Técnica de Necropsia en Cerdos


Autor: Equipo Editorial INTAGRI

La necropsia de los animales es una excelente herramienta para alcanzar un buen diagnóstico.

La correcta elección de los animales y la realización de una necropsia de manera reglada, junto con la toma de muestras de forma adecuada y su envío al laboratorio, aportarán una importante información sobre la patología que estamos padeciendo.

Normas generales a seguir

  • No se deben seleccionar animales que estén al final de algún proceso infeccioso.
  • No seleccionar animales enfermos crónicos
  • No realizar la toma de muestras para la realización de antibiogramas de animales tratados
  • Sacrificar animales en los distintos estadíos de la enfermedad
  • Un número suficiente

Equipo para realizar una necropsia correcta

  • Guantes
  • Overol
  • Mandil
  • Botas de goma
  • Cuchillo de disección y/o bisturí
  • Material de disección
  • Material para la toma de muestras

Procedimiento General

  1. Preparación y examen externo del cadáver.
  2. Apertura del cadáver.
  3. Estudio de los órganos de la cavidad abdominal.
  4. Estudio de los órganos de la cavidad torácica.
  5. Estudio de la cabeza.
  6. Estudio de los nódulos linfáticos y de la médula ósea.
  7. Estudio del aparato locomotor huesos, articulaciones y músculos).

Preparación y examen externo del cadáver

El examen externo del cadáver permite valorar el estado de carnes del animal y la existencia de lesiones cutáneas.

  • Piel
  • Ojos
  • Orejas
Apertura de cavidad abdominal para estudio y realización de necropsia (Juárez, 2004).

Figura 1.  Apertura de cavidad abdominal para estudio y realización de necropsia (Juárez, 2004).

  • Mucosas, fosas nasales y cavidad oral
  • Región perineal
  • Región abdominal e inguinal
  • Articulaciones

Apertura del cadáver

La colocación del animal puede variar. Generalmente se utiliza la posición en decúbito supino o decúbito lateral.

Estudio de órganos de la cavidad abdominal

Inicialmente se procede a la extracción del epiplón conjuntamente con el bazo, con la finalidad de extraer correctamente el intestino.

Estudio de la cabeza

Separar la cabeza del cadáver mediante una incisión ventral en la articulación atlantooccipital, se aparta la musculatura de los temporales y se procede a la apertura de la caja craneana: se hace un corte coronal sobre el techo del cráneo, a la altura del ángulo lateral del ojo, y dos cortes laterales por encima de los cóndilos del occipital y dirigidos hacia los extremos del corte coronal.

Cerdo en posición para realizar necropsia (Toledo, 2005).

Figura 2.  Cerdo en posición para realizar necropsia (Toledo, 2005).

Estudio del aparato locomotor

Comprobar el estado de mineralización de los huesos, se rompe una costilla, una vez seccionados los músculos intercostales a ambos lados de su inserción.

Se abren todas las articulaciones de las extremidades.

Datos importantes a considerar

Evitar falsos diagnósticos

Lesiones que pueden conducir a error:

Enfisema hepático si la necropsia se realiza al pasar más de 12 horas de la muerte del animal.

Presencia de sangre en orificios naturales. Si ha ocurrido la muerte hace más de 24 horas, se produce la salida de sangre. No se debe confundir con la presencia de sangre y espuma en la tráquea y faringe propia de actinobacilosis.

Envío de muestras al laboratorio

Investigar características de muestras necesarias para la identificación del proceso y las condiciones de envío de estas.

Toma de muestra en encéfalo de cerdo Hernández, 2013).

Figura 3.  Toma de muestra en encéfalo de cerdo Hernández, 2013).

Cita correcta de este artículo

INTAGRI. 2020. Técnica de Necropsia en Cerdos. Núm. 69. Artículos técnicos de INTAGRI. México. 4 p.

Fuentes Consultadas

Andrews, J.J. 1990. Clínicas veterinarias de Norteamérica. Práctica en animales de consumo. Técnicas de necropsia. W.B. Saunders Company.

Balsega, R., Fernández, A.B., Gracia Curras, E., Albizu, I., Morillo, A. y Coll, T. 2004. Toma de muestras en ganado porcino: aparato respiratorio. Suis 6:34-51.

Carrasco L., Raya, A.I., Gómez-Laguna, J., Ahumada, P. y Quezada, M. 2005. Evaluación de las lesiones macroscópicas en el cerdo. Tierras 120:74-81.

Schwartz, K.J. 2005. Manual de enfermedades del porcino. Suis. Asis Veterinaria.

Segalés, J. y Domingo, M. 2003. La necropsia en el ganado porcino, diagnóstico anatomopatológico y toma de muestras. Boehringer Ingelheim.

Toledo Castillo Manuel, Sánchez Serrano Joaquín, López Sánchez Arturo. 2005. Necropsia de campo en ganado porcino. PorciNews. Porcino. Info.

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Para realizar un comentario tienes que iniciar sesión

Comentarios

usuario_152634479 comentó:
Publicado: 2021-02-01 04:54:37

I read this article! I hope you will continue to have such articles to share with everyone! Thank you!