Técnicas de Polinización en Tomate bajo Invernadero


https://www.intagri.com/cursos/diplomados/agua-riego/diplomado-internacional-en-fertirrigacion-de-cultivos/programa-detallado

Autor: Equipo Editorial INTAGRI

Un invernadero con cultivo de tomate necesita producir un alto porcentaje de frutos de primera calidad o premium para ser rentable. Sin la polinización adecuada la inversión de un invernadero, calefacción, fertilizantes y mano de obra se reduce a nada. Una mala polinización de las flores de tomate conduce a un alto porcentaje de desechos y frutos de segunda clase, aumentando el costo por kilo y la huella de carbono. Por esta razón, la polinización es el aspecto más importante para lograr altos rendimientos y calidad de frutos en el cultivo de tomate bajo invernadero.

¿Qué es la polinización?

La formación del fruto de tomate es producto del sistema reproductivo de la planta. La flor de la planta de tomate es hermafrodita, es decir, cuenta con el aparato reproductor masculino (antera, que produce polen) y el femenino (estigma, que recibe el polen). Ambos se encuentran separados por apenas unos pocos milímetros, pero sin el polen que viaja desde la antera al estigma, un tomate no se formará correctamente. En pocas palabras, la polinización es la transferencia de polen de las anteras al estigma del pistilo de la flor. Este proceso es apoyado por factores naturales como el viento e insectos. El tamaño final y el peso de la fruta están determinadas en gran medida por el número de semillas formadas, que es en última instancia, debido a la calidad de polinización y fertilización.

Planta de tomate con frutos cuajados y a punto de cosecha

Figura 1. La polinización de las flores de tomate es esencial para lograr un alto porcentaje de frutos de primera calidad.

Fuente: Intagri, 2006.

Factores que afectan la polinización

La polinización en la naturaleza, es un proceso que se apoya del viento, insectos o animales pequeños; por lo tanto, no sorprende que bajo invernadero existan limitaciones al ser un espacio semicerrado. Otro factor importante es la temperatura, donde se procura siempre tener temperaturas por debajo de los 28 °C dentro del invernadero, pues temperaturas por encima reducen la polinización y por arriba de los 32 °C existen serias implicaciones en el rendimiento y calidad al afectar negativamente la viabilidad de los óvulos y el polen. El límite mínimo de temperatura en el día es de 16 °C, por debajo de este valor el polen no es viable. De la misma manera, se debe tener en cuenta la temperatura de 24 horas, ya que, independientemente de los niveles de luz, por encima de ciertos límites la polinización se ve comprometida. Para plantas de tomates tipo TOV o Beef, la temperatura promedio de 24 horas por arriba de 21 °C tiene efectos adversos sobre la polinización, mientras que para tomates tipo cherry o cocktail se producen por encima de los 23 °C. Una característica física típica de cuando la temperatura de 24 horas es demasiado alta se llama exerción de estigma (Figura 2).

Es importante señalar que la exposición a temperaturas máximas de más de 30 °C durante un par de horas tendrá un efecto insignificante en la polinización, al igual que un día de temperatura promedio de 24 horas de más de 21 °C. Sin embargo, un día completo por encima o días consecutivos con una temperatura máxima por encima de 30 °C afectará la polinización. Para que una temperatura alta de 24 horas tenga efecto sobre la polinización, se necesitan al menos una o dos semanas. Del mismo modo, para que la polinización vuelva a la normalidad, se necesitarán dos semanas de clima frío.

Otra de las limitaciones para la polinización es la humedad, ya que valores de humedad bajos provocan que el polen esté demasiado seco y no germine; además de no adherirse al estigma. Por el contrario, cuando hay alta humedad el polen se adhiere al estambre y no cae sobre el estigma. El rango de humedad recomendado para invernaderos convencionales es de 60 a 75% de humedad relativa y de 70 a 85% para invernaderos semicerrados.

Técnicas de polinización

En campo abierto, el viento puede impulsar la polinización en los tomates; sin embargo, en invernadero, este proceso requiere intervención debido al poco viento y a la humedad relativa alta en la que se desarrolla la planta. Para estas limitaciones se vuelve necesario utilizar diferentes técnicas que apoyen a llevar a cabo el adecuado proceso de polinización.

Uso de abejorros. Los abejorros son excelentes polinizadores para tomates de invernadero. Los abejorros saben cuándo deben salir a trabajar, no tienen horario y su precio lo pagan con calidad y rendimientos. Cuando agarran la flor con las partes de la boca para alimentarse, hacen vibrar la flor haciendo que el polen suelto caiga sobre el estigma, ayudando a polinizar la flor de manera muy eficaz.

Exerción del estigma de la flor de tomate.

Figura 2. El estigma sobresale de la flor y es por ello que la polinización no es posible.

Fuente: Intagri, 2015.

Es quizá la técnica que ofrece la mejor relación costo-beneficio, debido a que en muchos trabajos de investigación se ha dejado de manifiesto que cuando los abejorros se usan adecuadamente, la polinización suele ser perfecta, obteniendo los mejores resultados en rendimiento y calidad de fruto comparado con otras técnicas de polinización, excepto cuando las condiciones climáticas son extremas. Se recomienda colocar las colmenas de abejorros en un lugar ventilado y sombreado sin obstruir sus salidas, pues temperaturas por arriba de los 32 °C provocan una reducción en su trabajo. Los abejorros están disponibles en la mayoría de las empresas de control biológico de plagas. Se debe tener mucha precaución con el uso de insecticidas.

Sopladoras. Se refiere al uso de sopladoras que comúnmente se usan para barrer hojas, que con una velocidad normal de flujo de aire dirigido se pueden usar para polinizar las flores de tomate. La técnica consiste en dirigir la corriente de aire a los racimos de flores a una distancia de entre 2 a 2.5 metros de distancia para evitar que soplen el polen por completo y durante 5 a 10 segundos. El soplador deberá emplearse de 4 a 7 veces por semana para que exista la posibilidad de mejorar el rendimiento y calidad. Es una técnica fácil de emplear por casi cualquier persona que pueda sostener y apuntar el soplador.  No obstante, la calidad y rendimiento de frutos de tomate es menor, comparado a otras técnicas, porque se deposita menos polen en el estigma o la misma corriente de aire expulsa el polen. Debe evitarse, en la medida de lo posible, los sopladores que funcionan con gasolina para evitar la toxicidad del etileno en las plantas.

Polinización manual. Esta técnica puede referirse a agitar los hilos o cables de tutoreo y plantas con una manguera, trozo de madera o manualmente. Los trabajadores, con estos métodos son capaces de hacer vibrar a las plantas y por lo tanto a los racimos de flores, permitiendo que el polen suelto caiga sobre el estigma de las flores. Se recomienda hacer este proceso diariamente o al menos tres días por semana. Es la técnica más barata, pues no implica el uso de equipos o insectos, como los abejorros. Bajo circunstancias frescas y secas, esto puede resultar en una polinización adecuada. Sin embargo, cuando el clima está nublado o lluvioso, estos otros métodos no son suficientes. Este método es suficiente para pequeños productores.

Exerción del estigma de la flor de tomate.

Figura 3. Elempleo de abejorros es la técnica de polinización más extendida en el cultivo de tomate bajo invernadero por su efectividad y practicidad.

Fuente: Intagri, 2010.

Vibrador eléctrico. Son vibradores alimentados por pilas que se ponen en contacto con el tallo del racimo de flores durante unos segundos. La vibración que generan en las flores libera suficiente polen para que este caiga sobre el estigma y con ello se fertilicen los óvulos. Estos vibradores se pueden comprar en cualquier tienda de suministros para invernaderos. El personal debe hacer vibrar cada planta en el invernadero al menos tres veces por semana. Esta técnica tiene alta efectividad en la polinización de flores de tomate, pero es costosa por los jornales extras y la adquisición de los vibradores; además de ser poco práctica y tediosa. Aunque, en países o regiones donde el uso de abejorros u otras técnicas es restrictivo por las condiciones climáticas o regulatorias, representan una excelente alternativa, considerando que es más costoso perder un racimo en el cultivo. Es una técnica recomendada para pequeñas superficies.

Aplicación de hormonas. Al realizar aplicaciones de hormonas, principalmente auxinas, hay que tener en cuenta que deben ser dirigidas a las flores y no a toda la planta, siendo efectivas sólo en aquellas flores que están abiertas. Sin embargo, esta técnica produce frutos de tomate de calidad intermedia. Las aplicaciones se sugieren iniciar cuando se tenga de 2 a 3 flores abiertas en el primer racimo y no hacer más de tres aplicaciones en el ciclo del cultivo, ya que un exceso de hormonas provoca daños en la planta. Generalmente los frutos del resultado de estas aplicaciones de hormonas no tienen semillas.

Conclusión

En resumen, el empleo de una u otra técnica de polinización dependerá mucho de la superficie que se tenga del cultivo de tomate bajo invernadero, las condiciones climáticas y de la disponibilidad tanto de los equipos como de los abejorros. Muchos productores emplean más de una técnica de polinización para poder lograr polinizar el total de sus flores en los racimos. Hasta ahora la técnica más extendida dentro de las producciones de tomate bajo invernadero, por su practicidad y costo, es el uso de colmenas de abejorros.

Si te interesa saber más sobre el manejo agronómico, nutrición, riego, sanidad del cultivo de tomate, así como del control climático dentro de los invernaderos, no te pierdas el Curso Intagri Online: Producción de Tomate en Invernadero en donde aprenderás recomendaciones prácticas para el éxito de tu cultivo de tomate. Mayores informes en

correo

Cita correcta de este artículo 

INTAGRI. 2020. Técnicas de Polinización en Tomate bajo Invernadero. Serie Horticultura Protegida, Núm. 39. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 4 p.

Literatura consultada

  • Dol, G. 2020. Without proper pollination, all greenhouse techniques are reduced to nothing. Horti daily.
  • Karlsson. M. 2016. Pollination & Fruit Development in Tomatoes. University Alaska Fairbanks.
  • Hanna, H. Y. 2004. Air Blowers are Less Effective Pollinators of Greenhouse Tomatoes than Electric Vibrators but Cost Less to Operate. HortTechnology, 14(1): 104-107 p.
  • Yankit, P.; Rana, K.; Sharma, H. K.; Thakur, M.; Thakur, R.K. 2018. Effect of Bumble Bee Pollination on Quality and Yield of Tomato (Solanum lycopersicum Mill.) Grown Under Protected Conditions. International Journal of Current Microbiology and Applied Sciences, 7(1): 257-263 p.
  • Al-Attal, Y. Z.; Kasrawi, M. A.; Nazer, I.K. 2003. Influence of Pollination Technique on Greenhouse Tomato Production. Agricultural and Marine Sciences, 8(1):21-26 p.
  • Martín-Closas, L.; Puigdomènech, P.; Pelacho, A. M. 2007. Pollination Techniques for the Improvement of Greenhouse Tomato Production in Two Crop Cycles. Acta Hort. 761: 327-332 p.

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Fitohormonas y Reguladores del Crecimiento Vegetal

Fitohormonas y Reguladores del Crecimiento Vegetal

Una fitohormona es una sustancia orgánica, activa a muy bajas concentraciones, a veces producida en determinados tejidos y transportada a otro tejido, donde ejerce sus efectos, pero también puede ser activa en los propios tejidos donde es sintetizada. El término reguladores de crecimiento es cualquier compuesto orgánico natural o de síntesis que, en pequeñas cantidades tiene efectos de forma similar las fitohormonas.

44259 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Las Hormonas Vegetales en las Plantas

Las Hormonas Vegetales en las Plantas

Las hormonas vegetales o fitohormonas son compuestos naturales producidos en las plantas y son las que definen en buena medida el desarrollo. Se sintetizan en una parte u órgano de la planta a concentraciones muy bajas (˂ 1 ppm) y actúan en ese sitio o son translocadas a otro en donde regulan eventos fisiológicos definidos.

132194 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Uso de Abejorros para Dispersión de Hongos Entomopatógenos

Uso de Abejorros para Dispersión de Hongos Entomopatógenos

Un nuevo sistema en Canadá usa a los abejorros para dispersar hongos benéficos, al ser más precisas que los aspersores comunes, las dosis del producto disminuyen. Los abejorros colocan el producto en cada flor diariamente, se usan actualmente para berries, tomate, girasol y algunos frutales como manzano principalmente.

7716 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

usuario_878326225 comentó:
Publicado: 2020-08-20 09:08:36

I want to thank you for the efforts you made to make such beautiful and unique tattoos.

bubble shooter