Manejo en la Pudrición Blanca en el Cultivo de Lechuga


Marzo de 2019

Autor: Equipo Editorial INTAGRI

Sclerotinia sclerotiorum es un hongo ascomicete, fitopatógeno y necrotrófico que causa un importante número de enfermedades en los cultivos. Es uno de los causantes de la enfermedad comúnmente denominada podredumbre blanca. Esta enfermedad causa reducción de rendimiento por muerte de plantas, generando un daño de importancia económica, ya que es capaz de provocar la pérdida total de los productos. La presencia de esta enfermedad y su daño se intensifican durante los meses de otoño e invierno, donde ocurren las mayores variaciones de temperatura.

Descripción

La enfermedad se disemina a través de labores del cultivo, riego y drenaje superficial. Las ascosporas son capaces de ser dispersadas también por el viento. El hongo sobrevive por largo tiempo en el suelo o restos vegetales gracias a sus estructuras de resistencia llamadas esclerocios (micelio compactado y deshidratado). Este esclerocio germina y penetra el tejido vegetal de la planta provocando la infección.

Puede presentarse en cualquier fase vegetativa de la lechuga, incluso durante su trasplante.

Su evolución siempre está muy condicionada por factores climáticos y de cultivo; exceso de humedad, variaciones bruscas de temperatura, suelo excesivamente frio al plantar, aireación insuficiente y herida o necrosis en el tejido vegetal. Las condiciones que favorecen la aparición de esta enfermedad son la temperatura, la humedad relativa y fenología del cultivo. La humedad relativa óptima para su desarrollo oscila alrededor del 95 % y la temperatura entre 17 °C y 23 °C.

Sintomatología y daños

Las primeras fases de la infección de Sclerotinia se desarrollan sobre los tejidos cercanos al suelo, de modo que es en la zona del cuello de la planta donde se inician los ataques. Estos pueden presentarse tanto en planta joven como adulta, si bien su incidencia es mayor a partir del inicio del acogollado por el especial microclima de humedad que se forma en el suelo.

Pudrición blanca en parte basal de la lechuga

Figura 1. Pudrición blanca en la lechuga causada por el hongo Sclerotinia.

Fuente: INIA, 2018.

Se produce una pudrición blanda acuosa con producción de micelio blanco abundante, que al compactarse forma esclerocios de coloración negra. El hongo puede establecerse y destruir completamente la corona de la planta. Las hojas más viejas se marchitan y la pudrición avanza hasta colapsar la planta completa. Es una enfermedad cuya incidencia tiende a aumentar hacia la madurez de la planta, observándose daños en periodo de pre-cosecha a cosecha, aunque puede afectar a plantas pequeñas en fase de semillero, provocando enseguida la muerte de estas o impidiendo su emergencia. En plantas jóvenes, el ataque suele iniciarse por la base de las hojas que, una vez afectadas, caen al suelo favoreciendo el desarrollo del parásito que en pocos días destruye la planta.

En plantas adultas, los focos se inician sobre los tejidos necrosados o debilitados por desequilibrios, fisiopatías o ataques bacterianos. A partir de ahí, si las condiciones ambientales son favorables, invade nuevos tejidos. A veces las infecciones principales proceden del suelo donde Botrytis acompaña a Sclerotinia. En este caso, los primeros ataques se dan en la zona del cuello de las plantas, provocando la caída de las hojas exteriores al suelo de modo que se favorece el avance de enfermedad. Las plantas afectadas detienen su crecimiento, amarillean y marchitan. Al intentar arrancarlas no ofrecen ninguna resistencia ya que presentan toda la zona del cuello y base de las hojas externas húmeda, blanda y descompuesta.

Las pérdidas en postcosecha son también importantes y aparecen en lechugas almacenadas con infección latente.  En condiciones de incubación con una humedad relativa alta, se produce la contaminación de las lechugas sanas que están en contacto con aquellas contaminadas.

Esclerocios de pudrición blanca.

Figura 2. Esclerocios de pudrición blanca.

Fuente: INIA, 2018.

Medidas preventivas

  • La rotación de cultivos contribuye a la disminución de las pérdidas producidas por esta enfermedad y a la reducción del patógeno en el suelo.
  • Trasplantar en caballón para mejorar la aireación. Además de que la parte basal de la lechuga tiene mucho menos contacto con el suelo y eso dificulta la entrada del hongo.
  • La alta humedad favorece el desarrollo del hongo, por lo que se debe evitar el riego por surcos y propiciar un buen drenaje que permita disminuir la humedad excesiva en la superficie.
  • El emplear variedades de semillas con resistencia a las diferentes cepas de Sclerotinia sclerotiorum, pueden ayudar a la baja proliferación de la enfermedad.
  • Se deben eliminar las plantas con sintomatología para reducir el inoculo en campo, así como eliminar los restos de plantas posterior a la cosecha, a través de una aradura profunda.
  • Empezar con tratamientos preventivos desde el semillero hasta el final de ciclo en parcelas propensas a la enfermedad.
  • Enriquecer el suelo con materia orgánica de buena calidad, para tener una diversidad de microrganismos en el suelo que generan resistencia a patógenos en la planta.

Control químico

Existe una gran variedad de productos químicos e ingredientes activos que sirven para controlar el desarrollo y la proliferación de Sclerotinia. Utilizar un enfoque preventivo es lo más recomendado para evitar esta enfermedad, procurando alternar ingredientes activos para evitar la generación de resistencia.

 

 Cuadro 1. Control químico para el control de Sclerotinia en el cultivo de lechuga.

 Fuente: INIA, 2018.

Producto químico

Descripción

Dosis

Azoxistrobin+Difenoconazol

Fungicida sistémico con actividad traslaminar, efecto preventivo y curativo.

0,8-1 L/Ha en un volumen de agua de 300-500 L/Ha.

Ciprodinil+fludioxonil

Asociación de fungicidas sistémicos y de contacto.

60-100 g/hl en un volumen de agua de 300-1.000 L/Ha.

Fenhexamida

Granulado dispersarle en agua para pulverización.

150 g/hl con un volumen de 300-1.000 L/Ha.

Fluopyram+Trifloxistrobin

Fungicida sistémico de incorporación progresiva dentro de la planta.

0,6-0,8 L/Ha en un volumen de agua de 300-1.000 L/ha.

Iprodiana

Fungicida preventivo y curativo por contacto, inhibiéndose la síntesis de DBA y RNA y en consecuencia inhibe la germinación de las esporas.

0.75-1 Kg, aplicando al inicio de la enfermedad.

Pentiopirad

Fungicida de control preventivo y curativo de amplio espectro.

1.5 L/Ha en un volumen de 200-1.000 L/Ha.

Pyraclostrobin+Boscalida

Fungicida sistémico, traslaminar de efecto preventivo y curativo de amplio espectro.

0.80-0.90 Kg/Ha.

 

Tratamientos biológicos

Para el control biológico de esta enfermedad de tipo fungosa se han encontrado el manejo de otros hongos y de bacterias que pueden llegar a controlar el ataque de Sclerotinia, entre los cuales están: 

  • Bacillus subtilis
  • Trichoderma asperellum
  • Trichoderma gamsii
  • Trichoderma harzianum Rifai.

Cita correcta de este articulo  

INTAGRI. 2019. Manejo en la Pudrición Blanca del Cultivo de la Lechuga. Serie Fitosanidad Núm. 115. Artículos técnicos de INTAGRI. México. 4 p

Fuentes consultadas

  • Macías, P.E. 2018. Manejo Estratégico de la pudrición blanca en ajos, cebolla y lechuga. 3er Congreso de Fitosanidad en Hortalizas. INTAGRI. México.
  • INIA. 2018. Enfermedades de la Lechuga. Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA. México.  12 p.
  • Budge, S.P.; Whipps, J.M. 2001. Potential for integrated control of Sclerotinia sclerotiorum in glasshouse lettuce using and reduced fungicide application. Phytopathology. 94: 268-279.

Redes Sociales:

http://rivulis.com/productos/drip-tapes/t-tape/?lang=es
mailto:latam@acadian.ca?subject= Deseo recibir mayor información sobre Stimplex.
http://www.agroexportaciones.com/
Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Trichoderma Control de Hongos Fitopatógenos

Trichoderma Control de Hongos Fitopatógenos

El éxito de las cepas de Trichoderma como agentes de control biológico se debe a su alta capacidad reproductiva, habilidad para sobrevivir bajo condiciones ambientales desfavorables, eficiencia en la utilización de nutrientes, capacidad para modificar la rizósfera, fuerte agresividad contra hongos fitopatógenos y eficiencia en promoción del crecimiento en plantas e inducción de mecanismos de defensa.

56652 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Control de la Pudrición de Raíz en Aguacate

Control de la Pudrición de Raíz en Aguacate

La pudrición de raíces por Phytophthora cinnamomi es una enfermedad altamente significativa en este cultivo, ya que sobrevive por varios años en raíces y suelo en forma de clamidiosporas. Al existir las condiciones idóneas las clamidosporas germinan, dando origen a hifas del hongo (que en conjunto se les denomina micelio), reiniciando el ciclo de infección. El micelio origina clamidosporas y otras estructuras especializadas (esporangios) que contienen zoosporas.

28031 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Uso de Abejorros para Dispersión de Hongos Entomopatógenos

Uso de Abejorros para Dispersión de Hongos Entomopatógenos

Un nuevo sistema en Canadá usa a los abejorros para dispersar hongos benéficos, al ser más precisas que los aspersores comunes, las dosis del producto disminuyen. Los abejorros colocan el producto en cada flor diariamente, se usan actualmente para berries, tomate, girasol y algunos frutales como manzano principalmente.

5900 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

usuario_584311827 comentó:
Publicado: 2019-04-04 15:59:36