El Cultivo de Cilantro


Autor: Equipo Editorial INTAGRI

El cilantro (Coriandrum sativum L.) es una planta aromática anual de alto consumo mundial de la familia Apiaceae, que alcanza entre 30 y 70 cm de altura. Las hojas, tallos y frutos se usan enteros o molidos como saborizante y/o especia. Las hojas también pueden consumirse en fresco en una diversidad de platillos. Por su contenido de aceite esencial en hojas y semillas es utilizado en la industria alimenticia, perfumera, tabaquera y cosmética. En el área medicinal es relevante por sus propiedades alelopáticas y anestésicas, así como ayudar en la reducción de flatulencias, colesterol y glucosa; además de servir en el tratamiento de insomnio y ansiedad.

Descripción de la planta

Su sistema radical es fino y sencillo, la raíz principal es pivotante, muy delgada y altamente ramificada. Mientras que el tallo es ramificado, delgado, cilíndrico, hueco, suave, herbáceo y erecto. Las hojas son compuestas, con dos tipos de foliolos: los inferiores, son anchos, ovales y provistos de lóbulos dentados; los superiores, están divididos en cuatro o cinco segmentos largos y estrechos. El color de las hojas es un verde intenso, aunque a veces puede ser de color verde pálido. La inflorescencia es una umbela compuesta y sus flores son hermafroditas y estaminadas de color blanco o ligeramente rosadas. Su fruto es un diaquenio globoso de 3 a 5 mm de diámetro, de color amarillo y esférico. Cada fruto contiene 2 semillas aplanadas de 2 a 3 mm de largo.

Requerimientos edafoclimáticos

Se considera una hortaliza de clima frío,  desarrollándose  adecuadamente  a temperaturas medias  de  entre  15  y  22 °C y  con  una humedad relativa entorno al 75 %. Se puede cultivar 

Cultivo de cilantro en suelo

Figura 1. El follaje del cultivo de cilantro es lo que se consume principalmente en México en una gran diversidad de platillos.

Foto: José Luis Andrade Mirón.

desde los 14 a 2,800 msnm. El cilantro se considera una planta que responde al fotoperiodo porque prospera de mejor manera en días cortos, ya que días largos y cálidos (>30 °C promedio) promueven la floración temprana. La planta de cilantro prefiere suelos de textura franca, fértiles, ricos en materia orgánica, bien drenados, profundos y con un pH ligeramente acido de entre 6 a 7; no obstante, puede tolerar una diversidad de suelos, siempre y cuando se monitoree el nivel de nutrientes y humedad. El cultivo de cilantro tiene un buen desarrollo en lugares donde existen precipitaciones entre los 300 y 400 mm durante su ciclo vegetativo.

Establecimiento y labores culturales

Requiere de un suelo completamente mullido y bien nivelado. La siembra se realiza entre 2 a 5 cm de profundidad y con una densidad que oscila entre los 15 y 25 kg/ha, pero incluso se han reportado densidades de siembra de hasta 50, 80 y 100 kg/ha de semilla. La siembra es directa principalmente en surcos, melgas o en plano. Existen dos principales sistemas para su siembra que son: 1) Mateado a doble hilera en un diseño a “tres bolillo” colocando una cantidad indeterminada de semillas por golpe y una separación entre matas de 18 a 25 cm. 2)  A “chorrillo” a doble hilera, separadas a 20 o 30 cm. Una siembra escalonada permite tener producción de cilantro todo el año.

En el cultivo de cilantro se realizan dos escardas para el control de malezas: la primera a los 35 días después de la siembra (dds) y la segunda a los 7 días después de la primera. También se realizan hasta cuatro aporques a los 21, 26, 50 y 61 dds. Los aporques también ayudan a tapar el fertilizante cuando es aplicado en el cultivo, lo cual mejora la eficiencia en su uso por parte de las plantas de cilantro.

Riegos

La cantidad de agua que consume el cultivo es variable y depende de las condiciones climáticas, estado de desarrollo del cultivo, tipo de suelo, entre otras variables. Una manera sencilla de conocer las necesidades de riego es a través de sensores de humedad, como los tensiómetros. Los tensiómetros, son una herramienta  relativamente  barata  y  que  ayudan  a 

Cilantro establecido en matas a tres bolillo en suelo.

Figura 2. Cultivo de cilantro sembrado en matas en doble hilera a “tres bolillo” y con riego por goteo.

Foto: José Luis Andrade Mirón.

determinar en qué momento es necesario llevar a cabo el riego. Sin embargo, en algunas publicaciones del cultivo de cilantro, se recomiendan realizar los riegos de forma calendarizada, el primero al momento de la siembra, posteriormente se recomiendan riegos ligeros cada 5 o 6 días. Después de los 20 dds, los riegos se aplican una vez por semana; contabilizando entre 6 a 11 riegos en el ciclo, dependiendo de las condiciones ambientales. Se ha reportado que para lograr altos rendimientos de follaje en cilantro se necesita una lámina de riego de 350 mm.

Fertilización del cultivo

En la producción de cilantro, la nutrición es uno de los factores más relevantes en el rendimiento y calidad del follaje. La cantidad de nutrimentos en forma de fertilizantes que se aplican al cultivo dependerá del nivel de nutrimentos en el suelo y el agua, así como de la variedad.

Para definir el programa de fertilización del cultivo primero se debe realizar un análisis de suelo. El análisis de suelo permite conocer la fertilidad química, física y biológica del suelo; además de brindar información que ayuda a determinar si es o no necesaria enmiendas al suelo. Otra herramienta, que también es importante, es el análisis del agua de riego; el cual nos permite conocer en qué proporción se aportan nutrimentos esenciales y nocivos (sodio) al cultivo y su impacto en el corto, mediano y largo plazo que tendrán sobre la fertilidad del suelo.

La demanda de nutrimentos por el cultivo de cilantro inicia desde el momento de la emergencia, pero durante los primeros 20 dds la demanda total no es significativa. Después va aumentando hasta el momento de la cosecha. En el Cuadro 1 se muestra la cantidad de nutrimentos que la planta extrae del suelo para producir un rendimiento de 24 t/ha de follaje fresco, con una densidad de 570 mil plantas por hectárea.

 

 Cuadro 1. Nutrimento totales requeridos por el cultivo de cilantro (kg/ha).

 Fuente: González, 2021.

Nitrógeno

Fósforo

Potasio

Calcio

Magnesio

Azufre

150

50

280

60

16

6.5

Hierro

Zinc

Manganeso

Cobre

Boro

Molibdeno

2.0

1.5

0.8

0.25

0.15

0.07

 

Una vez que se cuente con los análisis de suelo y agua, y con base en la demanda del cultivo, se puede elaborar el programa de fertilización del cultivo. Para aprender a elaborar programas de fertilización recomendamos el curso virtual: “Formulación de Programas de Fertilización de Cultivos”.

Entre las fuentes fertilizantes más utilizadas en el cultivo de cilantro se encuentran el sulfato de amonio, amonitro, nitrato de potasio, fosfato diamónico, superfosfato triple y sulfato de potasio. También se utilizan abonos orgánicos como la gallinaza. La fertilización se realiza en tres eventos, la primera en la siembra donde se procura colocar todo el fósforo y potasio. La segunda y tercera fertilización se realizan principalmente con nitrógeno a los 35 dds y 50 dds, respectivamente.

Cosecha

La cosecha se realiza manualmente entre los 60 a 90 dds. Algunos índices de cosecha para colectar el follaje de cilantro son: altura de la planta entre 20 y 35 cm, cierre de las hileras por el follaje, no estar punteado y hojas de color verde claro intenso, angostas y estriadas. Se recomienda cosechar por la mañana o la tarde para evitar problemas de deshidratación. Después de cosechar el cilantro, se realizan manojos de aproximadamente de 2 a 3 cm de diámetro. Los manojos son colocados en cajas de 9 o 20 kg para su transporte final.

Aunque el cilantro se puede sembrar y cosechar todo el año, se ha observado que el rendimiento es mayor en el ciclo de otoño-invierno, comparado al ciclo primavera-verano. El rendimiento tiene una gran variación, reportándose rendimientos de follaje de entre 6 a 50 toneladas por hectárea, que depende de la variedad, densidad de siembra, clima, condiciones de suelo y el manejo nutrimental y sanitario del cultivo. 

Cita correcta de este artículo 

INTAGRI. 2021. El Cultivo de Cilantro. Serie Hortalizas, Núm. 27. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 4 p.

Literatura consultada

  • Avilez, B. Y. M. 2019. Detallar el Desarrollo de un Cultivo de Cilantro (Coriandrum sativum) en un Sistema Aeropónico Automatizado. Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD). 119 p.
  • González, P. E. 2021. Manejo de la Fertilización en el Cultivo de Cilantro. Agricultura Moderna N°5 32-35 p.
  • Gordillo, M. E. 2000. Efecto del Ácido Giberélico sobre el Rendimiento y la Calidad del Cilantro (Coriandrum sativum L.) bajo Condiciones de Fertirriego. Tesis de licenciatura. Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro. 53 p.
  • Hernández, D. H. 2003. Crecimiento y Desarrollo del Cilantro (Coriandrum sativum L.) por Efecto del Fotoperiodo y la Temperatura y su Control con Fitoreguladores. Tesis de doctorado. Universidad Autónoma de Nuevo León. 172 p.
  • Kehr, E.; Tropa, S.; Martínez-Lagos, J. 2014. Aspectos Generales para el Cultivo del Cilantro (Coriandrum sativum L.). INFORMATIVO N° 146. INIA. Chile. 2 p.
  • Santiago, R. J. 2011. Respuesta del Cilantro (Coriandrum sativum L.) al Uso de Fertilizantes Inorganicos y Organominerales. Tesis de licenciatura. Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro. 93 p.
  • Tibaduiza-Roa, V.; Huerta-de la Peña, A.; Morales-Jiménez, J.; Hernández-Anguiano, A. M.; Muñiz-Reyes, E. 2018. Sistema de Producción del Cilantro en Puebla y su Impacto en la Inocuidad. Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas, 9(4): 773-786 p.

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados



Respuesta del Cannabis Medicinal al Suministro de Nitrógeno

Respuesta del Cannabis Medicinal al Suministro de Nitrógeno

El nitrógeno es uno de los nutrimentos más abundantes dentro de las plantas de cannabis por ser componente de muchas moléculas relacionadas al metabolismo y fisiología de las plantas; por lo tanto, es uno de los factores principales factores que regulan el desarrollo, arquitectura y producción de la planta.

3696 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Manejo del fósforo 4R para una alta productividad

Manejo del fósforo 4R para una alta productividad

La práctica de P 4R es la aplicación de fuentes de fosforo tomando en cuenta los cuatro atributos: fuente, velocidad, tiempo y lugar, buscando la mejora tanto del rendimiento de los cultivos como de la calidad de agua. La importancia del fósforo ha requerido de una mayor atención para poder desempeñar la gestión sostenible de este elemento, al impulsar los niveles seguros de mantenimiento de fertilidad de P del suelo, se pueden evitar la limitación de cultivos estacionales, además la acumulación de P en el suelo puede llegar hacer una medida contra la variabilidad potencial en los precios globales de los fertilizantes químicos.

5149 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Para realizar un comentario tienes que iniciar sesión

Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo