Manejo de Trips en el Invernadero


http://intagri.rds.land/anunciate-en-nuestra-web

“Métodos de Intervención que Pueden Salvar Cultivos Ornamentales Protegidos en Regiones Ecuatoriales”

Autor: Lisbeth Riis, CEO de Scarab Solutions
[email protected]

Los trips, que forman parte del orden Thysanoptera, siguen siendo una de las plagas más desafiantes del mundo y pueden alimentarse de una gran variedad de cultivos comerciales y plantas ornamentales en todas las altitudes y zonas climáticas. Es una plaga polífaga, con una alta tasa de reproducción y una gran capacidad para la transmisión de virus en las plantas, como son los tospovirus. 

Los centros de importación de productos frescos, en particular, permanecen atentos a las especies de trips notificables como el trips del melón, Thrips palmi, ya que el daño directo por alimentación puede hacer que los cultivos no sean comercializables. Con alrededor de 6,000 especies de trips conocidas en todo el mundo, los productores bajo invernadero deben estar alerta ante cualquier signo temprano de desarrollo de trips antes de que una infestación se vuelva demasiado costosa.

El problema mundial de los trips se ha agravado debido a la resistencia generalizada de la plaga a los plaguicidas químicos. La presión continua para reducir los residuos de plaguicidas químicos, incluso en cultivos de flores no comestibles, y la retirada de aprobaciones para ciertos plaguicidas, empeora aún más este problema. Un programa de Manejo Integrado de Plagas es esencial para combatir esta plaga.

Identifique la amenaza por dentro y por fuera

Los "trips residentes" y los "trips inmigrantes" se pueden encontrar en cultivos hospederos de invernadero, por lo que comprender lo que se tiene en el cultivo es un componente clave para el manejo efectivo de plagas. Los "trips residentes" son trips que se han multiplicado en el cultivo. Si observa larvas de trips durante el monitoreo directo en los cultivos, esto confirma la presencia de los "trips residentes".

Individuo de trips sobre una hoja.

Figura 1. Los trips al ser vectores de virus se han convertido en una plaga de vigilancia mundial constante.

Fuente: Frank Peairs.

Por otro lado, los "trips inmigrantes" han venido de fuera. Estos trips se derivan de los "trips migratorios", que migran largas distancias como el plancton aéreo flotante pasivo a gran altura, o de los "voladores locales", que vuelan guiados por señales visuales. En cultivos bajo invernadero, es mucho más probable que los productores encuentren los "voladores locales" que han entrado a través de las puertas, agujeros y grietas en las paredes del plástico o al levantar las cortinas con el propósito de ventilar.

Limitar los daños con un manejo eficaz de la plaga

Cuando los trips adultos y las ninfas se alimentan, perforan y chupan el contenido celular de las flores y frutos; lo que deja cicatrices plateadas o corchosas y puede causar deformación de las hojas o clorosis en las mismas. Este nivel de daño cosmético, especialmente en los pétalos de las flores, puede arruinar las posibilidades de que el productor pueda llevar cultivos ornamentales de calidad al mercado; por lo que es importante que se adopte una política de tolerancia cero en el manejo de trips. Existen acciones de intervención particulares que, cuando se combinan, pueden ayudar a los productores a manejar y controlar eficazmente el poder destructivo de los trips.

1. Empiece a limpiar y dé prioridad a la buena higiene del invernadero

La primera etapa en el manejo de trips es la prevención y los esfuerzos iniciales deben comenzar en el área de producción, donde la limpieza es la máxima prioridad. Para reducir con éxito las posibilidades de traer una nueva fuente de infestación al invernadero, es fundamental que cualquier cultivo nuevo que se introduzca debe estar limpio y libre de "trips residentes". El uso de sustratos limpios y las inspecciones exhaustivas de cualquier material de plantación también ayudarán a los productores a reducir significativamente la amenaza de trips durante las primeras etapas de los ciclos de cultivo.

2. Coloque las trampas adhesivas dirigidas a la actividad de los trips

Por conveniencia, los productores tienden a colocar trampas adhesivas para monitorear a los trips sobre el dosel del cultivo, donde se encuentra el tejido vegetal tierno del que se alimenta la plaga; pero con un ligero ajuste, el número de capturas podría ser mayor. Si los productores bajan más las trampas dentro del dosel y más cerca del nivel del suelo, producirán datos más confiables para monitorear trips y permitirán la captura masiva a medida que los trips adultos emergen de pupas en el suelo o sustratos de cultivo. Algunos estudios muestran que el 70% de los trips voladores adultos se capturan a una altura inferior a 1 metro del suelo. Los trips son atraídos por las trampas pegajosas amarillas y azules y estas también se pueden usar fuera de los invernaderos para monitorear y atrapar a los trips que ingresan desde los cultivos y la vegetación vecinos. Las trampas pegajosas con una feromona de agregación masculina incorporada pueden mantener la población de trips bajo control al casi duplicar el número de capturas.

Invernadero de rosa de alta tecnología.

Figura 2. Las trampas adhesivas de color amarillo, empleadas generalmente para monitorear la presencia de trips, pueden servir para capturas masivas con un ligero ajuste en su colocación.

Fuente: Intagri, 2018.

3. Tenga cuidado con el lado de sotavento

Los trips vuelan contra el viento durante los períodos de viento suave y no despegan durante el clima ventoso, lo que duplica con creces el riesgo de que los trips entren en los invernaderos por el lado de sotavento que por el de barlovento. Los investigadores verificaron esto cuando usaron trampas montadas en veletas y encontraron que el 75% de los trips fueron atrapados en el lado de sotavento. Por esta razón, se recomienda que los productores definan la dirección del viento predominante en la ubicación de la agrícola para que puedan concentrar sus esfuerzos en evitar que los trips entren por el lado de sotavento.

4. Refuerce las defensas del invernadero para mantener alejados a los trips

Después de identificar los puntos clave de los trips, los productores deben reforzar sus defensas para limitar la infiltración de la plaga en el invernadero. La instalación de puertas dobles para crear una pequeña habitación con esclusa de aire conectada a la entrada de un invernadero puede limitar el movimiento de los trips, pero no se debe olvidar cerrar la primera puerta antes de abrir la siguiente, a menos que esté dejando entrar maquinaria grande. Los trabajadores también deben informar y reparar inmediatamente cualquier agujero en el plástico del invernadero, especialmente cerca del nivel del suelo.

Los productores tienden a colgar sustancias repelentes, como bolas de naftalina, a la altura de la cabeza en el exterior de la pared de plástico del invernadero; pero se recomienda colocarlas más cerca del suelo para apuntar a los trips emergentes. Las malezas cercanas al invernadero se deben cortar con frecuencia y nunca se debe permitir que florezcan, ya que los trips pueden moverse fácilmente desde estas plantas al invernadero. Es necesario monitorear todas las plantas al aire libre en la agrícola en busca de trips, incluidos arbustos, árboles y cultivos, y eliminar o reemplazar las plantas que sean atractivas para los trips; prestando especial atención al lado de sotavento de los invernaderos y la agrícola.

5. Liberación oportuna de ácaros depredadores

Una vez que se detectan trips, los ácaros depredadores pueden ser un control biológico crucial para mantener baja la población de trips; pero es importante tener en cuenta que las diferentes especies de ácaros solo son efectivas en ciertas etapas del ciclo de vida de los trips. Neoseiulus cucumeris, Amblyseius swirskii, Amblydromalus limonicus y Transeius montdorensis solo se alimentan de los estadios larvarios de los trips, lo que significa que solo se alimentarán de la descendencia de los "trips residentes" y ayudarán a mantener baja la población residente. Los ácaros depredadores que habitan en el suelo, Stratiolaelaps scimitus (anteriormente ácaros Hypoaspis) y Macrocheles robustulus, se alimentan de pupas de trips en el suelo y el insecto depredador, Orius laevigatus, se alimenta tanto de adultos como de larvas.

El monitoreo sistemático y exhaustivo en el cultivo y la recopilación de datos tanto de trips adultos como de larvas de trips perfeccionarán los esfuerzos de control. Un buen sistema de monitoreo puede calcular la proporción entre adultos de trips y larvas de trips y ayudar a los productores a decidir cuándo liberar las especies de ácaros eficaces para controlar las larvas de trips.

Es una práctica común de los productores de rosas combinar productos químicos para botritis y trips, enfocando las aplicaciones solo en las flores. Esta práctica permite que la población de trips en otras partes del dosel sobreviva y represente una amenaza continua. Los ácaros depredadores, si se aplican de forma rutinaria y en cantidades suficientes, buscarán trips en todas las partes del dosel. Son una herramienta alternativa importante para reducir las poblaciones de trips resistentes a los pesticidas químicos.

La compatibilidad de los pesticidas químicos con los ácaros depredadores y otros enemigos naturales está bien documentada y la información está disponible en los sitios web de varias empresas comerciales de biocontrol. Es fundamental para el establecimiento de los sistemas rutinarios de ácaros depredadores que solo se usen pesticidas compatibles. Un sistema de monitoreo cuantitativo indicarán si estos productos químicos son necesarios. Debido al alto riesgo de que se desarrolle una mayor resistencia, es fundamental que la aplicación de los plaguicidas químicos se controle atentamente de esta manera.

6. Combine insecticidas con entomopatógenos eficaces...

Los hongos que atacan a los insectos (entomopatógenos) como Metarhizium anisopliae, Verticillium lecanii, Paecilomyces y Beauveria bassiana son otra opción de control biológico que puede limitar la propagación de trips en el invernadero. La eficacia de ciertos entomopatógenos (Paecilomyces y Beauveria bassiana) se puede mejorar si se combina con insecticidas biorracionales, como el extracto de neem.

Individuo de Orius laevigatus.

Figura 3. Orius laevigatus se alimenta de adultos y larvas de trips.

Fuente: Biobest, 2002.

Se debe revisar la etiqueta de los entomopatógenos a utilizar y preguntar al proveedor si pueden mezclarse en el tanque con ciertos insecticidas químicos o biorracionales y utilizarse por debajo de la dosis dada en la etiqueta. Este enfoque puede proporcionar un efecto sinérgico sobre el control de trips cuando una acción química se combina con un modo de acción biológico. Esta estrategia no solo puede reducir la cantidad de producto aplicado al cultivo, sino que también puede ayudar con el manejo de la resistencia de importantes ingredientes activos como el Spinosad. La mayoría de las etiquetas de Spinosad indican que existe un alto riesgo de resistencia si el producto se aplica más de una o dos veces por temporada.  Por lo tanto, es recomendable proteger la eficacia de este ingrediente activo mezclándolo en tanque con un entomopatógeno.

Los entomopatógenos se pueden aplicar eficazmente al dosel a pesar de la corta persistencia en la luz ultravioleta. Los trips tienden a congregarse en la superficie superior de las hojas, dos horas después de la salida del sol y dos horas antes de la puesta del sol, lo que los convierte en blancos fáciles para una aplicación tópica. Sin embargo, el volumen de pulverización y la elección de la boquilla deben calibrarse cuidadosamente para evitar el escurrimiento y garantizar una cobertura uniforme de la superficie superior de la hoja en ese momento. En cualquier otro momento del día, los trips continuarán su comportamiento críptico y no entrarán en contacto con la aspersión. En esta situación, la aplicación ideal de trips deberá cubrir todas las superficies, pero es más probable que esto se logre mediante el uso de equipos de nebulización. Algunos entomopatógenos disponibles comercialmente se han probado con nebulizadores térmicos y no han sufrido reducción en la viabilidad.

Los entomopatógenos de Metarhizium anisopliae son más eficaces cuando se aplican a la superficie del suelo porque cuando se aplican al dosel son eliminados por la luz ultravioleta después de aproximadamente 24 horas. La fase de las pupas de trips en el suelo es un blanco fácil para los entomopatógenos siempre que se apliquen con un rociador hidráulico de gran volumen y no se apliquen por el sistema de riego por goteo. Las pupas de trips están ubicadas muy cerca de la superficie del suelo, por lo tanto, para atacarlas de manera eficáz con Metarhizium anisopliae, la aplicación debe enfocarse en la superficie del suelo debajo del dosel de las hojas, así como en los bordes de las camas. Las aplicaciones de riego por goteo están diseñadas para llevar el agua a la zona de las raíces, donde no hay trips. Si los cultivos de flores se cultivan en bancos, los entomopatógenos y los ácaros depredadores que habitan en el suelo se pueden aplicar debajo de los bancos. Los entomopatógenos son generalmente compatibles con los ácaros depredadores que habitan en el suelo.

7. ... o añada aditivos de azúcar líquido

Investigaciones de largo plazo indican que los aditivos de azúcar líquido (por ejemplo, los que se utilizan en la apicultura) pueden mejorar la eficacia de los insecticidas de acción nerviosa contra los trips. Si bien el modo de acción aún no está claro, se recomienda una dosis entre 0,125% y 0,25%. El azúcar sólido disuelto no tiene este efecto.

8. Rote el modo de acción para cada generación de trips

Un insecticida químico al menos una vez a la semana puede controlar los "trips residentes", pero es importante cambiar a un nuevo químico con un modo de acción diferente (MoA) cada dos semanas. Los trips pueden desarrollar resistencia contra los productos químicos, por lo que seguir un modo de acción que dure tanto como el ciclo de vida de los trips de 19 días (a 20° C) apoyará una efectividad continua.

9. Rocíe al amanecer para maximizar el contacto

Los insecticidas químicos dependen del contacto con trips para ser efectivos, por lo que el tiempo lo es todo. Los patrones de actividad de vuelo diurnos de los trips adultos en los invernaderos alcanzan su punto máximo entre las 8:00 a.m. a las 10:00 a.m. y nuevamente entre las 2:00 p.m. a las 4:00 p.m., así que se debe evitar aplicar insecticidas durante estos períodos en los que los trips adultos pueden volar fácilmente. Por el contrario, se tiene que concentrar la aplicación de insecticidas antes de las 8:00 a.m. y entre las 10:00 a.m. y las 12:00 p.m., cuando los trips están activos en la planta y pueden hacer contacto con el químico antes de que se seque. Sin embargo, es necesario tener cuidado de rociar durante la luz solar intensa del mediodía, ya que esto puede aumentar el riesgo de quemaduras en el cultivo.

Parasitismo de Metarhizium anisopliae y Beauveria bassiana sobre trips.

Figura 4. Parasitismo de M. anisopliae (arriba) y B. bassiana (abajo) sobre individuos de trips.

Fuente: Villalobos et al., 2011.

Los trips en los capullos de rosa sin abrir y la parte inferior de las hojas en desarrollo están mucho menos expuestos al tratamiento con insecticidas en comparación con las flores de disco, por lo que se recomienda una cobertura completa de todas las partes de la planta (flores y hojas). Para alcanzar la parte inferior de las hojas, las boquillas de abanico plano con un ángulo de pulverización inclinado a 30° tienen una mejor penetración y deposición en la parte inferior de las hojas.

10. Manipular la iluminación del invernadero para limitar el movimiento.

A medida que los trips se orientan hacia la luz solar, filtrar un poco de luz ultravioleta ayudará a controlar la actividad de la plaga y el movimiento entre las plantas. Los productores pueden cubrir el invernadero con plásticos que absorben los rayos UV para evitar que los trips se muevan hacia los espacios oscuros que perciben.  El acolchado del suelo metalizado y altamente reflectante también se puede colocar en el suelo de la periferia del invernadero o colgarse como una falda alrededor del invernadero desde 1 metro de altura hacia abajo para desorientar a los trips y limitar su invasión en el invernadero. El acolchado también evita las malas hierbas, reduciendo así la fuente de trips en los alrededores.

Intervenir ahora y ser más astuto que la esquiva plaga

Debido a su pequeño tamaño (1-1,5 mm), los trips pueden ingresar al invernadero y reproducirse rápidamente a niveles peligrosos de población antes de ser descubiertos. En este punto, un productor tiene oportunidades limitadas para recuperar el control y lo más probable es que se quede con cultivos de invernadero que no son comercializables. Pero un sistema de monitoreo confiable y una combinación de diferentes intervenciones de manera constante pueden ayudar a los productores a salvaguardar sus cultivos ornamentales protegidos contra la plaga destructiva durante todo el ciclo del cultivo.

Cita correcta de este artículo 

Riis, L. 2021. Manejo de Trips en el Invernadero: Métodos de Intervención que Pueden Salvar Cultivos Ornamentales Protegidos en Regiones Ecuatoriales. Serie Fitosanidad, Núm. 131. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 7 p.

Literatura consultada

  • Royal Entomological Society, The Home of Insect Science https://www.royensoc.co.uk/entomology/orders/thrips
  • Ben-Yakir, D. and Chen, M. 2011. Characteristics of the Migratory Flight of the Onion Thrips (Thrips tabaci) and their Relevance for Pest Management. Entomological Society of America Annual Meeting 2011. Dept. Entomol. Inst. of Plant Protection, Agricultural Research Organization, Bet Dagan, Israel
  • Ansari, M.A. et al. 2007. Control of Western Flower Thrips (Frankliniella occidentalis) Pupae with Metarhizium anisopliae in Peat and Peat Alternative Growing Media. Biological Control, 40: 293–297.
  • Labbé, R.M. et al. 2019. Comparison of Transeius montdorensis (Acari: Phytoseiidae) to Other Phytoseiid Mites for the Short-Season Suppression of Western Flower Thrips, Frankliniella occidentalis (Thysanoptera: Thripidae). Environmental Entomology, 48 (2): 335-342.
  • Wakil, W. et al. 2012. Toxicity of Paecilomyces lilacinus Blended with Non-Conventional Agents to Control Cotton Thrips (Thrips tabaci Lind.) (Insecta: Thysanoptera: Thripidae). Journal of Microbiology Research, 6 (3): 526-533.
  • Al Mazraáwi, M. S. 2007. Interaction Effects between Beauveria bassiana and Imidacloprid against Thrips tabaci (Thysanoptera: Thripidae). Commun Agric Appl Biol Sci., 72 (3):549-55
  • Ngeno, D.; Hubers, M and Ogechah, J. 2020. Thrips Management Webinar. Syngenta-Dudutech 
  • Brownbridge, M. & Bruitenhuis, R. 2017. IPM: Prevention and Early Intervention, www.greenhousecanada.com
  • Liang, X.H. et. al. 2010. The Diurnal Flight Activity and Influential Factors of Frankliniella occidentalis in the Greenhouse. Insect Science, 29.
  • Foqué, D. & Nuyttens D. 2011. Effect of Nozzle Type and Spray Angle on Spray Deposition in Ivy Pot Plants. Pest Management Science, 67 (2): 199-208.
  • Masami, S. and Honda, K. 2013. Insect Reactions to Light and its Applications to Pest Management.  Appl. Entomol. Zool., 48: 413–421.
  • Giles, F. 2010. Keep Out Greenhouse Pests. Growing Produce.

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


El Microbioma en el  Control Biológico de Fitopatógenos

El Microbioma en el Control Biológico de Fitopatógenos

El término microbioma se refiere al conjunto de microorganismos, sus genomas y sus interacciones ambientales. Los avances conseguidos en la metagenómica ha permitido estudiar el papel que tiene la comunidad microbiana total en el control de fitopatógenos y sus interacciones en ambientes definidos.

4132 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Control Biológico Mediante el Uso de Bioplaguicidas Microbianos

Control Biológico Mediante el Uso de Bioplaguicidas Microbianos

En los últimos años factores tales como la creciente población y las preocupaciones por la seguridad alimentaria, el rápido crecimiento de la demanda de productos libres de residuos de agroquímicos, los cambios en las prácticas agrícolas y el aumento de las preocupaciones ambientales han llevado al crecimiento en la demanda de agentes de control biológico. La implementación de estos agentes de control biológico ayuda a proteger el medioambiente, a crear posibilidades para aumentar los rendimientos de los cultivos y a aumentar el suministro de productos agrícolas libres de residuos químicos para el consumidor.

11513 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Control Biológico de Nematodos Fitoparásitos con el Hongo Pochonia chlamydosporia

Control Biológico de Nematodos Fitoparásitos con el Hongo Pochonia chlamydosporia

El hongo Pochonia chlamydosporia es un parásito facultativo de huevos de nematodos endoparásitos sedentarios, como: formadores de quistes (Heterodera, Globodera), agalladores (Meloidogyne), Rotylenchulus reniformis y el falso agallador Nacobbus aberrans.

15002 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Para realizar un comentario tienes que iniciar sesión

Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo