Manejo Integrado de Plagas en Berenjena


http://intagri.rds.land/anunciate-en-nuestra-web

Autor: Equipo Editorial INTAGRI

El cultivo de berenjena, al igual que muchos otros cultivos, está sujeto al ataque de plagas durante su crecimiento, desarrollo y producción. Las plagas en los cultivos suelen tener un gran impacto en el rendimiento, llegando a causar en promedio el 13 % de las pérdidas en los cultivos alrededor del mundo, como lo señala Pimentel (2009). Por esta razón el control de plagas en el cultivo de berenjena es fundamental para lograr una alta producción.

Ecología y daños causados por las principales plagas en berenjena

Ácaro blanco (Polyphagotarsonemus latus). Aparece siempre en las zonas apicales de la planta, produciendo filimorfismos, curvaturas en las hojas, incluso las plantas llegan a perder los brotes de crecimiento. Tanto el pedúnculo como el fruto pierden la calidad comercial por las cicatrices causadas.

Araña roja (Tetranychus urticae). Se desarrolla en el envés de las hojas causando decoloraciones, punteaduras o manchas amarillentas que pueden apreciarse por el haz como primeros síntomas. Con mayores poblaciones se produce desecación y por tanto pérdida de masa foliar, así como daños en el pedúnculo y en el fruto. Sus ataques tienen mayor impacto cuando el cultivo está en los primeros estadíos fenológicos. Su desarrollo se ve favorecido con altas temperaturas y baja humedad relativa.

Trips (Frankliniella occidentalis).  Los daños son producidos tanto por larvas como por adultos, debido a su alimentación, provocando una decoloración plateada en hojas y pedúnculo. En el fruto produce pústulas en su parte inferior y el rayado de su epidermis. Otro daño importante es la trasmisión de virus, como el bronceado del tomate (TSWV).

Minador (Liriomyza spp.). Los daños están ocasionados por las picaduras de alimentación, puestas de los adultos y por el posterior desarrollo de las larvas dentro del tejido de las hojas formando galerías perfectamente visibles. Estas galerías aparecen en el haz o en el envés de las hojas, dependiendo de la especie. 

Frutos de berenjena dañados por ácaro blanco

Figura 1. La alimentación del ácaro blanco en fruta recién fecundada  ocasiona cicatrices en la punta de la fruta de berenjena, motivo por el que es rechazada para su comercialización.

Foto: Hernán R. Espinoza y Stephen Weller.

Mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum y Bemisia tabaci). Generalmente se encuentran en el envés de las hojas. Los daños son producidos tanto por larvas como por adultos, provocando amarillamiento de las hojas, incluso pérdida de masa foliar; además sobre la melaza que segregan las larvas se puede desarrollar la negrilla, también conocida como fumagina. También puede trasmitir virus al cultivo, por lo que puede causar grandes pérdidas aún con bajas poblaciones.

Pulgones (Myzus persicae y Aphis gossypii). Su distribución normalmente es por focos. Los principales daños son deformaciones en hojas nuevas, lo que provoca pérdida de crecimiento y en la melaza que segregan se desarrolla la negrilla. También son transmisores de virus como el virus del mosaico del pepino (CMV) y el virus del mosaico del tomate (TMV).

Lepidópteros (Heliothis sp., Spodoptera sp. y Plusia sp.). Pueden causar daños en hoja, tallos y frutos. Después del tercer estadío tienden a alimentarse solo por la noche y durante el día se esconden debajo de hojarasca y terrones.

Manejo integrado de plagas

Actualmente, los esquemas de manejo integrado son los más ampliamente utilizados, pues permiten la integración e implementación de tácticas de control basadas en la biología de la plaga, el ambiente y las tecnologías disponibles, para prevenir daños económicos y posibles riesgos a las personas y al ambiente.

Control cultural. Antes de la siembra o trasplante de la berenjena se debe barbechar o rastrear el suelo, con el propósito de entorpecer el desarrollo o supervivencia de los insectos del suelo, como por ejemplo las pupas de lepidópteros. Un adecuado programa de riego y nutrición ayudará a tener plantas más vigorosas y por tanto más tolerantes al ataque de las plagas. Otra de las acciones que ayudan en el control de las plagas es la rotación de cultivos con otras especies que no sean de la familia de las Solanáceas, pues esta acción permite cortar el ciclo biológico de muchas de las plagas que atacan a la berenjena.

Hojas y frutos dañados por lepidópteros

Figura 2. Larvas de Spodoptera sp. alimentándose de hojas y frutos de berenjena.

Foto: Juan Sande.

Control mecánico. Se debe remover cualquier maleza hospedera y residuos de cosecha para evitar que sobrevivan las especies de plagas que atacan a la berenjena. El uso de acolchados plásticos ayuda como barrera física para que algunas especies de plagas no completen su ciclo como es el caso de trips o lepidópteros. El uso de trampas cromáticas alrededor del cultivo y dentro del él puede ayudar a monitorear a las plagas y también pueden servir para su control.  Otra medida para evitar la entrada de las plagas al cultivo es el uso de barreras vivas alrededor de la plantación, como puede ser el maíz o sorgo.

Control biológico. Existe poca información específica sobre cómo utilizar enemigos naturales para los insectos antes mencionados en el cultivo de berenjena. No obstante, se conoce que la chinche pirata (Orius spp.) es un depredador de trips, ácaro blanco, minadores, mosca blanca, pulgones y huevos y larvas de lepidópteros recién eclosionadas. Neoseiulus californicus tiene un buen control para araña roja y ácaro blanco bajo invernadero. Entomopatógenos como Beauveria bassiana, Lecanicillium lecanii y Paecilomyces fumosoroseus son empleados en el control de mosca blanca y trips. Se ha reportado al león de los áfidos (Chrysoperla spp.) como depredador de minadores y áfidos. También las mariquitas (Hippodamia convergens) se consideran depredadores de los pulgones. Geocoris sp. se alimenta de huevos y larvas de lepidópteros, mosca blanca, pulgones y trips. El uso de insecticidas biológicos, como aquellos con Bacillus thuringiensis, es una buena herramienta para controlar los lepidópteros.

Girasol intercalado dentro del cultivo de berenjena como reservorios de insectos benéficos

Figura 3. El establecimiento de especies como el girasol, de forma intercalada, dentro del cultivo de berenjena servirá como refugio para los insectos benéficos, como es la chinche pirata.

Foto: Hernán R. Espinoza y Stephen Weller.

Control químico. Los insecticidas son elementos clave en cualquier programa de manejo integrado de plagas. Su uso solo se recomienda cuando al monitorear a las plagas, estas han sobrepasado el umbral económico (también llamado umbral de acción o nivel crítico) y se vuelve indispensable reducir las poblaciones de las plagas. También se debe identificar la etapa de desarrollo de los insectos plaga y seleccionar los insecticidas más adecuados para controlarlos.

Es muy importante solo utilizar aquellos insecticidas que tienen registro para el cultivo de berenjena (Cuadro 2). De igual manera, se deben seleccionar insecticidas que no tengan informes de resistencia en los insectos plaga que se desean combatir y rotar con base a los grupos toxicológicos. Tan pronto se observe algún signo de resistencia se debe reemplazar el producto y volver a usarlo sólo después de un período razonable. La calibración del equipo de aspersión es fundamental, pues de ello dependerá en gran medida el éxito del insecticida. Estas medidas le ayudarán a tener un mejor manejo y control de los insecticidas aplicados.

Cuadro 1. Niveles críticos para justificar acciones de control químico en berenjena.

Fuente: Espinoza y Weller, 2014.

Insecto plaga

Nivel crítico

Trips

5 individuos/hoja

Mosca blanca

5 individuos/hoja

Pulgones

5 individuos/hoja

Ácaro blanco

3 individuos/hoja

Araña roja

5 individuos/hoja

Spodoptera sp.

1 larva/planta

5% de fruta dañada

Minador

30 % de hojas con minas

Cuadro 2. Plaguicidas que se recomiendan para el control de las principales plagas de berenjena.

Fuente: Elaboración propia.

Plaga

Ingredientes activos

Trips

Azadiractina, Imidacloprid, Acetamiprid, Thiametoxan, Deltametrin, Spirotetramat, Flonicamid, Acrinatrin, Spinosad, Piriproxifen, Oxamilo.

Araña roja

Acrinatrin, Spiromesifen, Piridaben, Abamectina, Etoxazol, Azufre, Tebufenpirad, Fenpiroximato, Fenazaquina, Bifenazato, Fenbutestán.

Ácaro blanco

Spiromesifen, Abamectina, Azufre, Spiromesifen, Piridaben, Etoxazol, Tebufenpirad, Fenpiroximato.

Minador

Azadiractina, Spinosad, Abamectina, Oxamilo, Clorantraniliprol.

Mosca blanca

Imidacloprid, Acetamiprid, Thiametoxan, Deltametrin, Spirotetramat, Flonicamid, Piriproxifen, Pimetrozina, Spiromesifen, Buprofezin, Fenoxicarb, Piridaben, Clotianidin, Oxamilo.

Pulgones

Imidacloprid, Acetamiprid, Thiametoxan, Deltametrin, Spirotetramat, Flonicamid, Pimetrozina, Pirimicarb, Oxamilo.

Lepidópteros

Azadiractina, Deltametrin, Spinosad, Bacillus thuringiensis (hay varias cepas), Tebufenozide, Flubendiamida, Clorfenapir, Clorantraniliprol.

Cita correcta de este artículo 

INTAGRI. 2021. Manejo Integrado de Plagas en Berenjena. Serie Fitosanidad, Núm. 136. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 4 p.

Literatura consultada

  • Valenzuela, C. J. L. 2003. El Cultivo de la Berenjena bajo Invernadero. En Camacho, F. F. (coord.). Técnicas de Producción en Cultivos Protegidos (Tomo 2 de 2). Caja Rural Intermediterránea, Cajamar. España. 569-587 p.
  • Pimentel, D. 2009. Chapter 3: Pesticides and Pest Control. En Peshin, R.; Dhawan A.K. (eds.). Integrated Pest Management: Innovation-Development. Springer. 83-87 p.
  • Baixauli, S. C. 2017. Berenjena. En Maroto, B. J. V. y Baixauli, S. C. (coords.). Cultivos Hortícolas al Aire Libre. Cajamar Caja Rural. 509-533 p.
  • Pérez, N. K.; Arancibia, A. V.; Leiva, F. D.; Larrea, W. D. 2016. Agronomía del Cultivo de la Berenjena (Solanum melongena L.), en la Región de Atacama. INFORMATIVO, N° 54. 4 p.
  • Armstrong, A.; Cabrera, I. 2006. Insectos y su Manejo Integrado. En Fornaris, G. J. (coord.). Conjunto Tecnológico para la Producción de Berenjena. Universidad de Puerto Rico. Puerto Rico. 39-43 p.
  • Espinoza, R. H. R.; Weller, S. 2014. Manejo Integrado de Plagas Insectiles de Berenjena (Solanum melongena L.). Fundación Hondureña de Investigación Agrícola-USAID. La Lima, Cortés, Honduras. 21 p.

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


El Impacto de la Contaminación del Aire en la Agricultura

El Impacto de la Contaminación del Aire en la Agricultura

Cada año se pierden cientos de millones de toneladas de cultivos debido a la contaminación del aire. El ozono daña las células vegetales y obstaculiza la fotosíntesis, mientras que las partículas y la neblina reducen la cantidad de luz solar que puede llegar a las plantas.

309 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Uso de las Bacterias Promotoras del Crecimiento Vegetal (PGPR) en la Agricultura

Uso de las Bacterias Promotoras del Crecimiento Vegetal (PGPR) en la Agricultura

Se denominan como PGPR (plant growth-promoting rhizobacteria, por sus siglas en inglés) a un conjunto de bacterias que habitan en la rizósfera de las plantas y que producen en ellas todo tipo de beneficios, desde mejorar su crecimiento hasta su protección contra agentes patógenos; además, al ser de origen orgánico, combaten la contaminación de los suelos haciendo que estos se vuelvan más fértiles y aptos para la producción de alimentos.

111327 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


La Agricultura Regenerativa

La Agricultura Regenerativa

La agricultura regenerativa es una filosofía y enfoque agrícola que se centra en la restauración y mejora de la salud del suelo, la biodiversidad y la integridad del ecosistema en su conjunto, al tiempo que garantiza la producción de alimentos de manera sostenible a largo plazo.

1273 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Para realizar un comentario tienes que iniciar sesión

Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo