Afectaciones de la Reforma hacendaria a la Agricultura


Afectaciones de la Reforma hacendaria a la Agricultura

 

El sector agropecuario es uno de los más afectados por la reforma fiscal planteada por el ejecutivo federal, pues con las medidas propuestas, pone en riesgo las actividades primarias de la economía nacional. La reforma plantea desaparecer el régimen especial para productores primarios, que permite deducir el 14% de los ingresos; estas condiciones actuales son necesarias al tratarse de un sector muy particular que enfrenta inclemencias climáticas y además es la base para la soberanía alimentaria, afirma Benjamín Grayeb, presidente del Consejo Nacional Agropecuario.

Reforma meramente recaudatoria

La reforma propone un aumento de ISR a los productores agrícolas para llevarlo al 32% tanto para personas físicas como morales. Afirman los representantes del sector que la reforma parece ser meramente recaudatoria, y que pone en desventaja competitiva a los agricultores mexicanos frente a los de aquellos países con los que se tienen acuerdos comerciales.

Impuestos afectarían al sector azucarero

La Unión Nacional de Cañeros manifestó que la reforma afectará gravemente a la agroindustria azucarera ya que busca gravar con un peso por litro las bebidas azucaradas e incrementar dos pesos por kilo de azúcar a los productos que utilizan este tipo de edulcorante como materia prima. “No es conveniente gravar bajo ningún tipo de impuesto el uso del azúcar de caña, pues traería afectaciones al sector, de la cual dependen las familias de 227 municipios, en 15 estados de la República, así como las cadenas productivas que utilizan el endulzante mexicano como materia prima”, declaró Blackaller Ayala, dirigente de la organización. 

No es acertado señalar al azúcar como el principal causante de la obesidad, pues es un problema multifactorial; de acuerdo a las estadísticas, en los últimos años ha disminuido el consumo de 50 a 40 kilos per cápita, mientras que los índices de obesidad han seguido en aumento. Al gravar las bebidas azucaradas, los industriales cambiarían a edulcorantes más baratos, en su mayoría importados, como el jarabe de maíz de alta fructosa, desplazando entre 250 y 300 mil toneladas de azúcar mexicana. El presidente de los cañeros explicó que se estaría enviando un mensaje a la población de que el consumir azúcar de caña es nociva para la salud, siendo que nuestro cerebro y células se alimentan de glucosa, que es resultado del metabolismo de los azúcares que consumimos.

Incremento al Impuesto Sobre la Renta

Actualmente los contribuyentes del sector primario pagan una tasa de Impuesto Sobre la Renta del 20 o 21%. Con la reforma hacendaria desaparece este régimen especial, y los agricultores y otros sectores primarios pagarán el 32% de ISR. Hay que considerar que el régimen especial a la agricultura se debe a que es una actividad muy frágil y la de más alto riesgo, no se puede manejar igual que si fuera una industria que fabrica tornillos (por mencionar un ejemplo), debido a que los factores climáticos y de plagas juegan un papel fundamental. 

Impuesto a los agroquímicos

La reforma hacendaria plantea un  impuesto del 9% promedio a los agroquímicos, insumos que actualmente son necesarios en la mayor parte de la producción agrícola. Esta medida desestimularía la agricultura en el país, pues los costos de producción incrementarían considerablemente.

Esta medida se tomó al intentar copiar las políticas de algunos países nórdicos europeos, donde las condiciones climáticas, la incidencia de plagas y las características de la agricultura son totalmente distintas a las mexicanas.

impuestos en agroquímicos

Considerando que el espíritu de esta medida es ambiental y no recaudatorio, debe ofrecer soluciones alternativas. Por ejemplo en España, hace unos 15 años se subsidiaba el uso de productos para control biológico y biorracional de plagas y enfermedades; una vez que la demanda aumentó los precios bajaron y se pudo eliminar el subsidio. Esta medida hace que actualmente el principal método de control en Almería sea a base de tecnologías inocuas.

 

A manera de conclusión, podemos comentar que todas las medidas mencionadas, afectarán a los agricultores, sector que se ubica principalmente en zonas rurales, por lo que afectaría a la cuarta parte de la población mexicana, que es la que vive del campo. Si todo el aumento en la recaudación se canalizará a programas sociales, se sabe de antemano que esto no dará resultados favorables en cuanto a la productividad del sector, sería mejor crear programas de extensionismo y capacitación agrícola de alta calidad. Vale recordar aquel viejo proverbio chino que nos invita a reflexionar sobre la importancia de enseñar a pescar, y no simplemente regalar pescados.   

Fuentes:

 

 

 

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo