Manejo Integrado del Pulgón del Repollo


Conocido también como pulgón gris de las crucíferas o pulgón de la col (Brevicoryne brassicae) se alimenta exclusivamente de especies de la familia Brassicaceae. Es un áfido cosmopolita con un tamaño de entre 2.0 a 2.5 mm de largo, sifones o cornículos cortos y con una capa cerosa de color gris que lo cubre, la cual lo distingue de otras especies de pulgones. Es una plaga de importancia económica para la producción de cultivos como el brócoli y la col o repollo, pero también representa un problema para cultivos de coliflor, col de Bruselas, colza, col rizada, rábano, brócoli chino, col o repollo chino, y distintas especies de mostaza (india, blanca y negra). Es un áfido nativo de Europa que actualmente se encuentra en muchas partes del mundo como son Canadá, Holanda, Sudáfrica, India, China, México, EE. UU., Chile, entre otros. 

Ciclo

Los pulgones del repollo pueden reproducirse por dos vías. En climas cálidos o en los períodos cálidos de los climas templados, las hembras se reproducen por partenogénesis (no necesitan apareamiento) generando ninfas de hembra. Sin embargo en climas templados, cuando la temperatura no es tan cálida (otoño) y las temperaturas comienzan a disminuir su reproducción cambia, ya que en este caso se producen también machos. Al existir machos y hembras se produce el apareamiento y consecuentemente la puesta de huevos. Las generaciones se superponen, con aproximadamente 15 o hasta 20 generaciones por ciclo de cultivo.  La duración de su  ciclo puede ir  desde  16 hasta 50 días dependiendo de la temperatura.

Pulgón del repollo sin alas y capa cerosa gris

Figura 1.El pulgón del repollo se distingue por su capa cerosa gris y sifones o cornículos cortos.

Fuente: Buss, 2016.

Las condiciones de temperatura más favorables para su desarrollo oscilan entre 20 a 25 ºC y pueden continuar, aunque más lento, desarrollándose de 5 a 9 ºC.

Huevo. Es la etapa con la que hibernan y permanecen en restos de cultivo cerca de la superficie del suelo. En climas cálidos los huevos no son puestos debido a que las hembras se reproducen por partenogénesis.

Ninfas. De apariencia similar a los adultos, pero con una cauda y sifones o cornículos menos desarrollados, así como un  menor tamaño. El período ninfal varía en promedio de 7 a 10 días, mudando en cada etapa ninfal a un individuo más grande. A una temperatura de 25 ºC su periodo ninfal es de 6 días y se puede alargar a 12.5 días cuando la temperatura se reduce a 15 ºC, dejando de manifiesto que temperaturas más o menos elevadas favorecen que el ciclo sea más corto. Las formas aladas se desarrollan y migran a otras plantas hospederas cuando la calidad de la planta disminuye o existe una sobrepoblación de estos áfidos en la planta.

Adultos. Los pulgones adultos son de cuerpo blando en forma de pera u ovalados con un par de tubos llamados cornículos o sifones en la parte posterior de su cuerpo y proyectados hacia atrás. Cuentan con un aparato bucal  picador-chupador. Tienen  dos formas en su estado adulto alados y sin alas (ápteros). Los adultos sin

alas tienen un tamaño de 1.5 a 2.4 mm con colores que pueden ser de verde grisáceo o blanco grisáceo debido a la cubierta cerosa que tienen. Por debajo de la capa cerosa en la parte superior se encuentran ocho manchas color marrón oscuro o negro que aumentan su tamaño en la parte posterior de su cuerpo.  Las hembras aladas miden de 2.0 a 2.5 mm y carecen de la cubierta cerosa. Además sus alas son cortas con venas prominentes y su cabeza, antenas y tórax son color marrón oscuro o negro. Estos áfidos alados tienen un abdomen color amarillo con dos manchas oscuras que se unen en el último segmento abdominal. Las hembras pueden generar de 2 a 5 ninfas por día.

Hábitos

Los compuestos volátiles que desprenden las crucíferas atraen a este pulgón, atacando a sus hospederos en cualquier etapa de crecimiento, lo cual lo distingue por ejemplo de pulgones de Myzus persicae. Prefieren alimentarse de la parte inferior de las hojas, flores jóvenes y en el centro de la cabeza del repollo y coles de Bruselas. Las colonias de estos áfidos se encuentran en la parte inferior y superior de las hojas, en los pliegues de las hojas, en el tallo y cerca de las axilas de las hojas.

Daño

El pulgón del repollo puede causar grandes daños en los cultivos al reducir el rendimiento o por la contaminación que causa su sola presencia en los productos, debido a que la contaminación

Colonia de pulgones, varios estadios de pulgones

Figura 2. Colonia de pulgones del repollo con su cubierta cerosa característica y adultos alados.

Fuente: Alton N. Sparks, Jr., 2011.

de algunas cabezas de brócoli, coliflor o repollo es causa de rechazo por los comercializadores y programas de control de calidad.

Directos. Gracias a su aparato bucal, los pulgones son capaces de alimentarse de la savia de la planta hospedera. Su alimentación continua causa amarillamiento, marchitez y atrofia a las plantas. Una gran densidad de pulgones puede llevar a la muerte y descomposición de las hojas. La planta hospedera influye en su nivel de infestación, ya que cuando se alimenta de col dicha infestación asciende hasta 40.2 % y por el contrario al atacar el nabo este porcentaje desciende a 32.6 %. En cultivos como brócoli o coliflor contamina el producto con sólo su presencia.

Indirectos. Dentro de los daños indirectos que causa esta especie de pulgón se encuentra la mielecilla que sirve para el crecimiento de poblaciones de hormigas (protegen a los pulgones) u hongos saprofitos que impiden la fotosíntesis al cubrir a las hojas. Asimismo, sirve de vector de más de 20 virus fitopatógenos al alimentarse de la savia de las plantas, dentro de los cuales destacan el Virus Mosaico del Nabo y Virus Mosaico de la Coliflor (transmitidos de forma no persistente). Ambas formas (aladas y sin alas) son capaces de transmitir virus, pero los pulgones sin alas son quienes presentan una mayor tasa de transmisión.

Monitoreo

El monitoreo del pulgón del repollo se recomienda hacerlo de forma semanal. Se sugiere llevar una acción de control con plaguicidas cuando al tomar 10 hojas en 10 puntos distintos de la parcela se encuentra pulgones en el 20 % de ellas. Al momento de estar en la etapa de punto de corte el umbral permitido por planta es de cero individuos. Asimismo, se recomiendan que la aplicación de plaguicidas en producciones comerciales debe considerarse cuando el 2 % de plantas este infestada con pulgones.

Manejo integrado

Las estrategias de control biológicas y culturales permiten reducir las poblaciones de pulgones del repollo y el uso de plaguicidas de síntesis, manteniendo el rendimiento y calidad de la producción.

Control biológico. Uno de los principales enemigos naturales es Diaeretiella rapae, atraído por los compuestos volátiles de las crucíferas al igual que el pulgón del repollo, además de responder a la mielecilla excretada por el áfido para localizarlo fácilmente (prefiere del 2° a 4° estadio ninfal sobre adultos y ninfas del estadio 1). D. rapae  no siempre es efectivo para el control, ya que el porcentaje de parasitismo puede variar de un 14 % hasta 70 %. Incluso cuando las poblaciones de esta avispa son suficientes para el control de los áfidos, la población de estos últimos ha superado el umbral de daño permitido. D. rapae, puede emplearse conjuntamente con piretroides para reducir la incidencia del pulgón del repollo con efecto aditivo sobre las poblaciones de estos áfidos. Las larvas de sírfidos, catarinas y crisopas son depredadores de los pulgones que se pueden emplear para el control de este áfido, evitando el uso de plaguicidas de amplio espectro. El uso de extractos de semilla del árbol de paraíso sombrilla, plantas de menta y Tagetes minuta, semillas y extractos de las hojas de lantana han mostrado resultados promisorios para el control de este pulgón.

Control cultural. Es necesario arar el suelo inmediatamente después de cosechar para evitar que esta especie de pulgón se propague en otros cultivos. También es importante eliminar malezas que sirvan como hospederos como son algunas especies de mostaza, nabo silvestre u otras especies de crucíferas. La destrucción de los restos de las plantas en climas templados ayuda a eliminar los huevos que sirven para la hibernación de la plaga. Otra acción pertinente es el establecimiento de plantas productoras de néctar que atraigan enemigos naturales como es el aliso marítimo o lobularia. La rotación de cultivos con cultivos no hospedantes también resulta benéfico. Debe evitarse plantar en suelos en el que recientemente se quitó un cultivo infestado de pulgones. 

Control químico. Aplicaciones de Bacillus thuringiensis (Bt), spinosad o indoxacarb utilizados para el control de lepidópteros, ayuda a mantener poblaciones de insectos benéficos que ayudan a controlar a los pulgones. Actualmente existen muchos plaguicidas efectivos contra el pulgón del repollo (cuadro 1). Es importante tener en cuenta la capa cerosa del pulgón y de las plantas para emplear surfactantes o adherentes para una mejor acción de los plaguicidas, así como tener en cuenta el equipo de aplicación y su correcta calibración. También debe tenerse considerado el momento de aplicación para conservar las poblaciones de enemigos naturales. Por último, es importante tener un programa de rotación de ingredientes activos con base en su modo de acción que eviten generar resistencia de la plaga, como ya sucedió en Pakistán donde el pulgón del repollo muestra resistencia a metomilo, benzoato de emamectina, piretroides (cipermetrina, lambda cihalotrina, bifentrina, deltametrina) y neonicotinoides (imidacloprid, acetamiprid y tiamethoxam).

  Cuadro 1. Ingredientes activos para el control de áfidos.

  Fuente: Webb et al., 2016.

Ingrediente activo

Modo de Acción IRAC

Tiamethoxam

4A

Imidacloprid

4A

Permetrina*

3A

Acetamiprid

4A

Azadiractina

Desconocido

Clotianidina

4A

Flonicamid

9C

Bifentrina

3A

Sulfoxaflor

4C

Naled

1B

Buprofezin

16

Diametoato

1B

Pimetrozina*

9B

Malatión

1B

Spirotetramat

23

Oxidemeton-metil

1B

Zeta-cypermetrina

3A

Aceite

--

Dinotefuran*

4A

Flupyradifurone

4D

Extracto de aceite de neem

Desconocido

Cyazypyr*

28

Lambda cihalotrina

3A

Pirimicarb*

1A

  *Recomendados en específico para pulgón del repollo

Cita correcta de este artículo

INTAGRI. 2017. Manejo Integrado del Pulgón del Repollo. Serie Fitosanidad. Núm. 99. Artículos Técnicos de INTAGRI. México. 5 p.

Fuentes consultadas

  • Gill, H. K.; Garg, H.; Gillett, K. J. 2016. Cabbage Aphid (Brevicoryne brassicae Linnaeus (Insecta: Hemiptera: Aphididae). Universidad de Florida. Florida, EE. UU. 5 p.
  • González, M. M. A.; Salas, A. M. D.; Martínez, J. O. A. 2015.  Densidad Poblacional del Pulgón Cenizo de la Col Brevicoryne brassicae (L.) (Hemiptera: Aphididae)  y su Relación con la Temperatura y su Parasitoide Diaeretiella rapae (M´Intosch) (Hemyptera: Aphidiidae), en el Cultivo de Brócoli en el Bajío, México. Entomología Mexicana. 2: 423-428 p.
  • Olivares, P. N. 2017. Plagas en Hortalizas: Pulgón de las Crucíferas. Instituto de Investigaciones Agropecuarias. Ficha Técnica 14. 2 p.
  • Umina, P.; Hangartner, S. 2015. Cabbage aphid Brevicoryne brassicae. PestNotes. 7 p.
Webb, S. E.; Niño, A.; Smith, H.A. 2016. Manejo de Insectos en Crucíferas (Cultivos de Coles) (Brócoli, Repollo, Coliflor, Col, Col Rizada, Mostaza, Rábano, Nabos). Universidad de Florida. Florida, EE. UU. 30 p.
2do Congreso Internacional de Fitosanidad en Hortalizas

Redes Sociales:

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este documento sin previa autorización de Intagri, S.C.

Artículos Relacionados


Evolución de Técnicas de Diagnóstico de Virus Fitopatógenos

Evolución de Técnicas de Diagnóstico de Virus Fitopatógenos

A diferencia de otros patógenos vegetales, el manejo de las enfermedades virales, basados en métodos directos, como el uso de viricidas para su control, no se han desarrollado a la fecha, por lo tanto, las enfermedades virales se combaten con estrategias indirectas, como el combate al insecto vector, eliminación las plantas enfermas, evitar la siembra de semillas infectadas.

1241 Visitas
Comentarios

Compartir en Redes Sociales:


Comentarios

Aún no hay comentarios sobre el artículo