Fertilización del Cultivo de Zanahoria


Autor: Equipo Editorial INTAGRI

La adecuada fertilización es uno de los principales pilares para lograr acceder al potencial productivo de los cultivos. En el cultivo de zanahoria (Daucus carota, subesp. sativus) cuando se utilizan híbridos en combinación con una fecha de siembra óptima y un programa de nutrición balanceado es factible obtener hasta 70 toneladas por hectárea de zanahoria comercial. Sin embargo, algunos autores han aseverado que el potencial productivo de la zanahoria puede ser superior a las 100 toneladas por hectárea. Uno de los factores que ha contribuido a que se tengan bajos rendimiento en el cultivo de la zanahoria es la creencia de que el cultivo no responde a la fertilización, aunque en diversas investigaciones y publicaciones se ha dejado de manifiesto que el cultivo responde a una fertilización adecuada. Para optimizar la nutrición de la zanahoria, y de cualquier cultivo, se deben tener tres premisas fundamentales: 1) análisis de suelo y agua, 2) Conocer la demanda nutrimental del cultivo y 3) monitoreo nutrimental del cultivo.

Análisis de suelo y agua

El análisis de suelo y agua son la base para formular un programa de nutrición balanceado en el cultivo de la zanahoria. La realización de este tipo de análisis deberá ser previo al cultivo para conocer la fertilidad del suelo y la calidad del agua de riego.

Análisis de suelo. El análisis de suelo establece el grado de abastecimiento de nutrimentos que puede proporcionar el suelo a lo largo del ciclo productivo de la zanahoria. Este tipo de análisis también nos puede mostrar si el suelo presenta algún problema de acidez, salinidad o 

Zanahoria recién cosechada.

Figura 1. El cultivo de zanahoria tiene el potencial productivo de producir hasta 100 toneladas por hectárea y la nutrición balanceada del cultivo es un pilar fundamental.

Foto: INTAGRI

sodicidad, y de ser así, poder corregirlo mediante enmiendas (aplicación de yeso, cal agrícola, lavado del suelo, aplicación de materia orgánica, entre otras) previo al establecimiento del cultivo. Otros parámetros que se determinan en el análisis de suelo son el pH, textura del suelo, conductividad hidráulica, contenido de materia orgánica, conductividad eléctrica (C.E.), densidad aparente, entre otros. El análisis de suelo también ayuda a determinar las mejores fuentes fertilizantes y su manejo. Se recomienda realizarlo cada año.

Análisis de agua. Este tipo de análisis ayuda a valorar la calidad del agua de riego y la pertinencia de utilizarla en el cultivo de zanahoria. El análisis del agua también nos determina el contenido y tipo de nutrimentos que contiene en forma iónica, estos es de vital importancia porque nos ayudará a conocer el aporte nutrimental que realizamos con el riego en el cultivo de zanahoria. Estos aportes se restan del programa de nutrición que se determina con base en el análisis de suelo y demanda nutrimental del cultivo. Otros parámetros que se miden en el análisis de agua son dureza, pH, C.E. y la relación de adsorción de sodio (RAS). Este análisis se recomienda realizar cada dos o tres años o al cambiar de pozo o estanque de agua de riego; si es agua de río o de presas, se recomienda hacer un análisis en la temporada de lluvias y otro en la de estiaje para conocer las diferencias.

Demanda nutrimental de la zanahoria

La demanda nutrimental de la zanahoria se refiere a la cantidad de cada nutrimento que se requiere para producir una tonelada de producto cosechado. De ser posible, se debe conocer esta demanda nutrimental por cada etapa fenológica para poder suministrar los nutrimentos de una forma más eficiente una o dos semanas antes de que los necesite el cultivo, asegurando de esta forma su disponibilidad; sobre todo si se tiene un sistema de fertirriego. La demanda nutrimental de la zanahoria dependerá del lugar, la densidad de población, largo del ciclo vegetativo y las condiciones agroclimáticas que hayan prevalecido al momento de determinarla en uno u otro estudio; no obstante las relaciones de extracción para el cultivo mantendrán una cierta relación, variando según el cultivar o variedad establecida. En el Cuadro 1, se concentran algunas investigaciones sobre la demanda nutrimental de la zanahoria.

 

 Cuadro 1. Extracción de nutrimentos por tonelada de producto cosechado en zanahoria.

 Fuente: Elaboración propia

Autor

N

P

K

Ca

Mg

Cu

B

Zn

Mn

kg/t

g/t

Sosa et al., 2013

2.8

0.5

4.8

 

 

 

 

 

 

Castellanos et al., 2002

4.0

0.7

5.0

 

 

 

 

 

 

Chen et al., 2004

3.0

0.4

2.6

 

 

 

 

 

 

Hamilton y Bernier, 1975

4.3

1.0

5.5

3.0

0.8

1.5

5.2

15.3

10.6

Vidal et al., 2017

2.4-3.0

0.5-0.6

3.8-5.8

 

 

 

 

 

 

Bertsch et al., 2009

4.0

0.8

6.0

 

 

 

 

 

 

Promedio

3.5

0.7

4.8

 

 

 

 

 

 

 

Lo más recomendable es contar con un estudio propio de extracción de nutrimentos del cultivo en el lugar que se desea establecer; sin embargo, cuando no se cuenta con una determinación propia de la extracción nutrimental del cultivo los datos del Cuadro 1 sirven como punto de partida para elaborar el programa de nutrición del cultivo y que posteriormente se ajustará mediante el monitoreo nutrimental.

La etapa de mayor demanda de nutrimentos en el cultivo de zanahoria ocurre durante el crecimiento de la raíz, que ocurre entre los 60 a 65 días después de la siembra (DDS) y culmina hasta cuando esta alcanza el 80% de su crecimiento total; lo cual ocurre aproximadamente entre los 123 a 130 DDS. Por esta razón se sugiere que el nitrógeno se aplique de forma fraccionada en 3 a 5 aplicaciones, dependiendo de la textura del suelo. El fósforo y potasio por su baja movilidad en el suelo se recomiendan aplicar antes de la siembra o durante la misma.

Monitoreo nutrimental de la zanahoria

El monitoreo nutrimental es una estrategia que nos ayuda, mediante diferentes metodologías, a conocer si la nutrición del cultivo es adecuada o si es necesario implementar cambios sobre la marcha. Para llevar a cabo el monitoreo nutrimental del cultivo es indispensable contar con métodos de diagnóstico rápidos que permitan una reacción a tiempo y eviten reducir el rendimiento del cultivo. Dentro de los métodos de diagnóstico más utilizados tenemos el análisis foliar, el análisis del extracto celular de peciolo (ECP) y el análisis de la solución del suelo extraída mediante sondas de succión (chupatubos).

El método más utilizado en el cultivo de zanahoria es el análisis foliar. En el Cuadro 2 se plantean los niveles de referencia del análisis foliar de zanahoria en dos etapas. Para el análisis foliar se deberá tomar la hoja más recientemente madura (HMRM) de cada planta. La muestra que se envía a laboratorio deberá componerse de entre 50 a 60 hojas para determinar la concentración de nutrimentos. Debe evitarse tomar muestras de plantas ubicadas en lugares con un drenaje diferente al resto del terreno o cercanas a una fuente de agua o depósitos de fertilizantes o abonos orgánicos. Tampoco es recomendable muestrear cuando las plantas se encuentren bajo un estrés hídrico o térmico.

 

Cuadro 2. Niveles adecuados de nutrimentos minerales en materia seca de tejido foliar de zanahoria muestreada en dos estados de desarrollo.

Fuente: FERTILAB.

Nutrimento

Momento de muestreo

%

Vegetativa

Cosecha

Nitrógeno (N)

3.5 - 3.7

1.6 - 1.7

Fósforo (P)

0.2 - 0.3

0.3 - 0.4

Potasio (K)

2.5 - 4.5

1.3 - 1.5

Calcio (Ca)

1.4 – 3.0

1.8 – 2.0

Magnesio (Mg)

0.3 - 0.5

0.3 - 0.4

ppm

   

Hierro (Fe)

120 - 350

82 - 150

Manganeso (Mn)

190 - 350

50 - 200

Zinc (Zn)

20 - 50

30 - 50

Boro (B)

29 - 35

31 - 103

Cobre (Cu)

10 - 25

5 - 15

 

Cita correcta de este artículo 

INTAGRI. 2021. Fertilización del Cultivo de Zanahoria. Serie Nutrición Vegetal, Núm. 152. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 4 p.

Literatura consultada

  • Bertsch, F. 2009. Absorción de Nutrimentos por los Cultivos. Asociación Costarricense de la Ciencia del Suelo. San José, Costa Rica. 307 p.
  • Castellanos, J. Z. 1999. Nutrición de Cultivos Bajo Sistemas de Fertigación. Informaciones Agronómicas-IPNI. Num 35. 5-11 p.
  • Castellanos, J. Z.; Uvalle-Bueno, J. X.; Aguilar-Santelises, 2002. Curso de Interpretación de Suelos, Aguas Agrícolas, Plantas y ECP. Celaya, Guanajuato, México.
  • Chen, Q.; Li, X.; Horlacher, D.; Liebig, H. P. 2004. Effects of Different Rates on Open-Field Vegetables Growth and Nitrogen Utilization in the North China Plain. Commun. Soil Sci. Plant Anal. 35 (11-12): 1725-1740 p.
  • Fertilab. s.f. Manual de Muestreo (4ta edición). FERTILAB. México. 29 p.
  • Hamilton, H. A.; Bernier, R., 1975. N-P-K Fertilizer Effects on Yield, Composition and Residues of Lettuce, Celery, Carrot, and Onion Grown on an Organic Soil in Quebec. Can J Plant Sci. 55: 453-461 p.
  • Saavedra, Del R. G.; Kehr, M. E. 2019. Zanahoria (Daucus carota L., var. sativus Hoffm.). En Saavedra, Del R. G.; Jana, A. C.; Kehr, M. E. (Eds.). Hortalizas para Procesamiento Agroindustrial. Instituto de Investigaciones Agropecuarias. Boletín INIA N° 411. Temuco, Chile. 71-119 p.
  • Sosa, A.; Ruíz, G.; Bazante, I.; Mendoza, A.; Etchevers, J. D.; Padilla, J.; Castellanos, J. Z. 2013. Absorción de Nitrógeno, Fósforo y Potasio en Zanahoria (Daucus carota L) Cultivada en el Bajío de México. IAH 11: 27-30 p.
  • Vidal, M. A.; Sanjuan, G. J.; Ferrándiz, H. J. C.; Camañez, C. M. C.; Muñoz, G. P.; Bartalomé, C. P.; Domene, R. R.; Sanjuan, V. S. 2017. Zanahoria. En Maroto, B. J. V.; Baixauli, S. C. (Coords.). Cultivos Hortícolas al Aire Libre. Cajamar Caja Rural. 111-129 p.

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Nutrición y Monitoreo Nutrimental del Brócoli

Nutrición y Monitoreo Nutrimental del Brócoli

El brócoli (Brassica oleracea L. var. Italica) es una hortaliza típica de invierno. La parte comestible de la planta es su inflorescencia inmadura, cabeza o pella, que es rica en vitaminas A y C, potasio y fibra; además se recomienda para reducir el riesgo de diabetes, anemia o ciertos tipos de cáncer debido a algunos compuestos anticancerígenos llamados glucosinolatos.

5517 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Extracto Celular de Peciolo

Extracto Celular de Peciolo

El peciolo como órgano de diagnóstico es un ejemplo de las relaciones entre contenidos nutrimentales de la planta y su comportamiento agronómico. Nutrimentos como el nitrógeno, fósforo, potasio, calcio y elementos como el sodio, en su forma iónica, pueden ser diagnosticados con mucha precisión en este órgano de muestreo, toda vez que se definan los niveles adecuados de este órgano en función de su estado de desarrollo.

16769 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


El Análisis Foliar y el DRIS

El Análisis Foliar y el DRIS

El análisis vegetal permite el uso del contenido mineral de las plantas como indicador de su situación nutricional y/o fisiológica asociada a los altos rendimientos y mejor calidad. El DRIS clasifica en orden de importancia los nutrimentos que requiere la planta, tomando en cuenta su interacción, balance nutrimental y detecta excesos relativos.

28822 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Para realizar un comentario tienes que iniciar sesión

Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo