembolona es un esteroide sintético con potencia anabólica vía interacción con andrógenos y receptores de glucocorticoides, que se isomeriza en su forma activa 17 β – trembolona, cuya forma se presenta en el músculo principalmente.

Hormona de crecimiento

La hormona de crecimiento o somatotropina es un polipéptido de cadena sencilla formada por 191 aminoácidos y varía considerablemente de una especie a otra, incrementa la ganancia de peso estimulando el metabolismo y el incremento de proteína con una reducción en la deposici-

ón de grasa. Moviliza la grasa corporal para ser usada como energía y utilizarla para la producción de leche en lugar de la síntesis de tejidos, incrementando la producción de leche de un 10 a 15%. En ganado de carne incrementa la tasa de crecimiento y mejora la conversión alimenticia y obteniendo una canal más magra. 

Agentes de repartición ó β-agonistas

La tendencia en la engorda de ganado es incrementar la masa muscular y producir carne más magra. Lo cual se puede lograr con modificaciones a la dieta, manejo genético, manejo del ganado o con la utilización de β-agonistas. Estos últimos son análogos estructurales de las catecolaminas adrenalina y noradrenalina; de los cuales, se ha reportado que mejoran la síntesis y reducen el catabolismo de las proteínas, promueven la lipólisis y reducen la lipogénesis, se reduce la deposición de grasa, también causa hipertrofia en las células al inhibir la proteólisis, mejoran la eficiencia de utilización del alimento, reducen el consumo de alimento sin cambios significativos en la ganancia de peso del ganado.

Promueve la eficiencia del crecimiento estimulando los receptores β-adrenérgicos en la superficie de la célula. Disminuyen la deposición de grasa hasta un 40% e incrementan el contenido de proteína en músculo hasta un 40%. El incremento en la síntesis de proteína esta mediada por los enlaces de los agonistas a los receptores del músculo β1 y β2. La desventaja de los agonistas es que al retito del producto  incrementa la deposición de grasa, reduciendo la masa muscular, por lo que para un resultado más efectivo se recomienda usar uno o dos meses antes de llevar a rastro.

Inicialmente los β-agonistas se utilizaron para el tratamiento de afecciones respiratorias. Posteriormente se descubrió que a dosis diez veces mayores a las terapéuticas, favorecían la síntesis de proteína. Sin embargo, la utilización de estos compuestos como aditivo en ganado provoca depósitos residuales en algunos tejidos comestibles, los cuales pueden provocar intoxicaciones a las personas que lo consumen. Razón por la cual, se prohibió el uso de algunos β-agonistas como aditivos en producción animal, a excepción del zilpaterol (NOM-061-ZOO-1999 y NOM-EM.015.ZOO-2002)

Probióticos

Son un cultivo de uno o más microorganismos que induce beneficios en el hospedero mejorando las propiedades de la micro flora endémica. Se considera a un gran número de organismos como probióticos, entre los que se incluyen hongos, levaduras y bacterias como lactobacillus, Bifidobacteria, Bacillus, Enterococcus, Streptococcus, Lactococcus, Pediococcus y Selenomona scerevisiae.

Los probióticos son administrados comúnmente vía oral por medio del alimento o el agua. Recientemente se ha probado que el uso de lactato con la bacteria Megasphaera elsdenii  ha prevenido la acidosis y mejorado el desempeño del crecimiento; a nivel intraruminal, incrementa el pH y reduce las concentraciones de lactato lo que ayuda a una transición rápida de forraje a una dieta con altos contenidos de concentrado.

El modo de acción de los probióticos incluye: la exclusión competitiva de una bacteria patógena como E. coli y Salmonella; modulación inmune, produciendo sustancias antibióticas; decremento de pH intestinal; estimulación de síntesis de vitaminas del grupo B; proveyendo de enzimas digestivas; e incrementando la producción de ácidos grasos volátiles.

Las especies del género lactobacillus que se encuentran en muchos productos probióticos, produce ácido láctico antimicrobiano y péptidos antibacteriales (bacteriocinas) como nisina, lactobrecina, acidolina, etc. El efecto de los probióticos depende de la combinación del género de las bacterias, las dosis, la interacción de probióticos con otros productos farmacéuticos, la composición del alimento, las condiciones de almacenaje y la tecnología utilizada para la alimentación. 

Capacítate y conoce más sobre la formulación de dietas y los requisitos para la exportación a través de toda la cadena de producción este  13 y 14 de Junio, en el curso de Alimentación de Bovinos de Engorda y Requisitos para su Exportación en Guadalajara Jalisco.

Cita correcta de este artículo

INTAGRI. 2019. Uso de Aditivos y Promotores de Crecimiento en la Alimentación de Bovinos de Engorda. Serie Ganadería, Núm. 21. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 5 p.

Fuentes Consultadas

  • Mendoza, M. G. D.; Ricalde, V. R. 2015. Alimentación de ganado bovino con dietas altas en grano. Universidad Autónoma Metropolitana. 
  • Sánchez del Real, C. 2010. Aditivos y promotores de crecimiento. Universidad Autónoma Chapingo.
  • Tamirat, H.; Abebe, A. 2017. Growth Promoters in Cattle. Advances in Biological Research 11 (1): 24-34.

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Microorganismos Ruminales, la Síntesis de Proteínas y el uso de proteínas de sobrepaso

Microorganismos Ruminales, la Síntesis de Proteínas y el uso de proteínas de sobrepaso

La nutrición de rumiantes comprende la nutrición de dos ecosistemas, el ecosistema ruminal, compuesto de bacterias, hogos y protozoarios y el segundo ecosistema, el rumiante. Se ha mostrado que la proteína consumida por los rumiantes es degradada por las bacterias y protozoarios en el retículo-rumen, una fracción de la proteína se escapa al rumen, para liberar amoniaco, este mismo es utilizado por los microorganismos ruminales para la síntesis de proteína celular.

1597 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

gajl comentó:
Publicado: 2019-04-28 18:13:33


Anónimo comentó:
Publicado: 2019-05-05 11:03:25

Muy útil.