Control de Nematodos desde una Perspectiva Integral


Los nematodos comprenden uno de los grupos más ricos en especies del reino animal y, en términos de biomasa, constituyen uno de los grupos más numerosos, pues pueden encontrarse hasta 20, 000, 000 de individuos por metro cuadrado. Los nematodos son microorganismos en forma de gusano que se encuentran prácticamente en todos los hábitats de la tierra. Algunas especies son parásitas de las plantas, representando un problema importante en la agricultura debido al complejo proceso para su control, sobre todo en los esquemas de manejo integrado. El manejo integrado de nematodos emplea una variedad de actividades y estrategias, cuyo objetivo es el control y la sana convivencia de los especímenes y no la erradicación total de la plaga; en busca siempre del equilibrio con el medio ambiente. Los métodos utilizados son afines entre sí, además de complementarse.

Muestreo

El muestro es la herramienta con la que se inicia un esquema de manejo integrado, pues a partir de los resultados que se obtengan de él, se podrán determinar las acciones a seguir y las estrategias de manejo cultural, físico o químico. Por lo general, el muestreo se realiza en forma de zig-zag y en los primeros 30 cm de suelo, buscando la humedad que es donde se encuentran los nematodos. En terrenos destinados al cultivo de hortalizas de alto rendimiento, 40 muestras de aproximadamente 100 g cada una es bastante efectivo y procurando que sea de un máximo de 3 hectáreas. Es importante depositar las muestras dentro de un bote limpio para hacer una muestra compuesta de tan sólo 1 kg. Si fuese el caso también se deben enviar unos 500 g de raíces infestadas, junto con la muestra de suelo final.

Prácticas culturales

Lo más importante es la selección del terreno donde se establecerá el cultivo hortícola, en el que se debe tener en cuenta: historial de plagas y enfermedades, fertilidad del suelo y análisis microbiológicos. De igual manera, se tiene que contemplar las características físicas como: pendiente, drenaje, entre otras.  Es esencial manejar adecuadamente las siguientes labores culturales:

  • Preparación del suelo (barbecho profundo, nivelación del terreno, incorporación de M.O.).
  • Preparación de plántula antes de salir a campo (tratamiento previo al trasplante).
  • Intercambio calle por cama (rotar el lugar de las camas año con año).
  • Desinfección de herramientas y maquinaria.
  • Control de contaminación de canales y estanques.
  • Renovación de desinfectantes en vados (cloro, yodo, sales cuaternarias, plata coloidal, metilen bistiocianato, etc.).
  • Manejo del personal en campo (reglamento interno).
  • Barreras rompe vientos y líneas de cultivos trampa.

Cuadro 1. Umbral económico para distintas especies de nematodos en algunos cultivos.

Fuente: Damián, 2016.

Nematodo

Umbral económico

Cultivo

Meloidogyne hapla

9 juveniles/100 g de suelo

Zanahoria

Meloidogyne incognita

4 juveniles/100 g de suelo

Tomate

Ditylenchus dipsaci

1 nematodo/100 g de suelo

Ajo y cebolla

Pratylenchus penetrans

30-180 nemas/100 g de suelo

Zanahoria

Meloidogyne javanica

1 juvenil/100 g de suelo

Tomate

Pratylenchus penetrans

200-400 nemas/100 g de suelo

Col

Manejo de hospederos.

Una estrategia para el manejo de nematodos consiste en evitar que el microorganismo continúe con su ciclo de vida al eliminar plantas hospederas. El propósito de eliminar hospederos es para romper el ciclo. Es necesario poner especial atención a las especies de malezas que fungen como hospederos (quelite, diente de león, mostaza silvestre y verdolagas).

Enraizamiento

Una vez que se tiene la presencia de estos microorganismos, una de las prácticas consiste en promover el enraizamiento mediante la aplicación de algunas sustancias como las siguientes:

Triptófano. Aminoácido precursor de la síntesis interna de ácido indol acético (AIA), hormona del enraizamiento.

Betaínas y glicil betaínas. Aumentan la penetración de agua en las membranas celulares, la fotosíntesis y aumentan la tolerancia contra estrés biótico y abiótico.

Saponinas. Facilitan la penetración del agua y nutrientes por la membrana celular, y son factores de crecimiento que favorecen el desarrollo inicial de las plantas. Son muy activas en los ápices radiculares.

Arado del suelo con maquinaria

Figura 1. Voltear el suelo con las labores reduce las poblaciones de nematodos.

Fuente: Damián, 2016.

GABA. Incrementa su concentración hasta 5 veces dentro de la planta ante la presencia de heridas ocasionadas por el estilete de los nematodos u otros insectos. Este compuesto puede servir como sustrato para incrementar la síntesis de citocininas en las raíces.

Ácido aminovalerico. Induce la síntesis endógena de citocininas promoviendo un balance hormonal y favoreciendo el desarrollo de la planta bajo presencia de nematodos, lo cual disminuye la presencia de la plaga.

Quitosano. Evita el daño por bacterias y hongos en raíces que han sido heridas por el estilete de los nematodos. Por otra parte, estimula la emisión de raíces y promueve la resistencia a enfermedades.

Biofumigación

La biofumigación es una técnica que consiste, básicamente en la incorporación de residuos orgánicos al suelo húmedo, el cual es cubierto con una película plástica. La biofumigación funciona a través de un proceso de fermentación y compostaje en donde se generan gases y una gran cantidad de sustancias dañinas para los patógenos. Del mismo modo, se promueve la reproducción de bacterias y actinomicetos en la fase termofílica, reduciendo significativamente la viabilidad de entes fitopatógenos en el suelo. Se recomienda bajo invernadero la incorporación de 5 kg de residuos de crucíferas/m² + 7/m² de estiércol vacuno, cubierto con un plástico transparente de 30-35 micras por 6 semanas en primavera verano.

Control biológico 

El manejo de los nematodos de forma biológica es poco empleado en las explotaciones agrícolas. Este tipo de control contempla la introducción de microorganismos como son los hongos nematófagos con la capacidad de depredar, parasitar o matar a los nematodos. Véase Control Biológico de Nematodos Fitopatógenos.

Nematicidas orgánicos

Tirosina + fenilalanina. Se encuentran involucradas en la síntesis de la lignina, responsable de la lignificación de los tejidos de la raíz. También influyen en la síntesis de ácido salicílico, que participa en mecanismos de resistencia de la planta (SAR).

Incorporación de residuos orgánicos al suelo

Figura 2. Incorporación de restos de crucíferas para su compostaje en la biofumigación bajo invernadero.

Fuente: Intagri.

Quitosano + extractos vegetales. Altera la permeabilidad de la membrana del nematodo provocando un desequilibrio en el metabolismo interno del mismo. De igual forma, bloquea el suministro de sustancias involucradas en su crecimiento.

Extracto de gluten + saponinas. Una fracción derivada de las saponinas produce efectos tóxicos a los nematodos, afectando el sistema neurotransmisor a nivel del aparato digestivo. Debido al efecto anterior, el nematodo no se alimenta y reproduce, y llega a morir dentro del periodo de exposición.

Extracto de Quillay. Compuesto por saponinas, polifenoles, sales y azúcares. Las saponinas de este extracto provocan cambios en la permeabilidad celular y poseen propiedades antifúngicas y antibacterianas. Las saponinas en sinergia con los polifenoles destruyen los lípidos importantes para el metabolismo de los nematodos.  

Extracto de Tagetes erecta. Controla enfermedades del suelo y nematodos por contacto.

Nematicidas químicos

Metam sodio. En el suelo este producto da origen al gas metil isotiocianato (MIT), gas que actúa sobre los organismos del suelo. Temperaturas entre 10 y 25 °C en el suelo permiten lograr un buen efecto fumigante. Suelos con pH neutro o ligeramente alcalino, obtienen mayor cantidad de MIT que suelos ácidos. Por otro lado, se realiza un riego a capacidad de campo para estimular la actividad de los patógenos en el suelo. Las dosis del producto van de 300 a 600 L/ha, considerado un periodo de exposición de 18 a 21 días previo al trasplante.    

Fostiazato. Se puede emplear en la quimigación de 3-6 días antes del trasplante a razón de 10 L/ha. Es necesario mantener la humedad del suelo hasta el trasplante, con riegos cortos de ser necesario para que se mantenga la solución acuosa del suelo donde esta diluido el producto.

Fluensulfone. Aplicar un riego de 10 m³ de agua/ha 48 horas antes de aplicar el producto. Posteriormente realizar la aplicación del producto en el sistema de riego por goteo 11 días antes del trasplante en aproximadamente 30 m³ de agua/ha. De este modo el producto actuará de contacto, al cabo de una hora los nematodos dejan de alimentarse y rápidamente se paralizan, obteniendo de 24 a 48 horas su mortalidad. Se recomienda de 2 a 4 días después de la aplicación realizar un riego de 10 m³ de agua/ha como parte de la preparación del suelo previo al trasplante. Es importante no realizar aplicaciones posteriores al trasplante. La dosis del producto es de 2 L/ha.

Tagetes erecta como nematicida

Figura 3. El extracto de Tagetes erecta es empleado como nematicida orgánico.

Fuente: Cernadas.

Cita correcta de este artículo

INTAGRI. 2017. Control de Nematodos desde una Perspectiva Integral. Serie Fitosanidad Núm. 91. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 5 p.

Fuentes consultadas

-Damián, G. J. 2016. Manejo Integrado de Nematodos en la Agricultura Protegida. Sesión del Quinto Diplomado Internacional en Horticultura Protegida. Intagri-Universidad de Almería. Gto., México.

-Tello, M. J. C. 2016. Los Nematodos. Sesión del Quinto Diplomado Internacional en Horticultura Protegida. Intagri-Universidad de Almería. Gto., México.

- Navarro G. M. 2016. Manejo Integrado de Nematodos en Cultivos Hortícolas. FMC. Guadalajara, Jalisco, México.  186 p.

 

Redes Sociales:

http://rivulis.com/productos/drip-tapes/t-tape/?lang=es
Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Manejo Integrado de Plagas de Importancia Económica del Cultivo de Maíz en Sinaloa

Manejo Integrado de Plagas de Importancia Económica del Cultivo de Maíz en Sinaloa

El manejo integrado de plagas de maíz es un sistema integral de manejo de poblaciones de organismos plaga en una agricultura sustentable. Involucra una serie de factores bióticos y abióticos que determinan la abundancia y/o prevalencia de plagas, enfermedades y malezas en un área agroecológica determinada.

6526 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


La Aplicación de Nematicidas por Quimigación

La Aplicación de Nematicidas por Quimigación

La mayoría de los nematodos fitoparásitos son habitantes del suelo y su control químico con frecuencia resulta errático. La técnica de aplicación más utilizada al momento de la siembra son las sembradoras fertilizadoras y/o las voleadoras mecánicas que incorporan la mezcla física de las formulaciones granulares del insecticida-nematicida con los fertilizantes. Existen otras técnicas por medio de las cuales un nematicida se puede poner en contacto con los nematodos para proteger la zona radicular de las plantas.

5388 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Manejo Integrado del Pulgón del Repollo

Manejo Integrado del Pulgón del Repollo

Conocido también como pulgón gris de las crucíferas o pulgón de la col, es un áfido cosmopolita que se caracteriza por tener una capa cerosa de color gris que lo cubre. Es una plaga de importancia para la producción de brócoli y la col o repollo, principalmente.

7192 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo