Manejo de la Diabrótica en el Cultivo de Maíz


La diabrótica, conocida en su fase larval como gusano alfilerillo, es una plaga rizófaga que muchas veces daña en conjunto con gallina ciega. Son distintas especies las que componen al complejo de diabrótica en maíz, dentro de las que se destacan Diabrotica balteata, D. virgifera virgifera, D. virgifera zeae, D. longicornis, D. undecimpunctata. Las especies de este género suelen atacar también otros cultivos, los que a su vez sirven de hospederos en muchos casos. La importancia de esta plaga en maíz es tal, que se han calculado reducciones en el rendimiento de entre 1 a 2.5 toneladas, lo cual en muchas regiones llega a representar el 70 % de la producción. El patrón de distribución que tienen las especies de diabrótica suelen ser muchas veces similares, pero de forma general se ha reportado que D. balteata predomina más en áreas tropicales y subtropicales, mientras que D. virgifera, D. longicornis y D. undecimpunctata están mejor adaptadas a regiones más templadas. Para el caso de maíz, de acuerdo con Bahena y Velázquez (2012), la especie que tiene un mayor impacto es  D. virgifera zeae; de la cual puede llegar a observarse a miles de adultos en la etapa de formación de elote.

Daños

Los daños que llega a causar la diabrótica en etapas tempranas muchas veces hacen necesaria una nueva siembra, por el alto porcentaje de mortandad de plantas. Cuando ataca en etapas más avanzadas la planta se torna débil y amarillenta y muchas veces puede caerse por la falta de soporte, ya que sus raíces están dañadas o su desarrollo es pobre, e incluso presenta síntomas de falta de agua a pesar de una buena humedad. Los daños que causa esta plaga pueden diferenciarse por aquellos ocasionados por la larva y los provocados por el adulto.

Daños provocados por la larva. En los estadios larvales la diabrótica o alfilerillo se alimenta básicamente de las raíces del maíz, sobre todo las de soporte, llegando a perder de un 80 a 90 % de su sistema radical e incluso llegan a taladrar el tallo. Los daños provocados por su alimentación conducen a que la planta de maíz desarrolle tallos curvos o inclinados (“cuello de ganso”), lo cual predispone a las plantas al acame (haciendo difícil su cosecha) y posible pudrición de las raíces al entrar

Especies de diabrótica.

Figura 1. Adultos de diabrótica. A) D. balteata; B) D. undecimpunctata; C) D. virgifera virgifera; D) D. virgifera zeae; E) D. longicornis.

Fuente: Marín s. f.; Quiñones, 2017.

patógenos por las heridas causadas. Además de ocasionar un retraso en su desarrollo por la limitada absorción de nutrimentos y agua, reduciendo con ello el rendimiento y tolerancia a la sequía.

Daños provocados por el adulto. Los adultos de diabrótica suelen alimentarse de los márgenes de las hojas y llegan a perforar las hojas tiernas. El daño causado a las hojas de plantas adultas pocas veces tiene repercusiones económicas, pero esto dependerá de la intensidad del ataque, la edad de la planta y el estrés que sufra la planta al momento del ataque. Asimismo, estos insectos llegan a alimentarse de los estigmas verdes y el polen, lo que suele traer una baja polinización y como consecuencia poca formación de grano cuando existe un gran nivel de infestación por adultos (presencia de hasta 10 adultos por masa de estigmas). Después del período de polinización su daño suele ser poco relevante. Por otro lado, las especies de D. longicornis y D. virgifera son vectores del virus que provoca el moteado clorótico del maíz y el tizón bacteriano del maíz.

Los daños son más severos en años con gran humedad o en el ciclo siguiente a un año con mucha humedad, así como en terrenos que han sido inundados. Los suelos fértiles también son indicador de posibles problemas con diabrótica debido a la atracción que tiene por la vegetación temprana que se desarrolla en ellos, precedida generalmente por una inundación o fuerte precipitación.

Ciclo de vida

El ciclo de vida de la diabrótica varía dependiendo de la especie, así como de las condiciones de temperatura y humedad que predominen. Distintos reportes describen ciclos que van desde los 42 hasta los 56 días a partir de la eclosión del huevo hasta la oviposición del adulto. 

Planta acamada por daños de diabrótica.

Figura 2. El “cuello de ganso” es un síntoma típico del daño por diabrótica en plantas de maíz al perder parte del soporte radical.

Fuente: Macías, 2014.

Huevo. Las hembras llegan a ovipositar de 600 a 800 huevos durante su vida.  Estos huevos son de color blanco a amarillo, con un tamaño de 0.6 mm de largo y 0.35 mm de ancho. Dichos huevos son ovipositados en el suelo cerca de las raíces de gramíneas y malezas, preferentemente en suelos húmedos, orgánicos o arcillosos. En este estadio algunas especies pueden permanecer hasta 8 meses (hibernan en este estado), eclosionando en las primeras lluvias o riegos pesados, cuando generalmente las plantas de maíz son pequeñas.

Larvas. Tienen un cuerpo suave y delgado de color blanco pálido a cremoso, con la cabeza y parte final del cuerpo de color café obscuro, con longitudes que pueden ir desde 2 o 3 mm hasta 1.5 cm y anchos de 0.2 a 0.51 mm. Alcanza su madurez de 15 a 30 días, pasando por tres instares. En el último instar presenta dos fases una activa y otra inactiva, conocida esta última como prepupa.

Pupa. La larva después de completar su desarrollo cesa su alimentación, introduciéndose más al suelo y entrando en la fase prepupal de su período larvario y formando una celda de tierra para pupar, permaneciendo de 6 a 10 días en condiciones de temporal lluvioso antes de que emerja el adulto. La pupa tiene una longitud que varía entre 4 a 7.5 mm. La apariencia de la pupa es la de un adulto con alas, patas y alas rudimentarias.

Adulto. Dependiendo la especie puede vivir de 26 a 70 días en su estado adulto. Son de tamaño variable de entre 6 a 9 mm y sus coloraciones van acorde a la especie. Suelen ovipositar sus huevos a profundidades de 10 a 30 cm, y dependiendo de la especie y la latitud pueden tener de una hasta tres o cuatro generaciones al año.

Ciclo de vida de diabrótica.

Figura 3. Ciclo biológico de D. virgifera virgifera.

Fuente: Elaboración propia con fotos e información de Quiñones, 2017.

Manejo integrado

Dado que los mayores daños son los que causan las larvas y estas se encuentra en el suelo, es aquí donde se dirigen las principales medidas de control. El control de adultos también permite reducir los niveles de infestación de las larvas para el siguiente ciclo.

Muestreo. Se recomienda realizar muestreos antes y después de la siembra para detectar oportunamente el momento más adecuado de control. El muestreo se realiza en cepellones de 30 x 30 x 30 cm y el umbral de acción recomendado es al encontrar 2 larvas en 10 sitios de muestreo revisados a los 25 días después de la siembra. El muestreo de adultos se realiza con trampas pegajosas de color amarillo colocadas en la parte superior de la planta o colocadas en estacas. La aplicación de un tratamiento se justifica cuando se contabilizan 5 adultos en promedio por planta y el cultivo este con menos del 50 % de plantas en floración. Es importante resaltar que incluso sin la presencia de diabrótica es importante tener medidas de seguridad implementadas.

Control cultural. El barbecho profundo previo a la siembra expone a la plaga a enemigos naturales como son las aves o la radiación solar y además permite que durante el invierno los huevos que están más superficialmente mueran por desecación o frío. Asimismo, la rotación de cultivos con especies no hospederas es lo mejor, evitando rotar principalmente con especies de gramíneas o cultivos como soya, en donde la diabrótica puede desarrollarse e incrementar su infestación. La eliminación de residuos de cosecha o malezas hospederas, junto con la rotación de cultivos permiten romper su ciclo biológico y con ello reducir los niveles de infestación. Algunos autores recomiendan las siembras tempranas y la siembra intercalada con frijol para escapar de los daños severos que ocasiona diabrótica; sin embargo, en otras investigaciones se recomiendan las fechas de siembra tardías que permitan la eclosión y muerte de larvas al no encontrar alimento. Una práctica que aprovecha la atracción de los adultos por la floración del maíz, es la siembra tardía de franjas de maíz, las cuales sirven como cultivo trampa para su control, aunque sus resultados han sido expuestos como inconsistentes.  

Control biológico. Como agentes de control biológico en distintos artículos se reporta a la hormiga depredadora de huevos, Solenopsis geminata; dos parasitoides de adultos, Celatoria diabroticae y C. compressa y como depredadores Castolus tricolor, Repipta Taurus, Zelus spp., Chauliognathus sp., entre otros, estos enemigos naturales no son controladores eficientes, pero permiten reducir la población. Asimismo, se ha reportado como hongos entomopatógenos para el combate de diabrótica a Metarhizium anisopliae y Beauveria bassiana sin que hayan tenido una gran efectividad, pero abren el camino para continuar la investigación de estos organismos. Ácaros de Androlaelaps sp.y Stratiolaelaps sp., se han reportado también como supresores de esta plaga.

Trampa amarilla en maíz.

Figura 4. Las trampas pegajosas color amarillo sirven para el monitoreo de adultos en plantaciones de maíz.

Fuente: Quiñones, 2016.

El nematodo Heterorhabditis bacteriophora, ha sido empleado con éxito en el control de diabrótica en algunos países. El control biológico de esta plaga aun es incipiente y requiere de mayor investigación sobre su efectividad a nivel local.

Bioestimulación radical. El estimular el desarrollo radical de las plantas puede ayudar a soportar los ataques severos de diabrótica.

Control químico. El uso de plaguicidas con modo de acción sistémico aumenta la efectividad de control de diabrótica. Algunos insecticidas empleados para su control son bifentrina, clorpirifos, terbufos, tebupirimphos, teflutrina, clotianidina. En la práctica la aplicación de insecticidas al suelo en la siembra es el tratamiento más simple, económico y confiable para su combate debido a que muchas veces el control del adulto resulta más costoso debido a que se necesitan aplicaciones con avioneta o con tractores de alto despeje. Incluso muchas veces para el adulto un solo tratamiento, generalmente, es insuficiente por lo que se requiere de otro tratamiento que encarece el control.

Tratamiento a la semilla. Es común que en cultivos de maíz se de tratamiento a la semilla previo a su siembra con productos como fipronil, imidacloprid, tiametoxam y clotianidina. Sin embargo, la semilla tratada se ve más como una medida de protección de la raíz que como una herramienta para reducir las poblaciones de esta plaga. Por lo tanto, es recomendado como método de manejo cuando las poblaciones de diabrótica están en niveles bajos o medios, ya que la eficacia de los productos, independientemente de cual se trate, no siempre es satisfactoria para el control de la plaga debido a su dinámica en el suelo, teniendo un período de eficacia de 20 días. A partir de este lapso deben implementarse otras medidas de manejo.

El empleo de una u otra medida estará en función de la dinámica poblacional, historial del terreno y condiciones agroclimáticas. Es importante destacar que no es necesario esperar a ver síntomas para actuar sobre este insecto, sino que es necesaria una estrategia de prevención que evite tener reducciones en el rendimiento por los daños ocasionados por diabrótica. También debe tenerse en cuenta que los resultados de toda medida de control tomada serán observados hasta el siguiente ciclo.

Cita correcta de este artículo

INTAGRI. 2018. Manejo de la Diabrótica en el Cultivo de Maíz. Serie Cereales. Núm. 38. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 5 p.

Fuentes consultadas

  • Quiñones, L. S. 2017. Manejo Integrado de Plagas (MIP) en Maíz. Curso Internacional en Producción de Maíz de Alto Rendimiento. INTAGRI. Guadalajara, México.
  • Jímenez, M. E. 2017. Manejo Agroecológico de los Principales Insectos Plagas de Cultivos Alimenticios de Nicaragua. Managua: UNA. Nicaragua. 58 p.
  •  CESAVEQ. 2015. Verifica que tu Cultivo no tenga Plagas del Suelo. Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Querétaro. A. C. Querétaro, México. 10 p.
  • Bahena, J. F.; Velázquez, G. J. J. 2012. Manejo Agroecológico de Plagas en Maíz para una Agricultura de Conservación en el Valle Morelia-Queréndaro, Michoacán. INIFAP. CIRPAC. Campo Experimental Uruapan. Folleto Técnico Núm. 27. Uruapan, Michoacán, México. 81 p.
  • Sivčev, I.; Kljajić, P.; Kostić, M.; Sivčev, L.; Stanković, S. 2012. Management of Western Corn Rootworm (Diabrotica virgifera virgifera). Journal Pesticides and Phytomedicine. 27 (3): 189-201 p.
  • CATIE. 1990. Guía para el Manejo Integrado de Plagas del Cultivo de Maíz. CATIE. Turrialba, Costa Rica. 88 p.
  • CESAVEG. s.f. Manual de Plagas y Enfermedades en Maíz. Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Guanajuato. A. C. Guanajuato, México. 18 p. 
  • Ortega, C. A. 1987. Insectos Nocivos del Maíz: Una Guía para su Identificación en el Campo. CIMMYT. México, D.F. 106 p.

Redes Sociales:

http://rivulis.com/contacto/?lang=es
https://goo.gl/LQe3mc
Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Comentarios

Anónimo comentó:
Publicado: 2018-02-27 08:26:37

Muy buena, clara y precisa información de las diabroticas del maíz. Felicitación por esta aportación de su manejo

alvaro_bonilla comentó:
Publicado: 2018-02-27 08:29:10

Muchas gracias por el comentario. Lo invitamos a continuar leyendo nuestros artículos que publicamos semanalmente.


Saludos. 

Anónimo comentó:
Publicado: 2018-03-01 06:31:01

Excelente material, podría solicitarles información de como controlar la plaga

alvaro_bonilla comentó:
Publicado: 2018-03-01 06:34:24

Gracias por ele comentario. Respecto a los métodos de control los puedes encontrar en la misma nota al pulsar el botón de continuar leyendo o puedes descargar el artículo al iniciar sesión con tu usuario de la página en el link llamado "Descargar versión PDF"

Saludos. 

Anónimo comentó:
Publicado: 2018-05-29 08:18:21

me interesa conocer las formas de control que existen para la diabrotica

alvaro_bonilla comentó:
Publicado: 2018-05-29 08:20:57

Podrás encontrar distintos métodos de control en este mismo artículo al desplegar la pestaña de "continuar leyendo". Además, podrás descargar el artículo al pulsar el icono de "Descargar versión PDF". Para poder descargarlo es necesario tener cuenta dentro de la página y haber iniciado sesión.

Saludos.