Complementación Mineral en Dietas de Rumiantes


Noviembre de 2018

Autor: Equipo Editorial INTAGRI

Los elementos minerales son esenciales para todos los animales y son necesarios en numerosos procesos metabólicos, cualquier desbalance se manifiesta como deficiencia o toxicidad. Una de las principales deficiencias en la alimentación del ganado, después de la proteína y energía, es la deficiencia mineral, sobre todo en condiciones de pastoreo, debido a que dependen únicamente del contenido mineral de los forrajes para satisfacer sus requerimientos nutricionales sobre todo durante la época de secas donde el forraje disponible es insuficiente y muchas veces se recurre al uso de residuos de cosecha de cultivos agrícolas, que muchas veces son deficientes en energía metabolizable, proteína cruda, en selenio,  azufre, vitaminas, fósforo, zinc, cobalto, cobre, y yodo.

Los minerales se dividen en macrominerales: calcio (Ca), fósforo (P), sodio (Na), potasio (K), magnesio (Mg), azufre (S) y cloro (Cl); y microminerales: hierro (Fe), cobre (Cu), cobalto (Co), zinc (Zn), manganeso (Mn), yodo (I) y selenio (Se), siendo estos de gran importancia para el organismo animal.

Minerales consumidos por el ganado

Los minerales son importantes porque cerca del 50% de las enzimas corporales requieren algún mineral para su correcto funcionamiento. Una deficiencia de minerales puede afectar el metabolismo de carbohidratos, lípidos, proteínas, aminoácidos, vitaminas y minerales; y se ve reflejado en un problema productivo, reproductivo, afectando en el crecimiento e inmunidad del animal.

La ingesta de minerales afecta a los microorganismos ruminales responsables de digerir más del 90% del almidón, estos aportan entre el 50 y 90% de los requerimientos de proteína del animal, y complementan las necesidades de vitaminas del complejo B.

Se debe determinar el consumo y concentración de minerales que recibe el animal con el fin de suplementar aquellos que se encuentran deficientes en las fuentes de minerales ya sea por insuficiencia o por exceso de algún otro mineral. Para ello, debe muestrearse el agua, el suelo, forraje y los alimentos suplementarios con el fin de determinar el balance de minerales para el hato. Suplementar minerales sin conocer esta información propicia un mayor gasto en suplementación mineral, además de que se suplementa con minerales que no son necesarios.

 

Cuadro 1. Concentraciones minerales en los forrajes tropicales. Fuente: Huerta 2010.

 

concentración en los forrajes

rango adecuado para consumo de los animales

fósforo %

0.13 ± 0.07

0.25 - 0.70

sodio %

0.23 ± 0.37

0.10 - 1.20

cobre mg/Kg

32 ± 39

10 - 40

manganeso mg/kg

53 ± 30

40 - 2000

Zinc mg/kg

224 ± 320

30 - 500

potasio %

1.18 ± 0.55

0.6 -2.0

magnesio %

0.38 ± 0.24

0.1 - 0.6

hierro mg/kg

389 ± 269

50 - 300

calcio %

1.27 ± 0.83

0.3 - 2.0

relación Ca:P

13.14 ± 11.99

1.2 - 2.0

 

Las deficiencias minerales más comunes en pastos de climas tropicales, incluyen al fósforo, sodio y cobre,  por lo que la deficiencia de estos minerales también se ve reflejado en suero sanguíneo. Es importante mantener una adecuada proporción de minerales ya que pueden existir antagonismos; algunos de ellos son la deficiencia de fósforo que se agrava por el exceso de calcio en relación al fósforo y por otro lado, la deficiencia de cobre se agrava por el exceso de hierro en los forrajes y el estado del cobre puede ser afectado por las concentraciones de azufre y molibdeno.

 

Cuadro 2. Concentraciones minerales en suero sanguíneo de rumiantes con pastos tropicales. Fuente: Huerta 2010.

 

concentración media

rango adecuado NRC

fósforo mg/100ml

4.5 ± 1.6

4 -6

sodio mg/L

2883 ± 841

3100 - 3500

cobre mg/L

0.80 ± 0.3

0.8 - 2.5

potasio mg/L

222 ± 67

160 - 230

hierro  mg/L

2.6 ± 2.5

1.3 - 2.5

Zinc mg/L

1.8 ± 1.6

0.8 - 2.5

calcio  mg/100ml

13.5 ± 5.8

8 - 12

relación Ca:P

8.2 ± 1

1 - 2

magnesio mg/100ml

3.1 ± 1.4

1.8 -3.5

 
 

La pica, se caracteriza por la ingestión de hueso (osteofagia), tierra, piedras, madera, etc. es el signo más característico de la deficiencia de algunos minerales como el fósforo, exceso de otros minerales o falta de fibra en la dieta. Otros signos clínicos por causa de una deficiencia de minerales pueden ser un menor consumo de alimento; problemas reproductivos: calores silenciosos y baja fertilidad, mayores problemas de metritis y menor respuesta inmune, una disminución en la producción; en casos severos, el animal permanece echado y demuestra dolor.

 
La pica, se caracteriza por la ingestión de hueso, tierra, piedras, madera, etc. es el signo más característico de la deficiencia de algunos minerales.

Figura 1. La pica, se caracteriza por la ingestión de hueso, tierra, piedras, madera, etc. es el signo más característico de la deficiencia de algunos minerales.

Fuente: Intagri, 2018.

 

La deficiencia de sodio provoca languidez, pelo reseco, debilidad, pica y baja producción de leche.

Las deficiencias de cobre son bastante comunes y pueden ser debidas a deficiencias naturales de cobre o por exceso de molibdeno en suelo y forraje, por exceso de azufre en el aire y agua, exceso de hierro. Los signos clínicos son diversos:

  • Decoloración de pelo o lana y pérdida del rizado de la lana.
  • Cambio de color de pelo negro a café.
  • Cambio de color de pelo rojizo a amarillo
  • Decoloración de pelo en el área de los ojos.
  • Lesiones del sistema nervioso.

El Zn es importante para la división y formación de células somáticas, germinales y se le asocia con la síntesis del ADN y ARN. La deficiencia de este mineral en el animal provoca retardo en el crecimiento, anorexia, inflamación de los cascos, alopecia, hipogonadismo en el macho y aborto en el último tercio de la gestación.

Por otro lado, el cobre (Cu) es un elemento mineral esencial en pequeñas cantidades para la nutrición, es importante para el funcionamiento del sistema nervioso, la pigmentación de la piel, el pelo y la lana, así como en reacciones bioquímicas en el metabolismo enzimático. Su disponibilidad está influenciada por los niveles de azufre (S) y  molibdeno (Mo). De igual modo, el hierro (Fe) es otro de los microminerales que se requieren en mínimas cantidades, pero necesarios para la función metabólica.

El P es el elemento más involucrado en una gran cantidad de procesos fisiológicos, incluyendo los reproductivos. El P presente en los pastos varía estacionalmente, en el invierno se dan los valores más bajos (0,07-0,08 g P/100g MS). Este mineral está en mayor concentración en el tejido vegetal en activo crecimiento que es en la época de verano (0,15g P/100g MS). Una deficiencia de este, lleva a una enfermedad denominada afosforosis, que produce modificaciones en el comportamiento ingestivo de los animales (consumo de huesos), produce disminución del apetito, los porcentajes de preñez y destete son bajos, con pérdida de peso y de condición corporal durante la lactancia.

 
La deficiencia de algunos elementos inhibe el crecimiento en animales jóvenes.

La deficiencia de algunos elementos inhibe el crecimiento en animales jóvenes. Fuente NADIS, 2009.

 

El Sodio (Na) cumple una variedad de funciones en los tejidos, entre ellas: mantener la presión osmótica, regular el equilibrio ácido base y controlar el metabolismo del agua. La carencia prolongada de sodio produce pérdida de apetito, rápida disminución de peso y de la producción de leche.

La deficiencia produce alteraciones del apetito y, a diferencia del P, los animales consumen cualquier material que pueda proveer el mineral: tierra, madera y huesos. Como medida para subsanar estas carencias de P y Na se recomienda desde hace muchos años la suplementación con estos minerales con mezclas comerciales que contienen P y NaCl. Uno de los impactos que se observa con esta práctica es una importante mejora en la fertilidad de las vacas.

Los minerales suplementarios deben ser proporcionados vía oral de manera continua. El suplemento mineral debe contener fósforo, sodio y los minerales traza cobre, zinc, manganeso, selenio, yodo y cobalto.

Deficiencia de minerales en la alimentación de rumiantes

En general, las carencias o desequilibrios de minerales se manifiestan en los animales jóvenes principalmente con retardo del crecimiento y problemas osteoarticulares; en adultos, especialmente por problemas reproductivos y disminución de la producción. Los más afectados son los rumiantes alimentados exclusivamente a base de forrajes de mala calidad, siendo su incidencia más alta en producciones intensificadas.

La deficiencia o el exceso de algunos microminerales afecta con bajas resistencias a enfermedades y hay una incidencia mayor de algunos trastornos y baja respuesta a los tratamientos o al uso de antibióticos. Una carencia subclínica de algunos microelementos muchas veces no se nota a la observación visual.

Una deficiencia mineral en la dieta no conduce necesariamente a una enfermedad clínica. Entre los factores que predisponen a la enfermedad clínica se encuentran: la edad en que aparece la deficiencia, diferencias genotípicas, el estado productivo del animal, variaciones individuales en respuesta a la deficiencia y el volumen de las reservas funcionales del mineral. El curso de una deficiencia puede dividirse en cuatro fases: depleción, deficiencia, subclínica o disfunción y enfermedad clínica.

 

 Cuadro 3. Deficiencias de minerales y sus efectos. Fuente: Bavera 2005.

Efecto causado

Minerales deficientes

P

Ca

ClNa

S

Mg

K

Cu

Co

I

Mn

Zn

Se

Fe

F

Cr

Reducción de crecimiento

x

x

x

x

 

x

x

x

x

 

x

x

x

 

x

Disminución de la producción de leche

x

x

x

x

   

x

x

x

 

x

     

x

Reducción del apetito y digestibilidad

x

 

x

x

x

x

x

x

x

 

x

 

x

   

Disminución de fertilidad

x

         

x

x

x

x

x

x

x

   

Anemia

           

x

x

     

x

x

   

Renqueo o cojera

           

x

     

x

x

     

Deformación de pezuñas

                   

x

       

Alteración del equilibrio

             

x

 

x

         

Alopecia

                   

x

       

Decoloración del pelo

           

x

               

Bocio

               

x

           

Degeneración muscular

                     

x

     

Pica

x

 

x

   

x

x

               

Tetania

x

x

   

x

x

                 

Caries, exóstosis

                         

x

 
 
 

Para conocer más sobre los complementos y el porcentaje de inclusión en la dieta de rumiantes, le invitamos al Curso Internacional sobre el Uso de Recursos Forrajeros y Diseño de Alimentos para Rumiantes.  Que es impartido por el Doctor Martín Ibarra Hinojosa.

Cita correcta de este artículo

INTAGRI. 2018. Complementación Mineral en Dietas de Rumiantes. Serie Ganadería, Núm. 10. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 6 p.

Fuentes Consultadas

  • Huerta, B.M.; 2010. Alimentación y suplementación mineral. Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).
  • INTA-UNMdP.; 2014. Nutrición animal aplicada, EEA Balcarce del INTA y Facultad de Ciencias Agrarias, UNMdP. Argentina.
  • González, R.A.; Naranjo, G.F.; Zárate, F.P.; Juárez, F.J.; Ibarra, H.M.; Limas, M.G.; Martínez, G.C; 2016. Zinc, Cobre y Hierro Sérico en Ovejas de Pelo con Suplementación Parenteral de Minerales. Rev Inv Vet Perú. 27(4): 706-714.
  • Bavera, G.A.; 2005. Suplementación mineral del bovino a pastoreo. Curso de Producción Bovina de Carne. Sitio Argentino de Producción Animal.
  • Mufarreje, D.; 2005. Los minerales en la alimentación de vacunos para carne en la Argentina. Serie técnica N°37. INTA.

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Funciones del Calcio (Ca) en la Nutrición de los Cultivos

Funciones del Calcio (Ca) en la Nutrición de los Cultivos

En la producción de cultivos un aporte nutricional completo contempla la adición de calcio, ya que las deficiencias de este nutriente en los vegetales provoca: mal desarrollo radical, desarrollo anormal de hojas y enrollamientos, deformación y falta de tamaño de frutos, pudrición apical o blossom end rot, depresión amarga o bitter pit, rajado de frutos, mala vida de anaquel y frutos aguados.

11299 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Importancia del Azufre (S) en las Plantas

Importancia del Azufre (S) en las Plantas

El azufre (S) es un elemento secundario constituyente estructural de compuestos orgánicos, algunos de los cuales son únicamente sintetizados por las plantas, como es el caso de los aminoácidos cisteína, cistina y metionina, requeridos para sintetizar proteínas. Es importante también para algunas vitaminas y coenzimas, y actúan como grupo funcional directamente involucrado en reacciones metabólicas. Tiene funciones que sirven a la planta como sistema de defensa y detoxificación.

20591 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


La Dinámica del Potasio (K) en el Suelo

La Dinámica del Potasio (K) en el Suelo

La calidad y cantidad de arcillas de un suelo son los principales parámetros que definen el contenido total de K de un suelo. En general los suelos con dominancia de arcillas del tipo 2:1 (vermiculita y esmectita) contienen mucho más potasio que los suelos con predominio de caolinita.

12473 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo