Innovaciones en el Cultivo de Papaya para una Alta Producción


Autor: Equipo Editorial INTAGRI

La papaya (Carica papaya L.) es una fruta originaria de América Central. Esta fruta es conocida en todo el mundo por su agradable sabor y por sus diferentes propiedades. Es ampliamente producida en regiones tropicales o subtropicales donde los riesgos de heladas son muy escasos. En este sentido, los países de mayor producción en 2018, según datos de la FAO, son: India (5,989,000 ton), Brasil (1,060,392 ton), México (1,039,820 ton), República Dominicana (1,022,498 ton) e Indonesia (887,591 ton). El consumo de papaya está incrementando alrededor del mundo debido a sus propiedades nutrimentales; lo cual se refleja en la superficie cosechada para 2018, con 1,015,498 ha del cultivo de papaya a nivel mundial, lo cual significó un incremento del 126.76% con respecto a 2017.

Propiedades de la papaya

La papaya es una fuente rica de antioxidantes (grupo de carotenoides), vitamina B y elementos como potasio y magnesio. Contiene una enzima llamada papaína que degrada rápidamente proteínas, pectinas y ciertos azúcares y grasas. Esta enzima favorece la digestión y disminuye afecciones como la gastritis, colitis y estreñimiento crónico. Además de su consumo en fresco, la papaya se puede emplear en la industria alimentaria como ablandadora de carnes y clarificadora de cervezas, así como en la industria farmacéutica, cosmética, textil, manufacturera de papel, de adhesivos, entre otras. Además, la fruta o planta de papaya tiene usos particulares (según el país o región) como el tratamiento de enfermedades de la piel y heridas, reducción de colesterol, control del asma y reumatismo.

Producción de papaya bajo invernadero

La producción de papaya bajo invernadero, surge como alternativa para regiones subtropicales donde el cultivo no es viable a campo abierto. Incluso en las regiones productoras el uso de estructuras con cubierta plástica permite mejorar considerablemente la producción al proporcionar condiciones más adecuadas al cultivo a nivel climático, nutricional y sanitario; además de reducir el periodo de crecimiento y la longitud de las fases de desarrollo.

Planta de papaya en plena fructificación

Figura 1. Hoy en día la papaya es la tercera fruta tropical más consumida en el mundo por detrás del mango y la piña.

Foto: Edgar Gutiérrez

Por otro lado, permite reducir el consumo de agua por parte del cultivo al reducir hasta en un 25% la evapotranspiración. Al considerar todos estos beneficios juntos, hacen de la producción bajo invernadero una opción bLa producción de papaya bajo invernadero permite producir fruta de mayor calidad, como consecuencia de un mayor nivel de control de las condiciones climáticas y de problemas fitosanitarios.

Asimismo, el periodo de cosecha se puede prolongar en relación con la producción a campo abierto, permitiendo aprovechar ventanas de mercado bastante favorables. Los rendimientos bajo invernadero oscilan entre las 100 y 200 t/ha para un ciclo de 20 a 24 meses, según el cultivar. Recientemente, un grupo de investigación de la Universidad de Almería liderado por el Dr. Francisco Camacho y un vivero lograron obtener hasta 325 t/ha; lo cual fue posible al desarrollar e implementar algunas prácticas e innovaciones que se han investigado en los últimos años como las que a continuación se describen:astante rentable en diversas áreas subtropicales, donde muchas veces la temperatura durante el invierno sale del rango adecuado del cultivo de la papaya (21 a 33 °C).

 
 Plantación de papaya bajo invernadero

Figura 2. La producción bajo invernadero ha permitido producir en regiones con clima subtropical, permitiendo lograr rendimientos superiores a las 100 ton/ha en un ciclo de 2 años.

Foto: José Dílmar Santiago.

 

Control climático. Los invernaderos altos (>4.5 m de altura a la canaleta) con ventilación lateral y en el techo y la apertura y cierre automático de ventanas son ideales. A través de algunos estudios se ha dejado de manifiesto que, los sistemas de calefacción dentro del invernadero durante el invierno, y las técnicas que reducen la temperatura del verano y aumentan la humedad relativa, como la nebulización, pueden mejorar el rendimiento y la calidad de la fruta de papaya.

Cultivares. Los cultivares de porte bajo son los más adecuados para el empleo de densidades altas sin comprometer la disponibilidad de luz. Otra razón para ello es el uso de invernaderos de hortalizas adaptados con alturas de 3 a 4 m. El desarrollo de cultivares enanos o semi-enanos ha permitido un rápido desarrollo del cultivo de papaya bajo invernadero. Dentro de estos cultivares podemos destacar ‘Baixinho de Santa Amalia’, ‘BH-65’, ‘Sweet Sense’, ‘Sensation’, ‘Siluet’, ‘Intenzza’ y ‘Wonder Flare’; sin embargo, también se utilizan otros cultivares pertenecientes a los tipos como ‘Solo’, ‘Formosa’ e híbridos.

Densidad de plantación: Este aspecto es muy variable, pero los distanciamientos más comunes pueden ir desde 1.5 a 2 m entre plantas y de 1.5 a 4 m entre hileras e incluso se han llegado a establecer líneas pareadas, con 1 m de distancia entre líneas. Donde las densidades pueden ir desde 1,700 hasta 3,300 plantas/ha. Usualmente, el establecimiento se realiza a “tres bolillo” para mejorar la absorción de la radiación. A pesar de las grandes poblaciones que se tienen dentro del invernadero, el ahorro de agua y fertilizantes es sustancial pues la dosificación estricta de estos recursos permite reducir su consumo, lo cual es bastante importante en países o regiones donde el suministro es escaso y el costo muy alto.

Propagación. Tradicionalmente se emplean semillas para la propagación del cultivo de papaya; sin embargo, ante la gran heterogeneidad que se presenta entre las plantas de un mismo cultivar, se prefiere la propagación vegetativa. Dentro de los métodos de propagación vegetativa en papaya podemos destacar el cultivo in vitro, el estaquillado, acodo aéreo y el injerto.

Injerto. El injerto en papaya, es una técnica que está ganando mayor interés entre las empresas de viveros del cultivo. El método empleado es el injerto de empalme a los 65 días después de la siembra y se injerta una planta hermafrodita sobre una femenina del mismo cultivar.  Honoré et al. (2019) evaluaron el comportamiento productivo y de calidad de distintos cultivares de papaya en ciclo corto (18 meses) sexados precozmente, el tratamiento con injerto (planta hermafrodita sobre planta femenina como portainjerto) mostró el mejor comportamiento productivo, mejorando en muchos aspectos (número de frutos, altura a la que se produce el primer fruto y grados brix) a plantas del mismo cultivar sin injertar.  Una razón que explicaría este comportamiento es que, las plantas femeninas y hermafroditas que se injertaron son más viejas que las plantas no injertadas, ya que la semilla de las plantas injertadas se sembró 35 días antes, con el propósito de que el crecimiento en la etapa de trasplante fuera similar.

 
 Injerto de papaya.

Figura 3. Una planta hermafrodita injertada ha mostrado mejor comportamiento productivo en relación a una planta hermafrodita sin injertar del mismo cultivar.

Foto: Juan José Hueso.

 

Big plant. Hace referencia al tamaño de la plántula que se establecerá en el terreno. Mientras que la plántula de papaya convencional se trasplanta cuando alcanza una altura de 20 cm y un volumen de cepellón de 133 cm3; la Big plant se tiene lista cuando se tiene una altura de 60 cm y un volumen en su cepellón de 2,000 cm3. Además suelen estar establecidas en pequeñas macetas individuales. La ventaja que tiene la Big plant, con respecto a la planta pequeña es la precocidad y el incremento productivo.

Sexado precoz. El mercado aprecia mucho la forma de la fruta que proviene de plantas hermafroditas; no obstante, al ser una especie trioica (plantas femeninas, plantas masculinas y plantas hermafroditas), de manera convencional, se plantan de 3 a 4 semillas o plantas juntas por mata (hoyo) o “golpe” para que la probabilidad de que crezca una planta hermafrodita sea mayor al 90%. El sexado se realiza después de 2 a 4 meses de realizada la siembra e involucra que visualmente se detecten flores hermafroditas en alguna de las plantas y las demás se desechen. Esto además de laborioso, implican altos costes; pues no solo es la semilla, sino que también debe considerarse los gastos en cuanto a riego, nutrición y sanidad realizados hasta ese punto.

Por otra parte, el sexado precoz de plantas de papaya  con marcadores moleculares se ha llevado a cabo desde hace más de 15 años, con excelentes resultados en distintos países; pero hasta hace poco se ha empleado a nivel comercial. Este proceso permite identificar rápidamente en vivero a las plantas hermafroditas, logrando con ello plantar una sola planta por hoyo o “golpe”. Sin embargo, aún se continúa investigando la forma más barata para extraer ADN de muestras de plántulas de papaya. Este método es rápido, confiable y permite obtener plantas hermafroditas de forma masiva. El costo de las plantas sexadas incrementa en relación a las que no se someten a este proceso; no obstante, todas las plantaciones comerciales de papaya en Europa emplean plantas sexadas con marcadores moleculares, debido a los beneficios que proporciona mantener en campo una sola planta en lugar de 3 o 4. El sexado de las plántulas se lleva a cabo a los 20 días; pero cuando la planta se define para producción de big plant es realizado a los 40 días.

 
 Proceso de sexado precoz.

Figura 4. Proceso de sexado precoz en plantas de papaya mediante marcadores moleculares.

Foto: Juan José Hueso.

 

Conclusiones

En los últimos 10 años se han hecho grandes esfuerzos en la producción de papaya, por los beneficios que la fruta aporta en la dieta de la población humana. Todos ellos enfocados al incremento de la producción por unidad de superficie, desarrollando nuevas tecnologías e innovaciones para lograr el objetivo. En este sentido, nuevos países se han sumado a la producción de esta fruta, sin tener necesariamente el clima ideal; tal es el caso de España, Israel y Japón. Dentro de estos países se han desarrollado esquemas de producción bajo cubierta, logrando a la fecha rendimientos de entre 100 a 200 ton/ha en un ciclo de cultivo (20 a 24 meses). Sin embargo, para el año 2019 se lograron obtener 325 ton/ha, que significa un incremento en el rendimiento de poco más de 100 ton/ha, con respecto a lo reportado en el promedio bajo esta tecnología. Estos resultados fueron posibles por la utilización de innovaciones en el cultivo como es el injerto, la Big plant, el sexado precoz y el manejo en general en el establecimiento, condiciones ambientales, nutrición y sanidad del cultivo. Por supuesto que aún queda mucho por descubrir de este generoso cultivo, pero esto ha sentado las bases para investigaciones futuras.

Si te interesa saber más acerca de estas tecnologías innovadoras en el cultivo de papaya, no olvides inscribirte en el 9° Congreso Internacional de Nutrición y Fisiología Vegetal Aplicadas, que se llevará a cabo del 22 al 24 de julio de 2020 en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, México. En esta edición nos acompañará el Dr. Francisco Camacho Ferre, quien fue el coordinador de la producción de más de 325 toneladas de papaya por hectárea y que compartirá los detalles de las prácticas de manejo e innovaciones para lograr una alta productividad del cultivo.

Dr. Francisco Camacho Ferre

Figura 5. El Dr. Francisco Camacho Ferre, será uno de los conferencistas magistrales del 9° Congreso Internacional de Nutrición y Fisiología Vegetal Aplicadas.

Cita correcta de este artículo 

INTAGRI. 2020. Innovaciones en el Cultivo de Papaya para una Alta Producción. Serie Frutales, Núm. 62. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 6 p.

Literatura consultada

  • FAOSTAT. 2020. Cultivos. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.
  • Honoré, M.N.; Belmonte-Ureña, L.J.; Navarro-Velasco, A.; Camacho-Ferre, F. 2020. Effects of the size of papaya (Carica papaya L.) seedling with early determination of sex on the yield and the quality in a greenhouse cultivation in continental Europe. Scientia Horticulturae, 265: 01-09.
  • Honoré, M.N.; Belmonte-Ureña, L.J.; Navarro-Velasco, A.; Camacho-Ferre, F. 2019. The Production and Quality of Diferent Varieties of Papaya Grown under Greenhouse in Short Cycle in Continental Europe. Int. J. Environ. Res. Public Health, 16 (1789): 01-14.
  • Fraga, F. K; Rangel, da S. J.; Campostrini, E; Salinas, I.; Hueso, J. J.; Cuevas, J. 2019. Leaf age does not justify its early removal in Carica papaya L. Annals of Applied Biology, 176 (1): 26-35p.
  • Galán-Saúco, V.; Rodríguez-Pastor, M. C. 2007. Greenhouse Cultivation of Papaya. Acta Hort., 740: 191-196.
  • J.J. Hueso1, I. Salinas1, V. Pinillos2 and J. Cuevas. 2019. Papaya greenhouse cultivation in south-east Spain. Acta Hortic., 1250: 01-06.

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


El Injerto en Pimiento

El Injerto en Pimiento

El injerto en pimiento es un método de propagación mediante el cual se genera una planta deseada mediante la unión de dos plantas diferentes. Se constituye de un portainjerto, que proporciona resistencia o tolerancia a enfermedades. La otra parte es el injerto o variedad, la cual es una porción de tallo o yema que es fijada al portainjerto para que se desarrollen ramas, hojas, flores y frutos.

415 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Injerto en Cucurbitáceas

Injerto en Cucurbitáceas

En la actualidad, la técnica del injerto en cucurbitáceas está muy difundida y empleada. Sin embargo, el desarrollo de esta técnica a gran escala no se dio hasta la prohibición del bromuro de metilo como desinfectante del suelo. Además la prohibición del uso de otros productos fumigantes del suelo ha empujado aún más a los productores de cucurbitáceas a utilizar el injerto como sustituto o complemento de otros medios de desinfección como lo es la biofumigación o solarización.

2422 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Injerto en Aguacate

Injerto en Aguacate

El injerto es la unión de dos partes de tejido vegetal viviente, de tal manera, que crecen y desarrollan como una sola planta. Una de las problemáticas más importantes que resuelve el injerto en el aguacate, debido a su distribución en casi todas las zonas productoras del mundo, es la pudrición de la raíz causada por Phytophthora cinnamomi.

44683 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Anónimo comentó:
Publicado: 2020-04-29 02:39:07

buenas tardes.

CUANDO EN MI HUERTA DE PAPAYA TENGO TEMPERATURAS DE HASTA 39ºC Y HUMEDAD RELATIVA MENOR AL 40% MIS FLORES SE DEFORMAN POR CARPELOIDIA. ¿QUE PRODUCTO DEBO APLICAR VIA FOLIAR? PUES EN EL SUELO HE APLICADO TODOS LOS NUTRIENTES Y MÁS AUN EL CALCIO Y BORO. PERO SIGO TENIENDO EL PROBLEMA MUY GRAVE. GRACIAS

Intagri S.C. - (Administrador Oficial) comentó:
Publicado: 2020-05-05 23:18:34

Son condiciones muy poco favorables, demasiado déficit de presión de vapor por la alta temperatura y baja humedad relativa. Para conocer más sobre cómo convivir con el problema le recomendamos este curso: https://www.intagri.com/memorias/frutales/curso-tecnico-intensivo-de-produccion-de-papaya