Importancia del Manejo Biorracional de Plagas y Enfermedades en la Agricultura Actual


MC Braulio Alberto Lemus Soriano

Profesor del Curso Internacional en Producción de Berries 2018

Hoy en día la producción de alimentos se ha convertido en un rubro de seguridad nacional para el mundo. El continuo incremento poblacional y la escaza superficie de tierra cultivable son un reto para la agricultura. Aunado a esto, la presencia de plagas y enfermedades es uno de los factores que merman la productividad y calidad de los cultivos. Datos de la FAO sugieren que puede haber más de un 50% de pérdidas si estás no se controlan oportunamente.

Históricamente el control de plagas se ha realizado con el uso de moléculas químico-sintéticas, lo cual en su momento beneficio el desarrollo de la agricultura, sin embargo, actualmente el uso y abuso de ellos han ocasionado reportes de resistencia a prácticamente todos los plaguicidas, así como daños en los ecosistemas y la salud humana. Mientras en los cultivos de exportación cada vez más se limita su uso por restricciones y el riesgo de sobrepasar los límites máximos de residuos permitidos en cada uno de los países.

En búsqueda de nuevas alternativas que coadyuven al control de plagas y enfermedades se ha retomado el uso de sustancias químicas naturales y microorganismos, los cuales forman parte del manejo biorracional.

Los extractos vegetales son sustancias activas que a través de los metabolitos secundarios que producen las plantas como parte de sus mecanismos de defensa pueden ocasionar una serie de eventos sobre las plagas que pueden ayudar a minimizar sus daños, tales como repelencia, disuasión de la alimentación y la oviposición, problemas en la fecundidad, regulación del desarrollo e intoxicación directa en el caso de insectos y ácaros, mientras que en lo patógenos de plantas causan daños a nivel del metabolismo celular.

Fruto de fresa atacado por larva

Figura 1. El ataque de plagas en los cultivos merma fuertemente su producción y calidad.

Intagri, 2013.

Por otro lado, los microorganismos (hongos y bacterias) juegan un papel en la regulación natural de plagas y enfermedades, actuando como parásitos de estos, además que liberan compuestos químicos que ocasionan inhibición y muerte.

Siendo la importancia de todos ellos, que no causan desequilibrio ecológico, contaminación, daños en materia de salud y residualidad.

Ante ello el control biorracional hoy por hoy se convierte en la herramienta más importante en Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades para la agricultura mundial, bajo los sistemas convencionales y orgánicos.

Cita correcta de este artículo

Lemus, S. B. A. 2018. Importancia del Manejo Biorracional de Plagas y Enfermedades en la Agricultura Actual. Serie Fitosanidad. Núm. 104. Artículos Técnicos de INTAGRI. México.  2 p.

Redes Sociales:

http://rivulis.com/productos/drip-tapes/t-tape/?lang=es
Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Los 10 Componentes Tecnológicos Más Importantes en la Producción de Maíz de Alto Rendimiento

Los 10 Componentes Tecnológicos Más Importantes en la Producción de Maíz de Alto Rendimiento

Los 10 componentes más importantes para la producción de maíz de alto rendimiento son: rotación de cultivos o cultivos de cobertura, selección de híbridos, tratamiento a la semilla, fecha de siembra, siembra y establecimiento, densidad de población, fertilización, riego, fungicida y regulador fisiológico, y control de plagas y enfermedades.

3776 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Guía de Fertilizantes Fosfóricos para Cultivos

Guía de Fertilizantes Fosfóricos para Cultivos

El fósforo es el segundo nutrimento en importancia, dada la frecuencia con que ocurre su deficiencia en el suelo. Esta deficiencia está muy asociada a la baja movilidad del fósforo en el suelo al ser altamente fijado o precipitado por los minerales que lo componen, por lo que emplear la fuente adecuada permitirá mejorar la absorción de fósforo por los cultivos.

3990 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Biología y Ecofisiología del Cultivo de Papaya

Biología y Ecofisiología del Cultivo de Papaya

La papaya (Carica papaya L.) es un cultivo frutícola de regiones tropicales y subtropicales. A nivel mundial la superficie sembrada es de aproximadamente 400 mil hectáreas, de las cuales se producen más de 12 millones de toneladas; la mayor parte de la producción se concentra en Asia y América. El conocimiento de la interacción de la papaya con factores ambientales como luz, viento, agua y características del suelo, es necesario para maximizar el rendimiento de este cultivo.

5750 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo