Manejo de Malezas en la agricultura Orgánica


Maleza es entendida como plantas o un conjunto de ellas que crecen en lugares y épocas donde no se desean. Son indeseables porque compiten de forma directa con los cultivos por agua, luz y nutrimentos, por lo cual obstaculizan el crecimiento y desarrollo de estos. En agricultura orgánica el principio básico para el manejo de malezas es la prevención. Un buen manejo de malezas en agricultura orgánica consiste en crear las condiciones más adversas para el desarrollo de malezas tanto en época como en lugar. Las malezas no afectan de la misma forma a los cultivos durante todo el ciclo, pues estos últimos son más sensibles a la competencia en sus estados de desarrollo iniciales. Al competir con las malezas, los cultivos son más vulnerables al ataque de plagas e infecciones por enfermedades. A pesar de que en estados más avanzados del cultivo es menos grave el problema por competencia, las malezas pueden obstaculizar las labores y cosecha del cultivo. Es por lo anterior que no deben descuidarse las malezas una vez termine el período crítico de competencia. Las medidas a tomar para el manejo de malezas en la agricultura orgánica deben estar dirigidas a mantener los niveles de población de las malezas, niveles que no afecten de manera importante el rendimiento y calidad de los cultivos.

Manejo preventivo

Se pueden aplicar distintas medidas preventivas de manera simultánea. La efectividad de cada una de ellas dependerá en gran medida de las especies que se quieran controlar y de las condiciones climáticas. Sin embargo, algunas tienen un control sobre un amplio número de especies, por lo cual se usan regularmente:

Selección de cultivos y variedades. Cultivos altos y con hojas grandes compiten mejor que aquellos de hojas chicas y porte pequeño. Existen variedades vegetales que inhiben o reducen el desarrollo de las malezas y por otro lado existen variedades que toleran mejor esta competencia.

Espectro de malezas que invaden a los cultivos

Figura 1. Las malezas compiten por recursos con los cultivos, lo cual reduce su potencial productivo.

Fuente: Rosales, 2017.

Reducir el banco de semillas de malezas. Hacer un control de las malezas antes de que produzcan semillas, esto reduce la presión sobre el cultivo en ciclos siguientes. Además, el control debe realizarse también en el período en el que el terreno no tiene cultivo establecido. Cultivos de ciclo corto como lechuga pueden ayudar a cultivos de ciclo largo al realizar una rotación de cultivos rápida, lo cual reduce la capacidad de las malezas para madurar y desarrollar semillas.

Rotación de cultivos. Cambiar las condiciones para cada cultivo trae consigo el interrumpir las condiciones para la propagación de malezas habituales del ciclo anterior, con lo cual se inhibe su crecimiento, desarrollo y diseminación.

Cultivos intercalados.  Consiste en sembrar de manera intercalada cultivos entre las líneas del cultivo principal, que cubran rápidamente la superficie del suelo creando una barrera para la entrada de luz y evitando el desarrollo de malezas. Un sistema conocido en México es el de maíz con frijol, donde el frijol es el cultivo encargado de cubrir los espacios entre líneas de maíz.

Época y densidad de siembra. La presión de las malezas durante el período crítico se puede reducir con sólo modificar la época de siembra. Incluso el uso de plántula otorga una ventaja al cultivo, ya que su desarrollo es mayor que el de las malezas y con el cuidado adecuado pueden desarrollar un dosel completo rápidamente. Asimismo, se puede incrementar la densidad de siembra cuando se espera una alta presión por las malezas.  Para este caso es necesario conocer el tipo de malezas que se presentan y la época en la que aparecen.

Mulching o acolchados. Es una barrera física elaborada con materiales orgánicos e inorgánicos (plásticos). Esta capa no permite la entrada de luz para la germinación de las malezas y en caso de germinar les es difícil emerger a través de dicha capa. Las películas plásticas  empleadas son generalmente de color negro para impedir el paso de luz.  Para el mulching se recomiendan materiales secos, duros y con descomposición lenta, ya que son mejores que aquellos tiernos y frescos.

Cultivos de cobertera. Su función es competir directamente con las malezas por agua, luz y nutrientes principalmente. Con esto impiden el desarrollo de malezas.

Fertilización adecuada. Una medida poco valorada para el control de malezas, pero que aplicada en el momento, cantidad y lugar adecuados permiten que los cultivos logren escapar de la competencia con las malezas.

Acolchado plástico en el cultivo de fresa

Figura 2. El acolchado plástico permite controlar la emergencia de malezas al impedir la entrada de luz y evitar con ello su germinación.

Fuente: Intagri, 2005.

Sistemas de labranza. La labranza cero permite reducir la presión de las malezas, además de que en ella se combina una especie de mulching con los residuos de cosecha que impiden el desarrollo de estas plantas indeseables. La labranza mínima o convencional, por ejemplo, favorece el desarrollo de una mayor cantidad de malezas al mover semillas que se encuentran a gran profundidad a la superficie, donde aprovechan las condiciones para su germinación. Por otro lado, en la labranza mínima o convencional, si se eliminan estas malezas emergidas antes de la siembra se reducirá la presión de malezas en el ciclo.

Control sanitario. Esta referido a medidas que eviten la diseminación de malezas dentro de los campos de cultivo. Para ello, se debe procurar tener limpios los implementos agrícolas y herramientas. Evitar que animales arrastren semillas dentro del terreno (perros, ganado, aves, entre otros).

Germinación de malezas. Esta estrategia consiste en regar o con la humedad de las lluvias favorecer la germinación de las semillas de las malezas poco antes de la siembra o trasplante de los cultivos. Las plantas emergidas pueden ser eliminadas con un rastreo. Esta germinación debe realizarse tan cerca como sea posible de la fecha de la siembra o trasplante para asegurar que los cambios en las condiciones del ambiente no den oportunidad de cambiar el espectro de malezas en el campo.

Riego por goteo enterrado. La cinta de goteo enterrada debajo del suelo suministra humedad al cultivo y minimiza la cantidad de agua disponible para las semillas y raíces de malezas que se encuentran más cercanas a la superficie del suelo. El manejo de la humedad bajo este esquema  provee un control significativo sobre las malezas durante las épocas sin precipitación.

Control mecánico

Es quizá el método de control más extendido en la producción orgánica. El control mecánico es una opción viable cuando con las medidas preventivas no se logra tener control sobre las malezas, sobre todo durante el período crítico.

Escardas. Eficaz contra casi todo el espectro de malezas que compiten con los cultivos. Esta debe realizarse de manera dirigida y precisa a las áreas donde crecen las malezas cuando el cultivo está establecido, evitando alterar el cultivo. Escardas superficiales son mejores porque evita traer  mayor cantidad de semillas de malezas a la superficie. El momento de realizarlas dependerá de la velocidad de crecimiento de las malezas.

Desbroce. Cosiste en cortar las malezas con maquinaria (desbrozadora) o herramientas, eliminando la parte aérea de las malezas sin modificar físicamente la estructura del suelo.

Deshierbe manual. Es un método que requiere de mucha mano de obra, y que actualmente se deja como última medida debido al alto costo que representa en algunos casos.  El uso de herramientas adecuadas incrementa la efectividad del control. Asimismo, es más fácil eliminar las malezas cuando están pequeñas.

Escarda de cultivos con implementos mecánicos

Figura 3. La escarda es una buena alternativa en el control de malezas en la agricultura orgánica.

Fuente: Rosales, 2007.

Control físico

Deshierbe con flama.  Consiste en calentar las plantas con una flama por encima de los 100 ºC para secar la maleza y con ello muera. Es eficaz contra la parte aérea de las malezas, pero no con las raíces de estas. Es costoso por el equipo que ocupa su aplicación y el costo del gas empleado como combustible. Debe emplearse de manera dirigida en cultivos con altura por encima de 50 cm y en cultivos hortícolas antes de la emergencia o el trasplante. Deben evitarse condiciones de fuertes vientos.

Solarización. Es un método que consiste en colocar una película plástica transparente sobre la superficie del suelo húmedo, en donde la energía solar logra un incremento significativo en las temperaturas que logran destruir la capacidad germinativa de las semillas de malezas que se encuentran en el suelo. Se realiza durante la época con la mayor radiación solar.

Pastoreo. Esta alternativa es empleada sobre todo en cultivos frutales, donde los animales como ovinos y bovinos no dañan a los árboles adultos. Consiste en dejar que un hato controlado pueda comer las malezas que crecen en los espacios entre las plantas.

Productos con efectos herbicidas

El número de productos herbicidas empleado en la agricultura orgánica se han incrementado en los últimos años.  Dichos productos están formulados en base a aceites vegetales, harina de gluten de maíz, ácidos

Solarización en invernadero

Figura 4. La solarización destruye la capacidad germinativa de las semillas de malezas.

Fuente: Intagri, 2010.

grasos, ácido acético (vinagre) y materiales biológicos. Muchos de estos productos tienen como base a los aceites vegetales y actúan por contacto de manera no selectiva. La harina de gluten de maíz, limita el desarrollo de las raíces y suprime la germinación de las semillas de las malezas aplicada en preemergencia. El ácido acético actúa por contacto sin efecto residual sobre las malezas y los jabones se emplean para controlar el musgo y las algas. La selectividad en el control se podrá lograr mediante la manipulación del momento o la explotación de las diferentes características en las tolerancias químicas del cultivo y las malezas. Para una buena efectividad de estos productos, se debe asegurar una buena cobertura y en algunos casos emplear coadyuvantes autorizados (derivados de resinas de pino, yuca, entre otros).

Implementar la amplia gama de prácticas expuestas anteriormente permite al productor minimizar el impacto de las malezas en los sistemas de producción orgánicos y con el tiempo reducir costos en el control de estas plantas indeseables.

Cita correcta de este artículo

INTAGRI. 2017. Manejo de Malezas en la Agricultura Orgánica. Serie Agricultura Orgánica Núm. 16 p. Artículos Técnicos de INTAGRI. México.  5 p.

Fuentes consultadas

  • Scialabba, N. 2015. Training Manual for Organic Agriculture. FAO. 104 p.
  • Curran, W. 2017. Weed Management in Organic Cropping Systems. Universidad del Estado de Pennsylvania. EE. UU. 4 p.  
  • McErlich, A. F.; Boydston, R. A. 2014. Current State of Weed Management in Organic and Conventional Cropping Systems. En S.L. Young and F.J. Pierce (Eds.). Automation: The Future of Weed Control in Cropping Systems. Springer, Dordrecht. 11-32 p.
  • Smith, R.; Lanini, W. T.; Gaskell, M.; Mitchell, J.; Koike, S. T.; Fouche, C. 2000. Weed Management for Organic Crops. Universidad de California. EE. UU. 4 p.

Redes Sociales:

http://rivulis.com/productos/drip-tapes/t-tape/?lang=es
Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Desinfección del Suelo por Solarización

Desinfección del Suelo por Solarización

La solarización consiste en calentar el suelo en verano cubriéndolo con plástico transparente durante al menos 4 semanas, en el periodo de mayor radiación solar, logrando así, un incremente en la temperatura que destruya a los agentes patógenos. Con esta técnica se alcanzan temperaturas del orden de 45 – 55 °C en capas superficiales y de 40 – 45 °C a 25 cm de profundidad. Tiene buena eficacia sobre ciertos patógenos y posee, además, un efecto herbicida.

12121 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Evaluación de la Biosolarización para el Control de Enfermedades del Suelo en Cultivos de Alcachofa

Evaluación de la Biosolarización para el Control de Enfermedades del Suelo en Cultivos de Alcachofa

La biosolarización es una técnica agrícola que ha permitido reducir las poblaciones de patógenos en el suelo con un bajo impacto ambiental. Esta técnica también disminuye la fatiga de los suelos por el monocultivo. La biosolarización en alcachofa empleando estiércol fresco de ovino (4 kg/m2) permite reducir la incidencia de enfermedades relacionadas a Verticillium y Rhizoctonia, además de incrementar la producción comercial hasta en un 56.7 %.

3554 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


La Mosca del Vinagre de Alas Manchadas (Drosophila suzukii) en Berries

La Mosca del Vinagre de Alas Manchadas (Drosophila suzukii) en Berries

La mosca del vinagre de alas manchadas es un insecto polífago que se encuentra principalmente en climas frescos y húmedos, pero ha mostrado gran capacidad de adaptación a un amplio rango de condiciones climáticas. Ataca a cultivos frutales, y recientemente se ha convertido en un problema grave en los cultivos de berries en México. A diferencia de las otras especies de Drosophila, esta posee una estructura denominada oviscapto aserrado que le confiere capacidad de dañar a frutos aun en su pleno desarrollo, cortando una ranura donde depositan sus huevecillos. Se ha observado como problema serio en arándanos, zarzamoras y fresas, pero también se presenta en cerezas, uvas y otros frutos de pulpa blanda.

8942 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Anónimo comentó:
Publicado: 2017-11-02 14:23:03

las plantas arvenses mal llamadas malezas no son ningun problema en la agricultura son parte escencial de la vida de los suelos sin ellas no se podra desarrollar la vida microbiana en los suelos, si seguimos con este mal manejo de los campos o de la tierra probablemente tengamos agricultura para 500 años pero si la manejamos a la agricultura reconociendo que el suelo es un ente vivo tendremos agricultura para 1500 años.Existe un desconocimiento en el manejo organico tanto de tecnicos como de la gente que esta involurada en esta actividad tan importante, pero que lamentablemente se esta manejando como un negocio y no como una actividad de proporcionarnos alimentos saludables.Desde el momento que eliminamos la biologia de los suelos estamos condenando a nuestros suelos a una muerte adelantada.Los componentes basicos de los suelos son la fisica,la quimica y la biologia.habilmente las compañias trasnacionales han aislado a la biologia para ellos poder vendernos sus agrotoxicos,lamentablemente esto es un negocio y asi se maneja esto.

alvaro_bonilla comentó:
Publicado: 2017-11-02 14:24:13

Muchas gracias por su comentario. Para nosotros es valiosa su aportación.


Saludos. 

Anónimo comentó:
Publicado: 2017-11-02 14:29:28

Gracias por la valiosa información.

alvaro_bonilla comentó:
Publicado: 2017-11-02 14:30:25

Gracias por tu comentario. Reduciendo la brecha entre la ciencia y el agricultor. 


Saludos.