Hongos Micorrízicos Arbusculares (HMA) Su Actividad sobre la Estructura del Suelo parte I


¿Qué son los HMA?

Los Hongos Micorrízicos Arbusculares (HMA) son simbiontes asociados con la mayoría de las plantas terrestres, los cuales tienen un rol importante en la agregación del suelo.

La estructura del suelo

La estructura del suelo se entiende como el arreglo y el tamaño de partículas y poros. Consiste en una serie de agregados de varios tamaños, formas y compuestos mineralógicos, así como de un pequeño porcentaje de materia orgánica. El proceso de agregación del suelo es complejo y jerárquicamente estructurado, en el cual un gran número de organismos y agentes cementantes juegan su papel, así como también los factores abióticos (sequía, humedad, congelamiento, etc.). Todos estos procesos son capaces de orientar a las partículas finas del suelo y atraerlas tan cerca unas a otras, que las fuerzas físicas entre ellas las unen muy firmemente.

La importancia de los agregados del suelo

Los agregados del suelo son importantes para mantener la porosidad del suelo y proveer estabilidad contra la erosión. La estabilidad de los agregados tiene el potencial de servir como un indicador sensible de la degradación del suelo; además es la condición más favorable para el crecimiento de las plantas, ya que tiene influencia beneficiosa sobre el estado de humedad del suelo y la dinámica de nutrientes. La estabilidad estructural del suelo, es entonces, una capacidad de los agregados del suelo para retener su forma cuando se humedecen y permitir el paso del agua a través del mismo. La estructura del suelo afecta procesos físicos del  suelo, tales como: conducción vertical de agua, conducción de gases, deformación del suelo y penetración radicular.

 estabilidad estructural

Figura 1. La estabilidad estructural del suelo es fundamental para lograr una adecuada conducción vertical del agua, conducción de gases, deformación del suelo, y penetración radicular.

¿Cómo sucede la agregación de partículas?

Diversos estudios han encontrado que la agregación de partículas del suelo es posible gracias a la acción de agentes cementantes. Estos compuestos pueden clasificarse en tres grupos: transitorios, temporales y persistentes. Los transitorios son materiales orgánicos, que se descomponen rápidamente por los microorganismos (polisacáridos), el efecto de estos puede durar semanas. Los temporales son raíces e hifas, particularmente provenientes de HMA, que persisten por meses o años y son afectados por el manejo. Los persistentes consisten en materiales húmicos degradados asociados con hierro amorfo, aluminio y aluminosilicatos. 

Para continuar Leyendo la segunda parte debes dar click en el link de abajo a la izquierda  "Sig. Artículo"

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Plantas C3, C4 y CAM

Plantas C3, C4 y CAM

Existen tres tipos de plantas de acuerdo con los mecanismos de asimilación del CO2 en la fotosíntesis, donde el grupo más antiguo es el de plantas de metabolismo fotosintético C3, seguida de las plantas C4 y, finalmente las plantas CAM. Ejemplos de cultivos con mecanismo C3 son: arroz, trigo, cebada, soya, pimiento y tomate. Mientras que cultivos con mecanismo C4 son: maíz, caña de azúcar, sorgo y amaranto. Finalmente, entre los cultivos con mecanismo CAM encontramos: piña, nopal, pitahaya y orquídeas.

2277 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Microorganismos Ruminales, la Síntesis de Proteínas y el uso de proteínas de sobrepaso

Microorganismos Ruminales, la Síntesis de Proteínas y el uso de proteínas de sobrepaso

La nutrición de rumiantes comprende la nutrición de dos ecosistemas, el ecosistema ruminal, compuesto de bacterias, hogos y protozoarios y el segundo ecosistema, el rumiante. Se ha mostrado que la proteína consumida por los rumiantes es degradada por las bacterias y protozoarios en el retículo-rumen, una fracción de la proteína se escapa al rumen, para liberar amoniaco, este mismo es utilizado por los microorganismos ruminales para la síntesis de proteína celular.

446 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


La Salud del Suelo

La Salud del Suelo

La salud del suelo es la capacidad continua del suelo para funcionar como ecosistema vital que sustente las plantas, los animales y los humanos (USDA-NTCS, 2012). Para lograr que el suelo funcione de forma correcta, es importante el uso de prácticas de manejo encaminados a mejorar la salud del suelo y con ello lograr beneficios agronómicos (aumentar productividad y la rentabilidad de los cultivos) y ambientales, inmediatos y en el futuro.

5395 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo