Huertos de Alta Densidad en Aguacate


Autor: Equipo Editorial INTAGRI

La producción del cultivo de aguacate, tiene una gran importancia a nivel mundial, gracias al impacto social, económico y cultural que genera en las regiones productoras. Para el éxito de una huerta de aguacate algo fundamental es el marco de plantación. En los últimos años ha tomado gran relevancia el establecimiento de huertas de aguacate de alta densidad, con la intención de mejorar el aprovechamiento de suelo, adelantar la producción en árboles jóvenes, facilitar las labores de cultivo, generar condiciones favorables para el cuajado de frutos y mejorar la productividad de la huerta en general.

Bases para el establecimiento de altas densidades

Bases genéticas. El aguacate posee un hábito de fructificación periférica, es decir, que su copa necesita estar en la parte más alta o más soleada para comenzar a producir; además, tiene dos tipos de ramas principales: prolépticas (ramas de poco vigor) y silépticas (ramas con características juveniles de mucho vigor). Por último, tiene un tipo de crecimiento acropétalo, se refiere a dejar sus ramas más bajas desnudas para mantener activa y con follaje la parte más alta del árbol.

Altura sobre el nivel del mar. La altura sobre el nivel del mar está estrechamente relacionada con la temperatura media (mayor altura menor temperatura y viceversa). En zonas cálidas, (una altura sobre el nivel del mar baja) la planta naturalmente entra más rápido a producción que aquella establecida a mayor altura (menor temperatura media). Es por la razón anterior que, a mayor altura sobre nivel del mar se puede considerar incrementar las densidades de plantación, con la intención de mantener una buena fructificación que ayude a contener el desarrollo vegetativo favorecido por temperaturas templadas. 

Profundidad y origen del suelo. Los suelos recomendables para el cultivo de aguacate son los que tienen mucha porosidad, una densidad aparente de 1 (idealmente) y con un buen contenido de materia orgánica, para que la planta exprese vegetativamente mayor potencial. Al reunir características similares a las anteriores, se puede recurrir a un incremento en el marco de plantación.

Huerto de aguacate de alta densidad

Figura 1. Huerto con altas densidades de aguacate (Persea americana Mill).

Fuente: Intagri, 2017.

Precipitación y mantos freáticos. Se debe considerar que en la zona donde este establecido el cultivo sea un clima con precipitaciones aptas para la variedad de aguacate a utilizar. Por otra parte, si los mantos freáticos son muy superficiales provocarán un desarrollo vegetativo muy fuerte en la planta; con lo cual el incremento de las densidades de plantación es factible.

Poda para modelar árboles. Al momento de reducir los marcos de plantación, es necesario crear una estructura sencilla de los árboles; por ello, es muy importante realizar siempre el despunte del árbol justo al momento de la plantación con la finalidad de promover la brotación de las yemas laterales para que puedan generar una ramificación más abundante del árbol. Posteriormente, la poda de ramas laterales es realizada para eliminar el exceso de las ramas que impiden la buena filtración de luz hacia la parte baja del árbol, con esta poda se consigue que esa parte siga teniendo vegetación.   

Orientación de hileras. En cuanto a la orientación, durante las primeras etapas, tal vez no sea tan importante, ya que por todas partes está expuesto al sol. Sin embargo, esta será de suma importancia en las etapas posteriores cuando la planta va llenando los espacios, siendo recomendable que sea de norte a sur. Es muy importante prevenir que el ápice de la planta no sea más ancho que la base, ya que al ser más ancho el ápice, comienza a hacerle sombra a la base, provocando que las ramas bajas comiencen a secarse naturalmente hasta que dejen solamente ramas desnudas.

Ápice de planta joven de aguacate.

Figura 2. Se recomienda que la poda se realice enseguida de la plantación.

Fuente: Cabildo et al., 2007.

Sistemas de conducción de la copa en aguacate

Con la finalidad de tener una adecuada penetración de la luz hasta las partes bajas del árbol, existen distintos sistemas de conducción:

Líder central. Este sistema es el más tradicional, consiste en conducir el árbol en un líder central, es decir dejar una sola rama principal con ramas secundarias a su alrededor. Ideal para zonas de bajo vigor debido a que el árbol no crece mucho y se tiene un espacio adecuado entre árboles.

Líderes múltiples. Es adecuado para zonas de alto vigor, el uso del sistema de líderes múltiples consiste en dejar de 2 a 4 líderes sobre el tallo principal, manteniendo el ápice delgado y dejando una separación importante entre ellos. Este sistema facilita y agiliza la poda de rejuvenecimiento, hace más rápida la recuperación, captura de luz en toda la copa, además de que mantiene la vegetación de la base al ápice.

Datura. El tipo datura consiste en formar una “V” dentro del árbol, de esta forma pueden tener cuatro caras productivas (dos internas y dos externas), obteniendo de esta manera buenos rendimientos.

Marcos de plantación

Los marcos de plantación de aguacate están relacionados con la edad de la huerta. Cuando el marco de plantación es menor o estrecho (densidad de plantación mayor) la estructura del árbol debe ser más sencilla y por consecuencia su altura también debe disminuir. Se pueden manejar distintas densidades (Cuadro 1), según la edad de la huerta y las condiciones de la zona que favorezcan un mayor o menor vigor de las plantas.

Cuadro 1. Marco de plantación del cultivo de aguacate de acuerdo de la edad de la planta.

Fuente: Carrillo, 2017.

Edad

Zonas de bajo vigor

Zonas de alto vigor

1 a 7-10 años

6 X 3 m

7 X 3.5 m

8-10 a 14 años

6 X 6 m

7 X 7 m

8-14 a 20 años

12 X 6 m

14 X 14 m

Con un marco de plantación más amplio (7 x 3.5 m) la poda puede disminuir respecto a un marco de plantación más estrecho (6 x 3 m) por la distancia que existe entre calles. Es esencial considerar y establecer de manera correcta los marcos de plantación ya que es la superficie que ocupará cada árbol.

Dimensiones y re-poda

Es importante determinar las dimensiones de los árboles en la huerta, sobre todo la altura. Esto con la finalidad de evitar que algunos produzcan sombra ya que de esta forma los árboles pueden retrasar su entrada a producción. Se recomienda que se manejen a una altura del 60 al 80% de la altura inicial (antes de la poda). La re-poda se hace una vez que se haya realizado algún tipo de poda (de altura, de ramas laterales etc.), se realiza con la finalidad de mantener una cierta dimensión del árbol establecida anteriormente y controlar el fuerte desarrollo vegetativo que se genera con la poda anterior.

Reguladores de crecimiento

Son componentes exógenos que se aplican para modificar el crecimiento de la planta (giberelinas, citocininas, etileno, auxinas, entre otros). Para hacer uso de los reguladores de crecimiento en una huerta de aguacate con altas densidades se deben considerar las condiciones ambientales, precipitación, tipo de suelo, contenido de materia orgánica, vigor de la planta, etapa fenológica, estado del sistema radical y si la huerta está en un año productivo (año ON) o bien en un año de descanso (año OFF).  

Aplicación foliar. La concentración de reguladores de crecimiento aplicados foliarmente al aguacate puede variar desde el 0.35% al 1% de producto comercial, según las condiciones que predominen. Al emplear concentraciones bajas de los reguladores de crecimiento, las aplicaciones se realizan lentamente o de forma normal; mientras que con concentraciones altas es recomendable realizar pulverizaciones más ligeras o rápidas. La época más adecuada para la aplicación de los reguladores de crecimiento es cuando se tiene una etapa de floración y brote vegetativo muy pequeño. El efecto de la aplicación puede variar de los 25 a 30 días según las condiciones ambientales.

Aplicación al suelo.  Cuando las condiciones ambientales de la zona no permitan la aplicación foliar, los reguladores de crecimiento pueden ser aplicados al suelo. Las dosis que se manejan en este tipo de aplicación son de 2 ml de producto comercial por metro perimetral de copa, es decir, se mide la copa del árbol de lado a lado y se hace la aplicación proporcional de acuerdo a los metros que mida. Para realizar esta aplicación, inicialmente se retira el exceso de materia orgánica que este cerca del tronco del árbol para, posteriormente, hacer la aplicación directamente sobre el tallo. Esta aplicación tiene beneficios en el tallo ya que ha presentado un engrosamiento considerable comparado con los que no se les hace ningún tratamiento además de que manifiesta una expresión/carga floral más marcada.

Manejo de huertos adultos

Cuando el huerto ya cuenta con árboles adultos, se maneja un tipo de poda llamada poda alterna de líneas, es decir, que se deja que una línea de árboles continúe en producción mientras que a la línea siguiente se le realiza la poda severa o de rejuvenecimiento. Posteriormente, se continúan haciendo los trabajos indicados o podas continuas para llevar una estructura árbol, con la finalidad de mantener siempre un follaje bajo y activo para tener éxito en un huerto de aguacate con altas densidades.

Conclusiones

Huertas de aguacate de alta densidad, con un manejo de poda adecuado, permite mayor exposición del follaje a la luz, lo que se expresa en mayores producciones. También, partir de una huerta con un gran número de árboles por unidad de superficie permite lograr producciones más precoces y usar el espacio de manera más rápida y eficiente. Asimismo, independiente de las altas producciones, se logran muy buenos calibres de fruta. La precocidad de producción y la calidad de la fruta, permiten lograr el retorno de la inversión en los primeros años, incluso considerando costos iniciales del establecimiento y manejo intensivo.

Cita correcta de este artículo

INTAGRI. 2020. Huertos de Alta Densidad en Aguacate. Serie Frutales, Núm. 67. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 4 p.

Fuentes consultadas

  • Carrillo, G. A. G. 2017. Manejo de Huertos de Aguacate en Alta Densidad. Curso Internacional del Aguacate. INTAGRI.
  • Gardiazabal, F.; Mena, F.; Torres, J.; Pinto, A. 2015. Plantaciones de Muy Alta Densidad (2,5 x 1,25m y 1,25 x 1,25m) en paltos (Persea americana Mill.) Cv. Hass logran en su primer año de producción más de 40 t/ha. VIII Congreso Mundial de la Palta. Chile.

 

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Problemas podales en bovinos

Problemas podales en bovinos

Las patología podales constituyen la tercera causa de descarte de vacas en explotaciones lecheras, después de las enfermedades reproductivas y la mastitis. Una inadecuada nutrición, deficiencias en el manejo animal y factores genéticos aceleran los daños en las pezuñas de los bovinos.

1513 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


La Poda de Invierno en la Vid

La Poda de Invierno en la Vid

La poda de invierno de la vid es una de las tareas más importantes a realizar en el viñedo, y esta actividad definirá muchos aspectos de la futura campaña. Durante su ciclo anual, el viñedo necesita la realización de diferentes podas para conseguir darle forma, mejorar la salud, vigor y rendimiento adecuado.

2455 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Las 7 Maravillas del Alto Rendimiento en Maíz. Parte II: Cultivo Anterior, Densidad de Población, Labranza  y Reguladores de Crecimiento.

Las 7 Maravillas del Alto Rendimiento en Maíz. Parte II: Cultivo Anterior, Densidad de Población, Labranza y Reguladores de Crecimiento.

Conocer el historial del terreno, en particular el cultivo anterior, es el cuarto factor en orden de importancia. El correcto manejo de esta información puede significar una ganancia

29499 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo