Mastitis Bovina


Autor: Equipo Editorial INTAGRI

En los hatos lecheros existen dos aspectos muy importantes que se deben tomar en cuenta; la producción de leche y la mastitis, sumamente relacionados. La mastitis es una de las enfermedades más frecuentes en vacas lecheras y una de las más importantes de las que afectan a la industria láctea mundial.

El término mastitis se utiliza para referirse a la inflamación de la glándula mamaria, es causada por lesión física, agentes químicos y microorganismos, principalmente por varios tipos de bacterias, algunos hongos y micoplasmas y se caracteriza por cambios físicos, químicos y usualmente cambios bacteriológicos en la leche, así como cambios patológicos en los tejidos glandulares.

Es la enfermedad que ocasiona más pérdidas económicas en la producción de leche debido a varios factores:

  • Reducción en la producción de leche
  • Costo del tratamiento
  • Desecho de la leche
  • Desecho de los animales infectados
  • Muerte prematura

Los cambios más importantes en la leche son decoloración, presencia de grumos y aumento en el número de células inflamatorias, conocido como conteo de células somáticas (CCS).

En relación a sus manifestaciones y presentaciones clínicas, puede ser clínica o subclínica como lo muestra el cuadro 1.

Interacción de los factores que participan en la transmisión de la mastitis: vaca, medio ambiente y microorganismos (Boneto, 2014).

Figura 1. Interacción de los factores que participan en la transmisión de la mastitis: vaca, medio ambiente y microorganismos (Boneto, 2014).

 

 Cuadro 1. Tipos de mastitis (Ruiz, 2010).

Mastitis clínica

Mastitis subclínica

Es caracterizada por presentarse de manera súbita, hay inflamación y enrojecimiento de la ubre, dolor, disminución de la producción y alteraciones en la leche de los cuartos afectados. La leche puede contener grumos, coágulos, con consistencia de agua y los animales presentan fiebre, depresión y anorexia.

Se caracteriza por no presentar signos visibles de enfermedad, la leche es aparentemente normal pero existe una disminución en la producción de la misma y un aumento en el conteo de células somáticas. Esta presentación tiene mayor impacto en animales que tiene más de un ciclo de lactación que en animales jóvenes.

 

El promedio de incidencia anual de la mastitis clínica en los hatos es del 10 al 12% pero en algunos hatos puede alcanzar incluso valores de hasta un 65%. El riesgo principal ocurre al inicio de la lactación, generalmente en los primeros 50 días. El riesgo de contraer mastitis clínica se incrementa en el parto.

Alguno de los factores de riesgo en animales son los siguientes:

  • Edad. La prevalencia de la infección se incrementa con la edad, alcanzando el pico a los 7 años.
  • Estado de lactación. La infección es más común en el inicio y al final de la lactación.
  • Producción de leche. Se afectan más los hatos con una alta producción.
  • Raza. La incidencia es más común en cruzas que en ganado cebú, en la raza Holstein es más común que en la raza Jersey.
  • Rango de producción y morfología de la ubre. Una alta producción de leche y diferencias en la profundidad de la glándula, longitud, forma y morfología del orificio del pezón se han asociado con la predisposición a presentar la enfermedad.
  • Nutrición.  Cantidades adecuadas de vitamina E, vitamina A y selenio intervienen en la resistencia a ciertos tipos de mastitis.
  • Higiene. Una mala o incorrecta higiene favorece la multiplicación bacteriana.
Factores que predisponen la mastitis bovina (Agrobit,s.f).

Figura 2. Factores que predisponen la mastitis bovina (Agrobit,s.f).

Etiología de la enfermedad

Se han identificado aproximadamente 140 especies causantes de mastitis, que se dividen en patógenos contagiosos y ambientales; dentro de los primeros, los principales son Streptococcus agalactiae, Staphylococcus aureus y Mycoplasma; siendo su principal vía de entrada el canal del pezón.

 

Cuadro 2. Factores predisponentes a mastitis (Chavez, 2007).

Vaca

Manejo

Ambiente

Edad

Sobreordeño

Época de lluvias

Período de lactancia

Equipo o material contaminado

Falta de higiene en instalaciones

Conformación anatómica de la ubre y los pezones

Lavado deficiente o inadecuado de la ubre

Estrés calórico de las vacas

Mecanismos de defensa de la glándula mamaria

Mamilas de ordeño de tamaño inadecuado.

Pisos resbalosos

Periodo de secado

Falta de sellado de los pezones al término del ordeño.

Proliferación de bacterias

 

Reducción de infecciones nuevas por mastitis

  • Confort de la vaca.
  • Limpieza; sobre todo de los corrales
  • Nutrición
  • Procedimientos de ordeño: higiénicos y correctos
  • Mantenimiento de la máquina de ordeño
  • Sellados pre y postordeño
  • Antibioterapia al secado
  • Vacunaciones

Control y tratamiento

La mayoría de los protocolos están basados en el tratamiento del cuarto afectado para eliminar la infección y retornar el cuarto y producción láctea a lo normal.

Se recomienda ampliamente seguir estas medidas: eliminar rápida y eficazmente las bacterias usando antibióticos específicos después de desinfectar los pezones, administrar antibióticos por vía parenteral y controlar la inflamación.

La mastitis ha sido considerada como el padecimiento de tipo sanitario más importante y costoso del ganado bovino lechero, está considerada como el problema de salud más común, cuyas pérdidas representan la mitad de los costos totales de salud.

Cita correcta de este artículo

INTAGRI. 2020. Mastitis Bovina. Núm. 57. Artículos técnicos de INTAGRI. México. 4 p.

Fuentes Consultadas

  • Chávez. 2007. Mastitis bovina: su control y prevención. Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA.
  • Chávez Javier. 2010. Mastitis Bovina. Buenos Aires. Argentina.
  • Gasque Gómez Ramón. 2015. Mastitis bovina. Sitio argentino de Producción Animal. Enciclopedia Bovina, BM Editores.
  • Philpot, W.N. and Nickerson S.C. 2002. Ganando la lucha contra la mastitis. WestfaliaSurge, Inc y Westfalia Landtechnik GmbH.
  • Ruiz Romero- Rocío Angélica. 2010. Mastitis bacteriana en ganado bovino: etiología y técnicas de diagnóstico en el laboratorio. Departamento de Medicina y Zootecnia de Rumiantes, FMVZ-UNAM.

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo