Tecnología de Producción para Optimizar los Rendimientos de Soya


Autor: Dr. José Ernesto Cervantes Martínez

El cultivo de la soya (Glycine Max L.) es uno de los más expandidos a nivel mundial recientemente, tomando importancia en muchos países que hace medio siglo no lo conocían o se cultivaba en un área incipiente, como el caso de Argentina. Este último, Estados Unidos y  Brasil en conjunto aportan más del 80 % del área sembrada y el 70 % de  la producción mundial como resultado de cultivar más de 82 millones de hectáreas anuales y 246 millones de toneladas de grano (2).

 
produccion-de-soya

Figura 1. Argentina, Estados Unidos y  Brasil en conjunto aportan más del 80 % del área sembrada y el 70 % de  la producción mundial de soya.

Fuente: Cervantes, M.J.E. 2017.

 

Lo anterior es posible con el empleo de variedades más eficientes en latitudes específicas dentro del mismo país y la aplicación de tecnologías innovadoras para mejorar el sistema de producción, lo cual incluye labranza, rotaciones de cultivo y fertilizantes apropiados, uso de maquinaria más eficiente y en general la aplicación oportuna de insumos además de mayor dinámica en la organización de la producción y comercialización de la cosecha.

Aun con el éxito del cultivo de la soya, la búsqueda de innovaciones tecnológicas para incrementar el potencial de rendimiento y la rentabilidad es un objetivo permanente en esos países, donde el rendimiento promedio es de 2.8 a 3.2 t/ha (2). Esto indica que hay áreas donde el rendimiento es mayor, incluso con rendimientos del doble y aun mas como es el caso de los agricultores Kip Cullers de Missouri y Randy Dowdy de Georgia en USA (1), quienes en 2010 y 2016 obtuvieron 10.6 y 11.5 t/ha, respectivamente; lo cual es prueba contundente del potencial de la especie para producir grano muy por encima de las tres toneladas por hectárea. Tanto Cullers como Dowdy indican que para obtener ese nivel de producción se requiere aplicar la tecnología innovadora y enfatizan el manejo del cultivo para evitar estrés, cultivo de cobertura previo, fertilización suficiente y oportuna, riego y buen control de enfermedades, malezas y plagas (1).

 
rendimiento-en-produccion-de-soya

Figura 2. Para alcanzar el alto rendimiento en producción de soya se requiere enfatizar en el manejo del cultivo para evitar el estrés, cultivo de cobertera previo, fertilización suficiente y oportuna, riego y buen control de plagas, malezas y enfermedades.

Fuente: Cervantes, M.J.E. 2017.

 

En el caso de México la soya como cultivo no ha tenido un éxito en paralelo con dichos países a partir de su introducción en la década de 1960-70, pues aun cuando se llegó a sembrar cerca de medio millón de hectáreas en los 80´s y con rendimientos cercanos a las 2 t/ha, posterior a ese período declinó su cultivo al grado de establecerse solo un 10-20% (2); sin embargo en los últimos 10 años el área fue incrementándose paulatinamente hasta alcanzar las 280 mil has en 2016 con una producción de 512 mil toneladas (3).

Lo anterior como resultado principalmente a los incentivos otorgados a la comercialización por parte de la SAGARPA y al aumento en los precios del grano en el mercado internacional. El aumento en el área ocurrió en las áreas tradicionales de producción como las Huastecas y el sureste del país integrándose además otras entidades como Quintana Roo y Yucatán, y el reingreso del estado de Sonora tradicionalmente soyera en los 70´s.

El promedio de rendimiento por hectárea actual es de 1.8 t/ha a nivel nacional, del cual Sonora y Campeche promedian en algunos años las 2.5 t/ha (3), pero hay evidencias de rendimientos de 4 t/ha no tan solo en esos estados sino en algunos lotes de producción bajo riego en Tamaulipas y San Luis Potosí. Estos rendimientos son producto de aplicación eficiente de la tecnología disponible y en suelos con propiedades adecuadas para producción de soya donde los productores están dispuestos a obtener alta rentabilidad mediante fuerte inversión.

Considerando lo anterior y en el mejor de los casos, dichos rendimientos distan mucho de los obtenidos por Cullers y Dowdy, dado las diferencias tecnológicas, ambientales y de organización de la producción entre USA y la agricultura mexicana, sin embargo, aun con esa disyuntiva la productividad de soya debe y puede mejorarse para tratar de obtener un mayor beneficio de su cultivo. Esto se puede lograr actualmente si se llevan a cabo eficientemente las prácticas de cultivo ya disponibles en los paquetes tecnológicos pero que requieren enfatizarse y proporcionar el conocimiento de sus causas y efectos para dar credibilidad al productor.

 
Promedio-de-rendimiento-de-soya

Figura 3. El promedio de rendimiento de soya a nivel nacional es de 1.8 t/ha, pero hay evidencias de rendimientos de 4 t/ha en varios estados de la república como Tamaulipas y San Luis Potosí.

Fuente: Cervantes, M.J.E. 2017.

 

En el curso online de Producción de Soya de Alto Rendimiento a realizarse el día 17 de mayo de 2017, se proporcionan la tecnología de producción actual para producir al menos tres toneladas por hectárea, y las innovaciones que deberán incorporarse para obtener el doble en el mediano plazo (5 a 7 años) y quizá cercano al triple en un lapso mayor (10 a 12 años).

Cita correcta de este artículo

Cervantes, M.J.E. 2017. Tecnología de Producción para Optimizar los Rendimientos de Soya. Serie Cereales Núm. 37. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 2 p.

Literatura citada

  1. Corn and Soybean Digest. USA. 2017. http://www.cornandsoybeandigest.com/soybeans/georgia-producer-sets-new-world-soybean-yield-record. Consultado Abril 8, 2017.
  2. FAOSTAT, 2017. Estadísticas de producción mundial de cultivos de la FAO, Roma. http://www.fao.org/faostat/en/#data/QC. Consultado Marzo 15, 2017.
  3. SIAP, SAGARPA. 2017. Sistema de información agropecuaria de la SAGARPA, México. http://www.gob.mx/siap/acciones-y-programas/produccion-agricola-33119. Consultado Abril 10, 2017.

Curso sobre Producción de Soya de Alto Rendimiento

Redes Sociales:

http://rivulis.com/contacto/?lang=es
Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Los 10 Componentes Tecnológicos Más Importantes en la Producción de Maíz de Alto Rendimiento

Los 10 Componentes Tecnológicos Más Importantes en la Producción de Maíz de Alto Rendimiento

Los 10 componentes más importantes para la producción de maíz de alto rendimiento son: rotación de cultivos o cultivos de cobertura, selección de híbridos, tratamiento a la semilla, fecha de siembra, siembra y establecimiento, densidad de población, fertilización, riego, fungicida y regulador fisiológico, y control de plagas y enfermedades.

3894 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Papel del Selenio en la Nutrición Vegetal

Papel del Selenio en la Nutrición Vegetal

El selenio juega un papel importante en distintos procesos fisiológicos de las plantas, que les ayudan en su crecimiento, protección contra depredadores y patógenos, estrés hídrico, entre otros procesos. Sin embargo, las respuestas fisiológicas y bioquímicas varían considerablemente entre especies.

5212 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Manejo Integrado de Plagas de Importancia Económica del Cultivo de Maíz en Sinaloa

Manejo Integrado de Plagas de Importancia Económica del Cultivo de Maíz en Sinaloa

El manejo integrado de plagas de maíz es un sistema integral de manejo de poblaciones de organismos plaga en una agricultura sustentable. Involucra una serie de factores bióticos y abióticos que determinan la abundancia y/o prevalencia de plagas, enfermedades y malezas en un área agroecológica determinada.

5062 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo