Preparados de Plantas y Minerales para el Manejo de Plagas y Enfermedades en la Agricultura Ecológica


 

Autor: Laura Gómez Tovar1

Departamento de Agroecología

Universidad Autónoma Chapingo

Introducción

La agricultura ecológica se caracteriza por el uso racional de los recursos naturales, el reciclado de los nutrientes y la energía, el incremento de la biodiversidad en los campos agrícolas y la exclusión de productos químicos sintéticos.

El manejo de plagas y enfermedades de forma ecológica es todo un reto para los agricultores, pues requiere de la instrumentación de variadas técnicas agroecológicas, así como del conocimiento de las condiciones ambientales, las etapas fenológicas de los cultivos y los ciclos biológicos de los insectos y los patógenos. Entre las técnicas agroecológicas más utilizadas para el manejo de plagas y enfermedades se tienen desde el diseño del agroecosistema, rotación y asociación de cultivos, siembra de cultivos trampas y repelentes, establecimiento de trampas de colores, nutrición balanceada de los cultivos, y agrohomeopatía hasta el uso de plantas y minerales en forma de biopreparados.

Los biopreparados a base de plantas y minerales o plaguistáticos han sido utilizados por agricultores de todo el mundo, y hoy en día también ocupan un espacio en los procesos de investigación formal.

Estos preparados evitan los peligros que presentan los plaguicidas de síntesis química (la residualidad es mínima y las moléculas se desintegran fácilmente en el ambiente), son productos fáciles de conseguir o cultivar, y los costos se disminuyen considerablemente.

Se tiene como objetivo demostrar los avances en el manejo de plagas y enfermedades en la agricultura ecológica a través del uso de plantas y minerales con propiedades plaguistáticas.

1 Departamento de Agroecología de la UACh. Carretera México-Texcoco, Km. 38.5, Chapingo, Edo. De México. Tel. 01 595 95 2 15 00 Ext. 5208. Correo electrónico: gomezlaura@yahoo.com

Agricultura ecológica

Figura 1. La siembra de cultivos trampas es una técnica agroecológica para el manejo de plagas y enfermedades.

Foto: Intagri, 2017.

Plaguistáticos

Un plaguistático es un producto obtenido a partir de plantas o minerales, que es útil para reducir el efecto negativo de las plagas y enfermedades. Entre los efectos que producen en los insectos, bacterias y hongos, entre otros organismos están: Repelencia por irritación o bloqueo del sistema nervioso; disminuyen la población de los insectos, hongos, bacterias y nemátodos; disminuyen o evitan el daño que podrían causar a los cultivos; inhiben la alimentación de los insectos; inhiben la eclosión de huevos (se evita su rompimiento y la emergencia de la ninfa o larva; inhiben el crecimiento de los insectos (afectan la muda), y no se forman instares subsecuentes; inhiben el desarrollo biológico, pues inducen la formación de larva-pupa o la emergencia de adultos deformes, y no se forma o emerge normalmente el siguiente estado biológico; reducen la emergencia de adultos en la primera generación; ocasionan la muerte de algunos insectos; e inhiben el desarrollo de bacterias, hongos y nemátodos (Gómez y Rodríguez, 2013).

Los preparados de plantas (fitoterapia) pueden clasificarse en 4 tipos, de acuerdo a su forma de preparación y extracción de sus propiedades insectistáticas; extractos, macerados, polvos e infusiones. En el extracto se deja reposar en agua la planta picada, se cuela y el líquido obtenido se asperja sobre el cultivo. Hay plantas como el nim (Azadirachta indica) y el paraíso (Melia azedarach) que se preparan en extractos y que necesitan mínimamente 8 hr para que los componentes activos que funcionarán en contra de la plaga puedan ser extraídos. La infusión consiste en hervir agua en un recipiente y al ebullir introducir las plantas, retirando del fuego y dejando reposar mínimo 8 hr, se cuela y se utiliza el líquido obtenido. Entre las plantas que se pueden preparar de esta forma está el chicalote (Argemone mexicana), las hojas del jitomate (Lycopersicum esculentum), y epazote (Chenopodium ambrosioides). En el macerado se muelen las plantas o partes de la planta con los ingredientes activos (en plantas como el pasto vetiver -Vetiveria zizanioides-, los ingredientes activos se encuentran en la raíz), y el líquido obtenido se diluye en agua, se cuela y se aplica. Es común aplicar en macerado el ajo, el chile, y las semillas de guanábana (Annona muricata) y anona (Annona sp). Los polvos se obtienen al secar las plantas a la sombra y posteriormente molerlas, por lo que es posible conservar los ingredientes activos durante mucho tiempo. Los tratamientos en granos almacenados se hacen a través de polvos de nim, huele de noche (Cestrum sp) y epazote (Chenopodium ambrosioides) (Rodríguez, 2006; Lagunes y Rodríguez, 1996).

 

 

  Cuadro 1. Propiedades plaguistáticas de diversas plantas.

  Fuente: Gómez y Rodriguez, 2013.

  Planta

  Sustancia Activa

  Modo de Acción

Ajo

Allium sativum

Ácido amino sulforado, Aliina, Alisína

Repelencia e inhibición de crecimiento y desarrollo de insectos, bacterias y hongos.

Anona

Annona reticulata

Anonacina, Anonaína, Asimicina, Bulatacinona

Repelencia, inhibición de la alimentación, oviposición, crecimiento y desarrollo de insectos

Nim

Azadirachta indica

Azadiractina, Azadirona, Nimbina, Salanina

Repelencia, inhibición de la alimentación, oviposición, crecimiento y desarrollo de insectos y larvas

Chile

Capsicum annuum

Capsicína, Capsaicína, Solanidína, Alcaloides aromáticos

Repelencia e inhibición de crecimiento y desarrollo de insectos

Epazote

Chenopodium ambrosioides

Ácido salicílico, Ascaridol, Careno, Limoneno, Mirceno, Caenferol, Quércetina

Inhibición del crecimiento y desarrollo de ácaros, hongos, nemátodos e insectos

Paraíso

Melia azedarach

Azedaralida, Gedunina, Melicarpinas, Melianona

Inhibición de la alimentación, oviposición, crecimiento y desarrollo de insectos, hongos y bacterias

Higuerilla

Ricinus communis

Quercetina, Ricina, Ricinina

Repelencia, disminución de la población, inhibición de la alimentación, oviposición, crecimiento y desarrollo de insectos y larvas, inhibición del desarrollo de hongos, bacterias y nemátodos

Flor de muerto

Tagetes erecta

Alil anisol, Anetol, Metil chavicol, Metil eugenol

Repelencia e inhibición del crecimiento y desarrollo de insectos y nemátodos

 

 

Principales plantas en el manejo de insectos

  • Ajo (Allium sativum)

El ajo tiene los siguientes efectos: hiperexitación del sistema nervioso, repelencia, inhibición en la alimentación, inhibición del crecimiento, inhibición de la oviposición en varias fases y a diversos niveles (Rodríguez, 2000). Se recomienda preparar en macerado de la siguiente manera: moler 1 kg de ajo, colocar a reposar durante 3 hrs en 160 litros de agua, y 800 grs de jabón de pasta o neutro. No se debe usar más de 2% (20 gr por litro) de jabón para evitar toxicidad. Las plagas que pueden manejarse con el ajo incluyen mosquita blanca, chicharritas, pulgones, chinches, catarinita de la papa, conchuela del frijol, gallina ciega, gusano cogollero, gusano de alambre, gusano cogollero, gusano medidor, gusanos trozadores, mariposa blanca de la col, mosquitos, picudo del chile, picudo del algodonero, trips, minador y mosca común. Entre las enfermedades que se pueden manejar con el ajo están: Tizones (P. syringae, P. phaseolica), xanthomonas (x. campestris), royas, Alternaria, Cercospora, Collectotricum sp., Munilinia fructicola, Phythoptora spp.

  • Epazote común (Chenopodium ambrosioides)

El epazote puede usarse en polvo para plagas de granos almacenados. La dosis a utilizar es de 10 grs de polvo de epazote seco por cada kg de grano a almacenar. Es decir 300 grs de polvo por cada saco de 30 kgs de semilla.

Otras formas de preparación del epazote es en extracto: Se pican 500 grs de epazote y se deja reposar en 10 litros de agua durante 8 hr. Posteriormente se cuela el preparado, se le aplican 100 grs de jabón de barra disuelto en agua y se procede a aspejar sobre el cultivo. Al momento de aplicar se puede diluir la concentración en 10 litros más de agua.

  • Higuerilla (Ricinus communis)

Para realizar un extracto al 3% se pican y se ponen a remojar 300 gr de hojas de higuerilla en 10 litros de agua durante 3 hrs. Posteriormente en un recipiente se diluyen 100 grs de jabón en un poco de agua y un momento antes de aplicar el extracto se mezclan, se cuelan y se aplican. No se deben utilizar las semillas, pues son muy tóxicas al humano. En concentraciones al 5% se puede usar contra conchuela del frijol, chapulín y gusano cogollero. Al 10% en café y al 3% en mosquita blanca.

  • Chile (Capsicum sp.)

El chile se usa en forma de macerado, de la siguiente manera: moler 500 grs de chile, mezclar con 10 litros de agua. Adicionar 100 grs de jabón de barra disuelto, colar y aplicar. Entre las plagas que se pueden reducir con el chile están pulgones, chicharritas, moscas blancas, gallina ciega, gusano de alambre, gusano bellotero, gusano cogollero, gusano medidor, gusanos trozadores, mariposa de la col, y chinches.

  • Chicalote (Argemone mexicana)

El chicalote puede utilizarse en forma de infusión, de la siguiente manera: Se colocan a hervir 10 lt de agua, se incorpora 1 kg de chicalote picado, se deja reposar 3-6 hrs, se mezclan 100 grs de jabón neutro o baba de nopal, se cuela y se asperja sobre el cultivo. Esta infusión puede emplearse para el control de la mosquita blanca.

  • Nim, Neem, Margosa (Azadirachta indica)

A continuación se presentan algunas recetas ampliamente difundidas del uso del nim (Lagunes y Rodríguez, 1996; Fundación Agricultura y Medio Ambiente, 1996; Brechelt, 1994; Serra, 1991; Rowland et. al. 1988; Silie, 1989 Estrada et. al, 1995):

En extracto acuoso, 25 grs de semillas por litro de agua vs gusano cogollero, broca del café, gusano alfiler del jitomate, gusano del cuerno del tabaco, palomilla dorso de diamante, falso medidor, gusano terciopelo, pulgón del melón y gusano de la yema del tabaco. En extracto acuoso, 50 grs de semillas por litro de agua vs mosquita blanca, pulgón del melón, barrenador del fruto, pulgón Mizus persicae. En extracto acuoso con aceite vegetal, 25 grs de semillas con 10 ml de aceite por litro de agua vs barrenador del fruto; 25 grs de semillas por 5 ml de aceite/lt vs gusano de la yema del tabaco y minador de los cítricos.

En extracto acuoso el nim, 40 hojas de nim, 1 lt de agua, ½ cucharadita de jabón neutro, se deja reposar 8-10 hrs y al momento de aplicar se mezcla el jabón. Se emplea contra mosquita blanca, chinches y gusanos de mariposas.

Preparados minerales

Para el manejo de microorganismos patógenos, hongos y bacterias, en los cultivos se pueden elaborar preparados minerales como alternativas al uso de productos químicos sintéticos. Los caldos minerales son fáciles de preparar, no contaminan la tierra, el agua y los animales, es una tecnología al alcance del productor y son económicos (Restrepo y Rivas, 1993).

El primer caldo mineral conocido fue el caldo bórdeles o mezcla de bordeux que se utilizó por primera vez en Francia en 1882 a raíz de la introducción en Europa de Plasmopara vitícola Berl., y de Toni. El fitopatólogo francés Alexis Millardet, investigando sobre la enfermedad encontró que un vitivinicultor había utilizado una mezcla de cal y sulfato de cobre en las orillas de su viñedo para evitar que se robaran la fruta y eran precisamente esas plantas las que no habían sido contaminadas por la enfermedad. El azufre ha sido utilizado desde 3000 a.c. El caldo sulfocálcio o polisulfuro de calcio es una emulsión en caliente que se prepara con azufre y cal y que fue empleada por primera vez contra la sarna en el ganado vacuno en California en 1886 (Restrepo, 2007).

Los preparados como el caldo bórdeles, el caldo visosa y el caldo sulfocálcico funcionan como fungistáticos, dichos caldos nos pueden ayudar a controlar hongos, bacterias y también ácaros y en algunos casos también insectos.

Las preparaciones a base de caldo bórdeles enriquecidas con permanganato de potasio, son recomendadas para los casos de fuertes ataques simultáneos de mildeu y oidio, lo mismo que para los ataques muy severos del tizón temprano (Alternaria spp.) y tardío; y Phytophthora spp. en los cultivos de tomate, papa y chile (Restrepo, 2007).

Los caldos minerales o fungistáticos pueden cumplir variados objetivos, como el que mejoren la sanidad de las plantas, cumplan la función de abono foliar, como bioestimulantes, activadores para la composta o lombricomposta y activadores o estimulantes del suelo (Duran, 2005). Los caldos deben siempre aplicarse temprano por la mañana o por la tarde y colarse para evitar tapar el equipo de aspersión.

  • Caldo Bordeles al 1%

Materiales: 100 grs de sulfato de cobre, 100 gr de cal viva o hidratada (no cal agrícola), 10 litros de agua, 2 recipientes de plástico. Procedimiento:

a) Se disuelven perfectamente 100 grs de sulfato de cobre en litro de agua.

b) Se disuelven los 100 grs de la cal en 9 lt de agua

c) Se mezcla sobre la cal el sulfato de cobre disuelto.

d) Se puede introducir un machete o algo metálico en el preparado, sí no se oxida quiere decir que el preparado está listo; de lo contrario debe aplicarse más cal.

Usos: prevención y manejo de enfermedades (hongos y bacterias):

a) Sin diluir en plantas de más de 30 cm de altura de jitomate, papa y zanahoria que no se encuentren en floración.

b) En dilución: 1 lt del caldo por 1 litro de agua en plantas más pequeñas como brassicas, pepino, calabaza, y frijol.

c) Puede usarse como sellante de podas o para frutales incrementando la dosis al 10%.

d) Frutales: Incrementar la dosis y consistencia.

  • Caldo Bordeles enriquecido con Permanganato de Potasio

Se elabora igual que el caldo bordelés, sólo que al final se aplican 12.5 gr de permanganato de potasio. Por lo que tomará un magenta-morado.

USOS: Muy útil en enfermedades de solanáceas. Por ejemplo vs Tizón temprano (Alternaria spp) y Tizón tardío (Phytoptora sp) y cenicillas (mildiu, oidio).

  • Caldo Sulfocálcico

Materiales: 2 kg de azufre, 1 kg de cal viva o hidratada, 10 lt de agua, 1 recipiente o lata para hervir. El caldo sulfocálcico o NES se prepara de la siguiente manera: Colocar a hervir los 10 lt de agua en un recipiente, al estar hirviendo introducir la cal y azufre poco a poco (previamente mezclados en seco) y revolver hasta que el preparado cambie a un color rojo vino, lo cual durará aproximadamente 40 minutos a una hora. Posteriormente dejar enfriar el preparado y si no se usa inmediatamente, guardar en botellas color ámbar. Con un sello con un poco de aceite al final de envasarlo.

USO: Hongos y ácaros. Aplicación a follaje en frutales (p.e. araña roja): Usar 350 ml del caldo por cada 20 litros de agua. Aplicación en frutales (p.e. Phytopthora sp.): Usar 750 ml del caldo por cada 20 lt de agua. En hortalizas: No usar más de 100 ml por 20 litros de agua. No se debe usar en cucurbitáceas (familia de las calabazas) y en plantas en floración. La pasta que queda en el recipiente donde se preparó el caldo puede usarse como sellante en podas.

Conclusiones

Es importante tomar en cuenta algunas recomendaciones en el uso de plaguistáticos vegetales y minerales, a saber; hacer un uso racional de estas alternativas buscando MANEJAR las plagas y no COMBATIRLAS, respetar las dosis, sin hacer mezcla de plantas y otros materiales, evitar el uso de otros disolventes diferentes al agua y al alcohol etílico, y emplear lo que se tenga al alcance, es decir, priorizar el uso de recursos locales.

A su vez es de suma relevancia aprender y reaprender cada vez más, no sólo sobre las propiedades de las plantas y los minerales, sino también de los insectos y las enfermedades, sus ciclos de vida, y los factores que favorecen su desarrollo, para con ello poder instrumentar estrategias agroecológicas exitosas que dificulten que se conviertan en plaga.  Finalmente es imprescindible que más agricultores, técnicos y científicos aprendan a manejar estas ecotecnias, y las compartan con otros para hacer posible una agricultura sana y sin agrotóxicos.

Cita correcta de este artículo

Gómez, T. L. 2017. Preparados de Plantas y Minerales para el Manejo de Plagas y Enfermedades en la Agricultura Ecológica. Serie Agricultura Orgánica Núm. 13. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 8 p.

Literatura citada

  • Brechelt, A.; Hellpap, C. 1995. Memorias del Primer Congreso Latinoamericano y del Caribe sobre Nim y otros Insecticidas Vegetales. Santo Domingo, República Dominicana, 381 p.
  • De los Santos J.; Brechelt A. 1996. Recetas de Insecticidas Naturales. Editado por la Fundación Agricultura y Medio Ambiente, República Dominicana, 29 p.
  • Gómez T.L.; Rodríguez, H.C. 2013. Biopreparados Vegetales y Minerales para el Manejo de Plagas y Enfermedades en la Agricultura Ecológica. Depto. De Agroecología-Universidad Autónoma Chapingo. Chapingo, Edo. De México. 19 p.
  • Lagunes T.; Arenas, C.; Rodríguez, C. 1984. Extractos Acuosos y Polvos Vegetales con Propiedades Insecticidas. Centro de Entomología y Acarología, Colegio de Postgraduados, Chapingo, México. 203 p.
  • Restrepo Rivera, J. 1997. Curso Taller de Agricultura Orgánica. CEDUAM, DANA, A.C., SEDEPAC, UAMA, VICENTE GUERRERO, Compendio bibliográfico, Toluca, Edo. De México, s/p.
  • Restrepo R. J. y Rivas G. A. 1993. ¡Haga sus Caldos! Formas Alternativas de Controlar Insectos y Enfermedades de sus Cultivos. Proyecto de Agroecología y tecnologías Apropiadas. Boletín Técnico No. 1. Asociación Colombiana de Agricultura Biológica y Ecodesarrollo (ACABYE). Colombia.
  • Rodríguez H. C. (Compilador). 1996. Control Alternativo de Insectos Plaga. Colegio de Postgraduados y Fundación Mexicana para la Educación Ambiental. Montecillos, Estado de México, 114 p.  
  • Rodríguez Hernández, C. 2006. Plantas vs Plagas 2. Epazote, Hierba de la Cucaracha, Paraíso, Higuerilla y Sabadilla. Editado por RAPAM, Texcoco, Edo. de México, 209 p.
  • Rodríguez Hernández, C. 2000. Plantas vs Plagas 1. Potencial práctico de ajo, anona, nim, chile y tabaco. Editado por RAPAM, Texcoco, Edo. de México, 133 p.

Redes Sociales:

http://rivulis.com/productos/drip-tapes/t-tape/?lang=es
Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Uso de Biofertilizantes en la Agricultura Ecológica

Uso de Biofertilizantes en la Agricultura Ecológica

A lo largo de los años se han dado diferentes denominaciones a los productos que contienen microorganismos utilizados en la agricultura como: fertilizantes bacterianos, fitoestimulantes, biopesticidas, bioinoculantes, etc. y actualmente el termino más utilizado es biofertilizante.

10292 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Anónimo comentó:
Publicado: 2017-09-30 07:27:37

Muy buen artículo y necesario para tener como herramientas a utilizar en la agricultura orgánica

alvaro_bonilla comentó:
Publicado: 2017-11-02 14:05:11

Muchas gracias por su comentario. La información escrita sólo es una herramienta más, es necesario también capacitarse y actualizarse para poder lograr mejores resultados.

Saludos. 

jesussucso comentó:
Publicado: 2017-10-28 07:48:26

buenos dias
no se puede descargar la version en PDF
se descarga otro archivo .exe con nonbre 13


alvaro_bonilla comentó:
Publicado: 2017-11-02 14:06:11

Puede intentar nuevamente, el problema esta resuelto. De continuar, revise su conexión a internet. 

Saludos. 

Anónimo comentó:
Publicado: 2017-11-02 16:53:02

excelente articulo

alvaro_bonilla comentó:
Publicado: 2017-11-02 16:54:09

Muchas gracias por el comentario. Esperamos que continué visitando los artículos publicados en la página.

Saludos.

usuario_736202466 comentó:
Publicado: 2018-05-14 16:57:48

Buenas opciones para agricultura orgánica solo a preparar y usar para comprobar su efectividad

alvaro_bonilla comentó:
Publicado: 2018-05-15 06:23:06

Gracias por el comentario. Esperamos que nos puedas compartir tus resultados y continúes leyendo nuestros artículos que publicamos semanalmente.


Saludos.